Coronavirus, Política

Pandemia Covid-19

Alberto Fernández anunció que la cuarentena sigue hasta el 26 pero abren etapa de flexibilización

El presidente explicó que “según las proyecciones iniciales deberíamos tener más de 40.000 contagios, si no hubiéramos implementado la cuarentena”, cuando por estas horas todavía no se llegó a los 2.000. “Quise comparar los resultados para que todos veamos que esto tiene sentido”


El presidente Alberto Fernández anunció este viernes a la noche que mantendrá las mismas condiciones de la cuarentena vigente en el país hasta el 26 de abril para evitar la propagación del coronavirus, pero al mismo tiempo abrió la puerta para una apertura, o flexibilización, que será coordinada entre el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y los gobernadores, a partir del lunes próximo.

En una conferencia de prensa donde apareció acompañado por los ministros del Interior, Wado De Pedro, y de Salud, Ginés González García,  además de Cafiero, el presidente utilizó el primer tiempo de su exposición para  hacer un amplio recorrido por las estadísticas comparadas de infectados y muertos en distintos países, en especial Chile, Brasil y algunos estados europeos.

Al finalizar, Fernández dijo: “Todo esto demuestra que la cuarentena tiene sentido, que hemos acotado mucho la velocidad del contagio pero estamos muy lejos de derrotar a la enfermedad”, y agregó: “Nadie sabe cuándo va a terminar este martirio”.

El presidente explicó que “según las proyecciones iniciales deberíamos tener más de 40.000 contagios, si no hubiéramos implementado la cuarentena”, cuando por estas horas todavía no se llegó a los 2.000.

“Quise comparar los resultados para que todos veamos que esto tiene sentido”, reafirmó y abundó: “Quiero demostrarles que no fue en vano quedarse en casa, que nos alivió el problema que aún existe”.

Segunda etapa

“Hemos decidido seguir con la cuerentena en los mismos términos que existen hoy”, afirmó el presidente y explicó que no habrá cambios “en las grandes ciudades, en los grandes centros urbanos”. Al mismo tiempo, Fernández habló de la apertura de una segunda etapa, en la que Santiago Cafiero será el encargado de evaluar junto a gobernadores la flexibilización de la cuarentena en determinadas actividades y en ciertos lugares del país, en especial poblaciones de pocos habitantes.

A manera de adelanto, Fernández nombró a los tallares mecánicos para componer autos oficiales, gomerías, lo que ya se sabía de la actividad bancaria, que volverá el lunes con un régimen de turnos, y también habló de un tiempo para hacer actividad física que también deberá ser coordinado.

“El jefe de Gabinete será quien administrará la cuarentena”, dijo el presidente y agregó que “habrá actividades que se van a permitir”, pero siempre con la decisión última del gobierno nacional.

“Vamos a esperar qué nos dicen los gobernadores”, dijo cuando se le pidió precisiones sobre la desregulación de ciertas actividades y en determinados lugares.

“Estamos lejos de haber llegado a la meta”, dijo Fernández en el final y llamó a “no relajarse”.

“Nadie se salva solo”

Más temprano, el presidente participó por medio del sistema de videoconferencia desde la Quinta de Olivos, de la primera cumbre virtual de líderes progresistas del Grupo de Puebla sobre las consecuencias del Covid-19. “Entre la economía y la salud de la gente, yo elegí la salud. Una economía que se cae el 11% se puede volver a levantar. Un hombre o una mujer que muere, no”, dijo el presidente en su intervención, al inicio de las deliberaciones de la agrupación que reúne a 14 países de Latinoamérica y España desde Olivos.

En su discurso, Fernández manifestó que es necesario “impedir que la tragedia se profundice”, ya que “estamos siendo atacados por un ejército invisible”.

“Creo que si algo bueno podemos sacar de aquí en adelante es la necesidad de entender que aquí nadie se salva solo, como le gusta decir al Papa Francisco”, insistió.

Comentarios