Economía

Agroexportadoras liquidaron US$ 1501 millones en marzo: impacto en la economía y perspectivas del sector

El aumento en la liquidación de divisas se atribuye al nuevo régimen de dólar exportador implementado desde diciembre de 2023, así como a los precios internacionales desfavorables y a los movimientos macroeconómicos del gobierno actual


Durante el mes de marzo, las empresas del sector agroexportador argentino liquidaron un total de US$ 1.501 millones de dólares, según informaron la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC). Esta cifra representa un aumento del 22% en comparación con el mismo mes del año anterior y un incremento del 61% respecto al acumulado del año en relación con el año anterior.

El aumento en la liquidación de divisas se atribuye al nuevo régimen de dólar exportador implementado desde diciembre de 2023, así como a los precios internacionales desfavorables y a los movimientos macroeconómicos del gobierno actual, que influyen en las decisiones de venta de la oferta de granos.

Según explicaron las entidades representativas del sector, la liquidación de divisas está estrechamente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados o procesados en productos industriales como harinas, aceites, biocombustibles o pellets. Este ingreso de divisas permite mantener la compra de granos a los productores al mejor precio posible.

Aunque existe una anticipación en la liquidación de divisas que puede variar de 30 a 90 días dependiendo del tipo de producto y del momento de la campaña, no se registran retrasos significativos en este proceso.

Gustavo Idígoras, presidente de CIARA-CEC, destacó que el ingreso de divisas del trimestre reflejó una fuerte disminución de los precios internacionales del trigo y el maíz, así como una oferta relativa baja de granos. Sin embargo, señaló que las comparaciones estadísticas entre diferentes períodos pueden ser imprecisas debido a la influencia de diversos factores externos en el ciclo comercial de los granos.

En cuanto a las perspectivas del sector, se espera un segundo trimestre fuerte en términos de ingreso de divisas provenientes del campo, especialmente por la cosecha gruesa. Sin embargo, estas expectativas están condicionadas por los precios internacionales a la baja y la pérdida relativa de competitividad del tipo de cambio.

En este contexto, los productores se enfrentan al desafío de la inflación en dólares en el costo de los insumos, mientras que el gobierno ha reiterado su compromiso de mantener una devaluación controlada. La cadena agroindustrial estima liquidar alrededor del 56% de la campaña entre marzo y agosto, lo que representa un importante flujo de divisas para la economía nacional.

La producción de soja para la campaña 2023/24 se proyecta en 50 millones de toneladas, lo que supone un notable incremento respecto a la campaña anterior, impulsada tanto por el aumento de la superficie cosechada como por el incremento en los rendimientos, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Comentarios