El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Astore bancó a Gamboa, ratificó a Bernardi y aseguró que habrá una auditoría externa

Ignacio Astore asumió la presidencia de Newell’s hace dos días. Y como siempre sucede en estos casos, los primeros días tienen una intensidad lógica. El ex médico leproso encaró dos situaciones primordiales que le preocupan: el fútbol y la economía


Ignacio Astore asumió la presidencia de Newell’s hace dos días. Y como siempre sucede en estos casos, los primeros días tienen una intensidad lógica. El ex médico leproso encaró dos situaciones primordiales que le preocupan: el fútbol y la economía.

“Estoy arriba de ánimo, con mucho trabajo, mucha actividad y muchas cosas por hacer. Pero no estoy disfrutando nada, sino que estoy ocupado y preocupado en lo que el socio necesita y por lo que nos votaron”, destacó Astore en diálogo con Zapping Sports, por Radio 2.

Astore charló brevemente el lunes con Gamboa y el plantel, y por estas horas tendrá una charla más profunda con el entrenador leproso, aunque su continuidad no está en duda.

“Gamboa estuvo en nuestra asunción porque es una personalidad del club. Y en el vestuario, el lunes, lo noté con la misma personalidad de siempre, con la calentura de siempre: se calienta hasta cuando ganaste. Gritaba para todos lados como si hubiera perdido”, confió el presidente leproso.

Y fue terminante con el apoyo: “Está bueno apostarle a Gamboa, es una persona que recién empieza a tomar el mando”.

Otro tema que generaba duda era la continuidad de Lucas Bernardi, quien asumió como Gerente de Fútbol hace dos meses. Astore tuvo a su lado en la campaña a Julio Saldaña, su hombre de confianza en el tema fútbol, pero también ratificó al ex Mónaco en el cargo. Y esa ratificación no es casualidad, antes de aceptar el cargo, Bernardi se había sentado con Astore y con Concina para tener el apoyo si alguno de ellos ganaba las elecciones.

“Saldaña ya estuvo reunido con Bernardi y son roles distintos. Julio es un hombre emblemático, que ha ganado estrellas, que es muy respetado al igual que Lucas. No creo que haya tantos inconvenientes para amalgamar y formar grupos de trabajo”, destacó el mandamás rojinegro.

Ya agregó: “Si pude sumar gente en lo político, no veo por qué no podemos sumar gente en el futbolístico. Dejemos de joder con los límites de Newell’s y dedir este sí o este no. Les pido a todos una cuota de humildad porque el club está por delante de todos nosotros”.

“No hay que correr a nadie: la idea es trabajar de forma cordial. Es indudable que entró hace dos meses y no pudo mostrar su impronta, pensamos que podemos amalgamarnos y hacer una institución distinta”, concluyó sobre Bernardi.

En cuanto a lo económico-financiero, el presidente leproso aún espera por tener un mejor panorama de los números, y además contrató a un estudio externo a cargo del contador Andrés Vitta para hacer una auditoría. “Vamos a hacer una auditoría contable con un estudio tercerizado para ver, en dos meses, cómo está la institución. De a poco iremos haciendo frente a todos y nos iremos interiorizando de cómo está el club”, confió.

En ese sentido, fuentes cercanas a la actual dirigencia reconocieron que la idea primordial es tener un pantallazo inicial del pasivo, que sería entre 10 y 12 millones de dólares.

Esta cifran no debería sorprender, ya que en el último Balance 2019/20 aprobado, la deuda rondaba los 8,5 millones de dólares, incluyendo 1,5 millones del fideicomiso que luego se cancelaron.

Pero la pandemia pegó duro a todas las tesorerías, y desde marzo de 2020 la dirigencia acordó con los jugadores de mayores contratos y entrenadores prorratear parte de sus contratos, lo que sumaría 1,5 millón de dólares.

Además, Newell’s adquirió 8,5 hectáreas adyacentes a Bella Vista para una futura sede social y deportiva, de las cuales pagó 600 mil dólares, pero aún deberá abonar cerca de 1,5 millón más, aunque está obligación, como otras, no son para el corto plazo.

Si bien la dirigencia pretende tener un pantallazo de lo actual, no descartan una auditoría que incluso llegue hasta 2008, fecha en la que asumió Guillermo Lorente y tuvo que asumir la deuda de la era López, que tras el Salvataje Financiero quedó en 14 millones de dólares. Ese monto quedó cancelado en abril, lo que hoy le permite a la dirigencia tener independencia a la hora de asumir deudas y vender activos.

Comentarios