Ciudad, Edición Impresa

Taxis: avanza el nuevo método para definir las tarifas

Los ediles dieron despacho a un informe elaborado por el EMR y la universidad. Choferes insisten con 65 % de aumento.


El secretario de Servicios Públicos del municipio, Pablo Seghezzo, calificó de “exagerado” el aumento del 65 por ciento que piden los taxistas e insistió en la necesidad de realizar un estudio de costos con la nueva metodología que finalmente ayer obtuvo dictamen de comisión en el Concejo y el jueves se tratará en el recinto. El informe fue confeccionado en forma conjunta por el Ente de la Movilidad Rosario (EMR) y la Facultad de Ciencias Económicas y Estadísticas de la UNR.

Un punto que fue cuestionado por los ediles tiene que ver con la calidad del servicio. Al respecto, Seghezzo coincidió: “Entendemos que el servicio tiene que mejorar. La demanda está superando a la oferta. Por lo tanto, tenemos que tomar las medidas necesarias para que el servicio se adecue a la demanda”.

Y detalló que en la actualidad existen 3.664 placas de taxis registradas, lo cual, en base a la ordenanza que estima tres taxis por cada mil personas, debería ser suficiente. Sin embargo, la realidad es otra, sobre todo los feriados, días de lluvia y fines de semana. “Hay que tener en cuenta que estas son ordenanzas muy antiguas, cuando las costumbres del rosarino eran muy diversas”, dijo refiriéndose a la ausencia, por entonces, de los shoppings y el casino, entre otros nuevos espacios de gran convocatoria.

Además, Seghezzo estimó necesario fijar y cumplir con una cantidad de días a trabajar por año. “Estimamos que se deben garantizar 284 días al año. Este número se saca en base a semanas de trabajo de 6 días y un franco, sumado a las licencias reglamentarias, que por la antigüedad es de 14 días, más un pequeño porcentaje de ausentismo”, señaló.

Reunión

La reunión de ayer estuvo presidida por el edil del bloque Socialista, Manuel Sciutto, quien estuvo acompañado por Pablo Colono, de la misma bancada; Oscar Greppi, de Coalición Cívica-ARI; Osvaldo Miatello, de Encuentro por Rosario-PJ; María Eugenia Schmuck, del bloque Radical; y Norma López, del Frente para la Victoria.

Allí acordó otorgar despacho al informe confeccionado en forma conjunta por el Ente de la Movilidad Rosario (EMR) y la Facultad de Ciencias Económicas y Estadísticas de la UNR.

Sciutto afirmó que se consideró incorporar en el cálculo 16 horas laborables al día por cada unidad y además se tuvo en cuenta el planteo del Frente para la Victoria que busca evitar jornadas de 12 horas de los peones.

En ese sentido, López reclamó que desde el Departamento Ejecutivo se instrumenten mecanismos de control adecuados para dar cumplimiento a jornadas laborales de 8 horas para los choferes, a lo que el presidente de la comisión contestó que “si bien el cálculo de costos se hace sobre 16 horas diarias (dos jornadas de ocho horas), no se puede evitar que en un futuro haya trabajadores que quieran trabajar horas extras”, como ocurre en otros rubros.

Por su parte Schmuck diferenció “variables de constantes” en cuanto a los puntos para ser tenidos en cuenta en la nueva metodología de cálculos, y propuso que “los titulares informen cuando tengan la unidad fuera de servicio –por desperfectos mecánicos, reparación u otros– aún cuando sea tan sólo un día de inactividad”, porque esa variable también influirá en el costo del servicio.

López reclamó que se haga cumplir la ordenanza que obliga a la incorporación de GPS tanto como medio de control sobre la actividad de las unidades de taxi como para cuestiones vinculadas a la seguridad, según una ordenanza de autoría del justicialista Osvaldo Miatello.

Críticas del gremio taxista

Durante la reunión, los ediles también recibieron a las organizaciones Taxistas Autoconvocados, Asociación Taxistas Unidos de Rosario, Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) y la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis Rosario (Catiltar), y el Sindicato de Peones de Taxis.

Sciutto les aclaró que en ese momento sólo se estaba tratando la nueva metodología de cálculos y no se trataba el estudio de costos. “La próxima semana estaremos de nuevo acá”, expresó el secretario general del sindicato, Horacio Boix, a lo que luego dijo Mario Cesca, titular de Atti: “Necesitamos que la tarifa incluya el incremento de los salarios de los peones”.

Además de exigir el aumento de la tarifa, los dirigentes del sector expresaron sus reparos y críticas al nuevo método por varios puntos, principalmente el que señala el cálculo sobre 284 días laborales –según el informe que obtuvo despacho– cuando ellos pretenden que sean 268. “No sólo sufrimos días de inactividad por cuestiones mecánicas, sino que muchas veces somos víctimas de la burocracia de la Municipalidad, ya que realizar trámites (multas y demás) a veces nos demanda días con el auto parado”, se quejaron.

Los ediles les explicaron que cada mes, el Ente de la Movilidad Rosario enviará un informe de seguimiento para evaluar el nuevo cálculo de costos y en todo caso se podrán rectificar las variables utilizadas en la metodología.

Por su parte, Boix señaló a este medio que en la ciudad hacen falta unos “600 a 700 choferes, para poder cumplir con el servicio a pleno. Pero nadie quiere trabajar de taxista porque tenemos un mal salario y una seguridad que no se revierte. A este paso, sin mejoras salariales, es imposible mejorar el servicio y sumar choferes”.

Comentarios