Política

Cambio de mando

Afinan detalles para la segunda reunión por la transición provincial

El jueves, los representantes del gobernador electo Omar Perotti se reunirán con el ministro de Gobierno Pablo Farías. Desde el PJ esperan informes sobre la situación financiera de la provincia. El gobernador Lifschitz busca llevar tranquilidad: “Vamos a dejar una administración sana”


Farías recibirá a representantes de Perotti.

Los representantes del gobernador electo Omar Perotti se reunirán este jueves con el ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías, para continuar las negociaciones de la transición que derivará, el 10 de diciembre, en el traspaso de mando de parte del gobernador Miguel Lifschitz a su sucesor.

Será el segundo encuentro luego del triunfo de Perotti en las elecciones del 16 de junio; el primero había sido el 3 de julio, ocasión en que los delegados del próximo mandatario le dejaron a Farías un pliego con más de 50 preguntas sobre la situación administrativa y económica del Estado provincial.

Por parte de Perotti, asistirán a la reunión lo senadores provinciales Alcides Calvo y Armando Traferri, los diputados provinciales Roberto Mirabella y Leandro Busatto, la diputada nacional Silvina Frana y el ex ministro coordinador del segundo gobierno de Jorge Obeid, Rubén Michlig.

En la primera reunión, los delegados del gobernador electo reclamaron por escrito “información detallada” sobre la ejecución presupuestaria, la situación del Tesoro provincial, el stock de deuda, la masa salarial de los estatales, el déficit de la Caja de Jubilaciones y el financiamiento para los hospitales de Rosario, entre otros puntos.

A un mes de aquel encuentro, los referentes del mandatario electo esperan respuestas por parte del gobierno provincial a los requerimientos que dejaron por escrito. De todos modos, el propio Perotti anticipó –poco después de ganar las elecciones– que encargará una auditoría externa sobre las cuentas de la provincia, tal como hizo Hermes Binner en 2007 respecto de la gestión saliente del PJ.

La principal preocupación del próximo gobierno es sobre la situación económica y financiera del Estado santafesino. Sobre todo, a la luz de los números que se conocieron en los últimos días: la provincia cerró el primer semestre con un déficit de 7800 millones de pesos –producto de la caída de la recaudación propia y de la coparticipación federal–, aun cuando el presupuesto 2019 arrojaba un escenario equilibrado.

 

“Una provincia sana”

Este lunes, el gobernador Lifschitz buscó quitarle dramatismo a la transición al asegurar que “vamos a dejar una administración sana. Dejamos muchas acreencias, un bajo nivel de endeudamiento y un capital muy importante, que es una provincia en marcha. Hay muchos proyectos que están listos y eso es un gran ahorro de tiempo para el nuevo gobierno. En eso hemos avanzado muchísimo”.

Mientras tanto, los gremios estatales ATE y UPCN negocian con el gobierno la posibilidad de pasar a planta permanente al personal contratado: otro tema sobre el cual el PJ pidió informes a la provincia. El gobernador se refirió también a ese tema: “Es un reclamo de los gremios bastante habitual cuando finaliza una gestión. Pero, hasta ahora, no hemos tomado ninguna decisión; todas las decisiones que tengan impacto a futuro van a ser conversadas con el próximo gobierno”.

La semana pasada hubo una primera reunión entre funcionarios del Ministerio de Gobierno y representantes de ATE y UPCN. Desde el Ejecutivo, dejaron en claro que por la adhesión de la provincia a la ley de responsabilidad fiscal el margen de maniobra para pasar a planta a los contratados es acotado. De todos modos, el tema se seguirá negociando la semana próxima.

 

Las demandas

En la primera reunión de la transición, los delegados de Perotti entregaron un documento de seis carillas dirigido a Farías en el cual solicitan “información detallada” sobre la situación presupuestaria y financiera de la provincia y plantean que “en el marco de un proceso de transición, entendemos que deben extremarse los esfuerzos para que los actos administrativos y de gobierno respecto de los cuales rigen los principios de legalidad y ejecutoriedad, se ajusten a las normas relacionadas al régimen de responsabilidad fiscal y buenas prácticas en la administración”.

Entre otros puntos, piden detalles sobre el stock de Títulos Públicos en poder del Tesoro de enero a junio de 2019, el stock de deudas, las negociaciones por la deuda del gobierno nacional derivada del fallo de la Corte Suprema por la detracción del 15% sobre la coparticipación federal y estado procesal de la causa judicial vinculada a ese fallo.

Sobre la masa salarial del personal del Estado, el requerimiento abarca un detalle del costo total por escalafón (correspondientes al mes de junio de 2019), detalle y costo de los compromisos salariales asumidos en los acuerdos paritarios y los compromisos asumidos en paritarias sobre la incorporación a planta de personal (contratado, temporario u otras modalidades).

Otro ítem sobre el que se pide información son las licitaciones de obras públicas en trámite (detalle de obra, clasificada institucionalmente, monto total de la obra, crédito para el presente ejercicio, plazo de obra previsto y fuente de financiamiento), las que se encuentran en proceso licitatorio y pendientes de adjudicación, las adjudicadas y las que, aún finalizado el proceso de adjudicación y contrato, no se hayan iniciado.

Sobre la obra social IAPOS, se piden detalles respecto del estado de los convenios o contratos con los distintos prestadores de cada especialidad, indicando en cada caso los criterios de actualización de cantidades y valores; las deudas con el Tesoro, indicando el plazo de amortización previsto; y el estado de deuda con los principales prestadores.

También se piden informes sobre financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones, la evolución del déficit en el periodo 2015-2018 y el déficit proyectado para 2019. Además, los convenios firmados con ANSES para el financiamiento de ese déficit, el detalle de las transferencias realizadas por el gobierno nacional para atender el déficit y los saldos pendientes de transferencias correspondientes a ejercicios anteriores.

 

Del Frade quiere participar

El diputado provincial del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, quiere que la Legislatura se involucre en la transición con el argumento de que “no puede ser un proceso del que participen solamente algunos dirigentes”.

En esa línea, Del Frade ingresó a la Cámara de Diputados un proyecto de resolución por el cual pretende que se invite a los ministros del gabinete del gobernador Lifschitz para que brinden un detallado cuadro de situación de cada una de sus áreas, luego de cuatro años de gobierno y antes de hacer el traspaso a una administración de otro signo político.

En los fundamentos del proyecto, el legislador indica que como “está en juego el cuadro de situación del Estado santafesino en medio de un presente político, social, económico, financiero y cultural muy complicado”, es necesario “contar con la información para saber qué se hizo en estos cuatro años, qué cosas quedaron pendientes y qué realidad se percibe en la segunda mitad de 2019 de boca de las ministras y ministros del Poder Ejecutivo saliente”.

Comentarios