Coronavirus, Mundo

Otra china

Arribó al país una primera tanda de vacunas del laboratorio CanSino

Son 200 mil dosis que serán distribuidas en las provincias, en el marco del esquema nacional de inmunización. El contrato total para 2021 es por 5,4 millones de vacunas. Este suero es de aplicación única, precisa el informe oficial


Un cargamento de 200.000 dosis de la vacuna Convidecia, desarrollada por el laboratorio chino Cansino Biologics INC., arribó en la madrugada del viernes al aeropuerto de Ezeiza, en un vuelo de la línea aérea Qatar Airways, en el marco del Plan Estratégico de Vacunación del Gobierno nacional contra el coronavirus.

El cargamento con las 200.000 dosis llegaron a las 2.20 a Ezeiza, en el vuelo QR8157 de Qatar, se informó oficialmente.

Según se explicó, se trata de la “primera partida de un contrato que contempla el envío de 5,4 millones de dosis en el transcurso de este año”, tal como anticipó días atrás en una conferencia de prensa la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Este suero es de aplicación única, precisa el informe oficial.

La vacuna Convidecia es un inmunizante desarrollado por el laboratorio chino Cansino Biologics Inc que se aplica en una sola dosis y que, después de los 28 días, tuvo una eficacia superior al 65% contra Covid-19 sintomático y más del 90% contra la enfermedad grave.

Según información de sus desarrolladores, a los 14 días de la aplicación Convidecia tuvo una eficacia del 68,83% en la prevención de todas las enfermedades Covid-19 sintomáticas y un 95,47% de eficacia en la prevención de la enfermedad grave.

En tanto, pasados los 28 días, presentó una eficacia del 65,28% contra todas las enfermedades sintomáticas y 90,07% de eficacia en la prevención de la enfermedad grave.

El ensayo clínico de fase III de Ad5-nCoV ha vacunado a más de 40.000 voluntarios en 78 centros de ensayos clínicos en cinco países de tres continentes.

Las reacciones adversas más comunes después de la vacunación son fiebre, enrojecimiento, hinchazón y dolor en el lugar de la vacunación.

Por lo general, una reacción puede aliviarse por sí sola en 96 horas y no se requiere ningún tratamiento especial.

Se trata de una vacuna que utiliza el adenovirus humano 5 (que causa resfrío común) como vector viral no replicativo para transportar la proteína Spike del coronavirus.

Cuando la vacuna ingresa al organismo, el adenovirus 5 no se replica por lo que no causa enfermedad y una vez que ingresó en las células, el gen se transcribe para expresar la proteína S, que actúa como un antígeno que desencadena la respuesta inmunitaria del huésped.

Es un tipo de vacuna que ya se desarrolló con éxito contra otras enfermedades, como el ébola.

La vacuna necesita de una temperatura de 2 a 8 grados centígrados para su conservación, lo que implica una ventaja para la logística.

Chile fue el primer país sudamericano en aprobar el uso de esa vacuna, luego de México, Pakistán, China y Hungría.

Desde el inicio de la campaña, la Argentina recibió un total de 42.801.930 vacunas, de las cuales 14.768.000 corresponden a Sinopharm; 11.868.830 a Sputnik V (9.375.670 del componente 1 y 2.493.160 del componente 2); 9.941.100 a las de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina; 3.500.000 a Moderna; 1.944.000 a AstraZeneca por el mecanismo COVAX de la OMS y 580.000 a AstraZeneca-Covishield, y ahora 200.000 de Cansino.

De acuerdo con los datos del Monitor Público de Vacunación, hasta este viernes a la mañana se habían distribuido 38.572.954 de dosis de vacunas en todo el territorio nacional, al tiempo que se aplicaron 33.825.576.

De ese total, 25.840.629 personas fueron inoculadas con la primera dosis y 7.984.947 cuentan con el esquema completo de vacunación.

Comentarios