Espectáculos

Despedida

Adiós a la genial cineasta francesa Agnès Varda, referente del feminismo 

La realizadora francesa de origen belga, una de las pocas cineastas mujeres de la corriente cinematográfica conocida como Nouvelle Vague y galardonada con el Oscar honorífico en 2017, falleció este viernes a los 90 años, según informó su familia a través de un comunicado


La realizadora francesa de origen belga Agnès Varda, una de las pocas cineastas mujeres de la corriente cinematográfica conocida como Nouvelle Vague y galardonada con el Oscar honorífico en 2017, falleció este viernes a los 90 años, según informó su familia a través de un comunicado.

Nacida el 30 de mayo de 1928 en Ixelles, en los alrededores de Bruselas, Varda murió durante la madrugada en su casa y rodeada de sus seres queridos, producto del cáncer que la aquejaba.

Autora de películas como Cléo de 5 à 7 o L’une chante, l’autre pas, Varda nunca mostró deseos de interrumpir su impulso creativo, como lo demuestra su más reciente documental Varda par Agnès, estrenado este mismo año.


En su estreno, en la última Berlinale, la realizadora sí había anunciado que se retiraría del cine para concentrarse en sus instalaciones artísticas.

La genial directora fue, para muchos, la abuela de la Nouvelle Vague y una de las pocas mujeres que integró ese movimiento cultural que cuestionaba la estructura y el orden establecido del cine francés de los 60 y 70.

De enfoque feminista, su obra se codeó con otros exponentes como Jean-Luc Godard, François Truffaut, Éric Rohmer, Claude Chabrol, Alain Resnais o Jacques Demy. Con éste último, Varda estuvo casada hasta su fallecimiento en 1990.

La cineasta dio sus primeros pasos en los años 40 en la fotografía y en 1955 dirigió La Pointe courte, su primera película, unos años antes de que la nueva oleada de directores comenzara a revolucionar el cine francés.

Tuvo una carrera plagada de honores, como el mencionado Oscar hace dos años, el primero para una directora mujer, el Cesar de Honor del cine francés en 2001, el René-Clair de la Academia francesa en 2002 y la Palma de Oro honorífica en Cannes en 2015, entre otros.

Cineasta comprometida, Varda rodó además varios documentales políticos como: Hola cubanos (1963), Black Panthers (1968) y el film colectivo Loin du Vietnam (1967), y se sumó a la causa feminista con Una canta, la otra no (1977), sobre el aborto.

Ya sea filmando a un artista hippie en San Francisco (Tío Yanco, 1967) o a los muralistas de Los Ángeles (Mur Murs, 1981), la cineasta siempre dio muestras de una gran curiosidad por los demás. A la vez, construyó una diversa galería de retratos, desde sus amigos artistas hasta las viudas de la isla francesa de Noirmoutier.

Comentarios

10