Gremiales, Política, Región

está previsto para el 12 de enero

Agilizan gestiones para evitar desalojo de Ingenio Las Toscas

En el Ingenio Las Toscas peligran los puestos de 27 trabajadores de planta, y alrededor de 250 empleos temporales durante la temporada de fabricación de azúcar.


El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini, encabezó este miércoles una reunión por el conflicto laboral suscitado ante el inminente desalojo en el Ingenio Las Toscas, previsto para el próximo 12 de enero.

En el Ingenio peligran los puestos de 27 trabajadores de planta, y alrededor de 250 empleos temporales durante la temporada de fabricación de azúcar.

En 2016 la firma Massaro S.A, propietaria del Ingenio, se declaró en quiebra y el próximo 12 de enero se ejecutará la orden judicial que procederá al desalojo de la planta, hoy administrada por la empresa Snaider. Dicha situación pone en duda la continuidad laboral de los trabajadores del ingenio y el de otras actividades vinculadas con la producción azucarera.

Genesini explicó: “Vinimos a Las Toscas para interiorizarnos de la situación porque sin duda que el ingenio y la actividad de la caña de azúcar es un motor fundamental de la economía de la región. Por eso queríamos venir a conocer de primera mano lo que estaba aconteciendo”.

“Nos encontramos con los trabajadores para escuchar sus inquietudes, conocer su situación y, por supuesto, manifestarles que el Ministerio de Trabajo está a disposición para contribuir a encontrar salidas superadoras a esta situación”.

“Nosotros, más allá de las cuestiones jurídicas, en toda esta situación, donde hay trabajadores comprometidos, creemos que hay una cuestión social que debe ser atendida. En ese sentido nos comprometemos a tratar de transmitir a la sindicatura y al juez todo lo que nos han planteado en estas reuniones y cuál es la aspiración del conjunto de actores, porque en definitiva quien va a resolver este asunto es la justicia”, continuó Genesini.

Luego, el titular de la cartera laboral agregó: “También interesaremos a funcionarios del gobierno nacional del ámbito de la producción, para que encontremos una solución lo mejor para todos y, por supuesto, que contemple el universo de relaciones jurídicas que implica una quiebra, porque el juez no va a resolver una quiebra que no contemple todos estos intereses”.

“Valoramos la buena voluntad de todas las partes para alcanzar una solución o una alternativa al conflicto que nos permita alcanzar una solución que sea viable para la continuidad productiva del sector y también para garantizar la continuidad de las fuentes de trabajo ante el advenimiento de la zafra”, finalizó Genesini.