Policiales

Asociación ilícita y lavado

Alianza Pillín-Vergara: detalles de los negociados que, acusan, tenían Uocra Rosario y la barra de Central

La audiencia que tuvo como protagonistas al jefe de la barrabrava del Canalla y al secretario general de los albañiles locales, entre otros protagonistas, dejó entrever un andamiaje de aprietes y negociados. Se reanuda el próximo lunes la acusación


A mediados del 2020 Andrés Pillín Bracamonte fue imputado por el fiscal Miguel Moreno por lavado de activos. En ese entonces, para el fiscal la vida económica de Pillín estaba vinculada a su ascenso como jefe de la barra de Rosario Central. Ahora, el señalado mandamás del paravalanchas canalla fue nuevamente imputado, esta vez junto al secretario general de la Uocra Rosario Carlos Vergara y otras personas, varias de ellas integrantes del gremio. Según la fiscalía, utilizaban un violento mecanismo para introducir servicios de la empresa Vanefra SRL en obras donde intervenía Uocra, lo que se amplió a la ubicación de personal y el negocio de las viandas.

Dijo que en un primer momento Bracamonte utilizó personas de su confianza como prestanombres y administradores, como su esposa, de la que se divorció, también su hijo y su suegra. Luego adquirió o creó empresas que tienen amplísimos objetos comerciales, a través de las cuales puso en circulación en el mercado bienes provenientes de presuntas amenazas coactivas, extorsiones, junto a posibles maniobras defraudatorias desde su posición de jefe en la barrabrava de Central, con el objetivo de que esos bienes adquieran la apariencia de un origen lícito, contó en aquella imputación.

La veta comercial de Bracamonte

Pillín aparece como socio de cuatro firmas. En la imputación se afirmó que la discordancia entre el respaldo legal de sus actividades comerciales y el verdadero origen de los bienes identificados, su vinculación a delitos de amenazas coactivas contra personal del club Rosario Central, hecho por el que fue condenado en fecha 7 de diciembre de 2009 a 2 años de prisión efectiva. Su evidente influencia y poder dentro de la entidad auriazul, la utilización de sus empresas para adquirir bienes de lujo y transferir a su cuenta grandes sumas de dinero, la facturación de ventas que resultan sospechosas habilitan a la Fiscalía a sostener la probable comisión del delito de lavado de activos por parte del imputado, conducta que se evidencia practicada con habitualidad y cuyo inicio coincide con su ascenso a jefe de la barrabrava de Rosario Central, dijo Moreno.

Pillín: poder en el paravalancha y crecimiento patrimonial, los dos ejes de la imputación fiscal

Si bien esta causa siguió en trámite, la medida cautelar que recayó sobre Bracamonte en ese entonces fue revocada por la Justicia. Ahora , tras una nueva detención el fiscal Moreno imputó otra vez a Bracamonte.

Vanefra impuesta por la fuerza

El funcionario recordó que, en relación a Vanefra SRL -de la que Pillín figuraba como socio-, “hay evidentes inconsistencias entre la actividad declarada y los activos incorporados”. Lo imputó de utilizar esa firma como vehículo e instrumento del negocio del monopolio de la prestación de servicios a las empresas de la zona norte del cordón industrial de Rosario, impuesto a través de extorsiones y de acuerdos venales con los dirigentes de la Uocra.

Se identificó a personal integrante de la Uocra como las personas que forzaban a la empresa constructora a contratar los servicios de Vanefra. También contó que una testigo dijo que el sindicato pidió a una firma dedicada a la automatización y montajes eléctricos que debía hacer una obra en una planta industrial en Timbúes una “colaboración”, para cubrir gastos de un evento; a cambio le entregaron una factura de Vanefra SRL. Hecho similar pasó con una constructora donde la Uocra solicitó un baño químico y recomendó la firma Vanefra SRL, circunstancias similares se dieron con al menos otras cuatro empresas.

Estas acciones y este modelo de maniobra, que se vincula directamente con los hechos actuales imputados bajo la intimación de asociación ilícita, se remontan al año 2018, explicó. Así, se constituyen en elementos que contribuyen a explicar los incrementos patrimoniales desmedidos, oportunamente imputados, cuyos delitos determinantes agregan, a los actos de usufructo ilegal del tesoro de Central, la explotación de la alianza ilícita y venal entre Bracamonte y los integrantes de la Uocra imputados, dijo el fiscal.

A Pillín también lo imputó de haber amedrentado a un colaborador de la Uocra en una comida en un restaurante de Rosario, cuando se lo cruzó en el baño en febrero de este año. “Pará, yo te dije que te iba a sacar de San Lorenzo, y te iba a sacar de Villa y voy por vos y por tu familia” y le agregó: “Nunca te quisiste alinear con nosotros, ahora bancatela”, siempre según la Fiscalía. Moreno explicó que alinearse implicaba formar parte de la organización y obedecer a Bracamonte y a personas de su entorno.

Detuvieron a Andrés “Pillín” Bracamonte en el marco de una causa por lavado de activos

Las viandas y la Uocra

Un capítulo aparte el fiscal le dedicó al negocio de las viandas. Contó que tras la primera imputación por lavado de activos, más precisamente a mediados del 2021, Bracamonte y Fernando Rigiracciolo, usando como prestanombre a la esposa del segundo, fundaron la firma Ferce SRL, que entre sus actividades ofrece el servicio de preparación de comidas para empresas y eventos.

Desde entonces, al monopolio de la contratación de servicios de obra, impuesto a la fuerza por la sociedad Bracamonte-Uocra, se suma la imposición de la compra de viandas, dijo el fiscal.

Esta maniobra incluyó la reconversión de Vanefra SRL en ATE Servicios Integrales SRL, incorporando al objeto social “servicio de preparación de comidas para empresas y eventos”, añadió Moreno.

Otros hechos delictivos

Además, Pillín y el secretario general de la Uocra fueron imputados junto a Carlos Marcelo “Perico” P., delegado y “colaborador” del gremio en San Lorenzo, de imponer colaboraciones dinerarias a cambio de no ejercer medidas de fuerza en una planta de aquella localidad. Mientras que al gerente de compras de otra firma le pidieron un millón de pesos.

Otro de los imputados fue Juan Manuel E., quien según la acusación ordenó el amedrentamiento de un hombre que se desempeñaba como colaborador de la Uocra en Villa Constitución y Venado Tuerto, cuando en agosto pasado se encontraba en una estación de servicios ubicada en la primera localidad. El mismo que Pillín amedrentó en un restaurante rosarino en febrero pasado, explicó.

Además imputaron a Juan Manuel E. y Cristian D. por un hecho ocurrido en octubre de este año, cuando seis personas llegaron a una obra en Villa Constitución, localizaron al capataz y le exigieron bajo amenazas que hablara con Juan Manuel E. y Cristian D; la víctima dijo que no podía en ese momento.

La empresa para la que trabajaba el capataz le había entregado a Uocra una camioneta que rompieron, entonces la firma le dijo al trabajador que la fuera a buscar. Tras esta situación se presentaron las personas identificadas con el gremio en la obra y lo obligaron a ir a la Uocra, adonde fue acompañado por dos de los seis visitantes. En la sede gremial fue intimidado por los dos imputados para que entregara la camioneta, dijo el fiscal. A ello se sumó una imputación por amedrentar al capataz para que lleve gente de la obra a una movilización en Puerto General San Martín.

Otro de los hechos fue imputado a Vergara, Raúl M., Juan Manuel E., Luciano G. y Cristian Raúl D., sindicados haber participado en el hecho ocurrido el 8 de septiembre en el gremio de Villa Constitución, adonde llegaron unas 40 o 50 personas con Luciano G. como líder a amenazar las personas  se manifestaban en el lugar reclamando por la bolsa de trabajo.

El fiscal contó que en esa oportunidad habían sido elegidas para ocupar las vacantes personas pertenecientes a la hinchada de Rosario Central y domiciliados en Villa Gobernador Gálvez, excluyendo a los residentes de Villa Constitución.

Comentarios