Policiales

Interna sindical: el eje La Plata-Rosario

Ataque en el Cordón: “Un trabajo para la Uocra”

El tercer sospechoso de asesinar a Juan Garcilazo y de intentarlo con su cuñado Julio Galván en Puerto San Martín fue acusado como coautor. Afirman que fue el chofer de los sicarios. Fiscalía investiga hipótesis de que el ataque fue instigado

Fotos: Pablo Soria.

Por Pablo Soria y Bruno Bettiol

El tercer sospechoso de participar en el ataque a dirigentes de la Uocra en Puerto General San Martín que se cobró la vida de un hombre y dejó a otro herido llegó este viernes a los Tribunales de San Lorenzo para someterse a una audiencia imputativa. Juan Manuel E., alias Puca y domiciliado en barrio Tablada de Rosario, fue acusado por el fiscal Leandro Lucente como coautor del homicidio de Juan Garcilazo y de atentar contra la vida de su cuñado, Julio Galván, la madrugada del 12 de marzo pasado en Puerto General San Martín. Esa noche fueron capturados casi in fraganti dos hombres que ya fueron imputados y permanecen detenidos. La hipótesis de crimen por encargo en el marco de una interna sindical cobra fuerza: según se desprende de peritajes la mano de obra fue a concretar “un trabajo para la Uocra” a pedido de un instigador.

El 12 de marzo pasado Galván esperaba con su cuñado Garcilazo –sus casas eran linderas– la llegada de un auto. Tenían que viajar a la capital bonaerense, ya que desde hace algunos meses la seccional de Uocra en La Plata había sido intervenida por la conducción nacional, la cual puso en ese lugar estratégico a Carlos Vergara, titular de la seccional Rosario y vinculado con Galván. Esto pasó luego de que apresaran al histórico sindicalista platense Juan Pablo “Pata” Medina, acusado de lavado de dinero, entre otros delitos. Hasta ese lugar de la zona norte del cordón industrial llegó una Renault Kangoo roja. No era el vehículo que los cuñados esperaban: sus ocupantes se bajaron, gritaron “Julio” y comenzaron a tirar. Garcilazo, de 44 años, cayó agonizante y Galván (de 53), ya herido se metió en su casa donde uno de los tiradores lo persiguió: siguió gatillando frente a la pareja y el hijo del sindicalista, pero los últimos tiros no salieron. Casi en el acto, a pocos metros de la escena del crimen, fueron detenidos Diego M. y Axel S.

Este miércoles por la noche uniformados de la Delegación Rosario de la Policía Federal atraparon en Juan Canals y San Martín de Rosario a Puca, el tercer hombre, un joven de 29 años cuyos allegados afirmaron que tenía intención de entregarse. Este muchacho está sindicado de ser el encargado de la logística del ataque. Lucente le atribuyó haber sido coautor de homicidio calificado y tentativa de homicidio y lo sindicó de ser quien condujo en la Kangoo roja a los matadores para luego huir cuando vio llegar a la Policía. El fiscal Lucente expresó a El Ciudadano que las evidencias que incriminan a Puca surgieron de peritajes telefónicos a partir del celular secuestrado a uno de los detenidos, y del seguimiento del teléfono del acusado, que se demostró “pasó cerca del lugar del hecho y tuvo actividad en el momento que ocurrió”.

“Puca esperaba a ambos ejecutores arriba de la camioneta y cuando interviene el personal policial fugó”, dijo Lucente.

La abogada defensora Romina Bedetti alegó que Puca se encontraba embarcado y trabajando al momento del ataque e intentó desligarlo del hecho.

Una vez concretada la acusación, el juez Eduardo Filocco dictó la prisión preventiva para Puca por el plazo de ley hasta se realice la audiencia preliminar al juicio. El mismo destino que Diego M. y Axel S., los otros dos acusados, en su caso de ser autores materiales del ataque.

“Un trabajo para la Uocra”

La hipótesis de un crimen por encargo en el marco de disputas en el seno de la Uocra luego de la intervención por los manejos oscuros del Pata Medina asoma como la línea principal en la investigación de Lucente. Y es que el fiscal no descarta que haya un instigador o ideólogo detrás del crimen, cuyo blanco –según investigadores– en principio era Julio Galván, pero Garcilazo puso el cuerpo a la balas ya que fue el primero en salir de la casa.

En el expediente consta un mensaje de texto de Axel S. –quien tal como reveló este diario está ligado con la banda del afil de Los Monos en barrio Tablada, Rubén “Tubi” Segovia– a la novia sobre que iba a hacer “un trabajo para la Uocra”, confió una fuente del caso. En tanto que en ninguna de las dos audiencias se habló de un botín de dinero: una versión nunca confirmada daba cuenta de que en realidad el móvil del ataque había sido el robo de una suma que las víctimas transportarían a La Plata. “Hay menciones de una instigación y se está trabajando esa hipótesis”, dijo Lucente.

Si te gustó esta nota, compartila