Policiales

Administración fraudulenta

Acusan a comisario de Villa Cañas y a su ex por fraude de 10 millones

En la investigación figura que la mujer, empleada administrativa, desvió fondos de la empresa donde trabajaba en Villa Cañás durante un año. La suma millonaria no sólo iba a parar a su cuenta, también tenía como destino la de su ex, el jefe de la seccional de dicha ciudad, y la de su medio hermano


El fiscal Iván Raposo acusará al trío este viernes por el delito de administración fraudulenta.

Una empleada administrativa hizo una defraudación por unos 10 millones de pesos en la empresa de transporte y producción agropecuaria de Villa Cañás en la que trabajaba. El robo hormiga duró un año y lo llevó a cabo haciendo transferencias a su cuenta, a la de su ex pareja -quien resultó ser el comisario de dicha ciudad-, y a su medio hermano, el cual era el encargado de hacer “las inversiones”, dice la acusación.

El caso se conoció este miércoles luego de que el personal de Asuntos Internos  realizara nueve allanamientos en diferentes ciudades del departamento General López. El trío quedó detenido y será imputado este viernes en Venado Tuerto.  El jefe de la seccional 6ª de Villa Cañás fue apartado de la fuerza policial y se le inició en paralelo a la causa judicial un sumario administrativo, describieron los voceros.

El fiscal de Venado Tuerto, Iván Raposo está a cargo de la investigación. De acuerdo con fuentes relacionadas al caso,  el empresario hizo la denuncia en septiembre luego de que le llegaran los resultados de una auditoría contable externa que mandó a pedir. El dueño de la empresa comenzó a sospechar del buen pasar económico de su empleada que iba en detrimento de sus ganancias. El contador externo analizó las cuentas de la empresa entre mayo de 2017 y agosto de 2018. Descubrió que en múltiples operaciones bancarias la empleada administrativa había desviado unos 10 millones de pesos.

Tras la denuncia, el caso fue derivado al personal de Asuntos Internos con la supervisión de la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad y durante la investigación surgió que la administrativa era dueña de cuatro locales de ropa y que también estaba por inaugurar un lujoso bar. Todos estos negocios eran compartidos con su medio hermano. Al seguir la ruta de la defraudación se encontraron con que otra de las cuentas bancarias que recibía plata pertenecía a su ex pareja, el jefe policial de Villa Cañás, quien ya contaba con una investigación previa por enriquecimiento ilícito, ya que no coincidía su patrimonio con sus ingresos, indicaron los voceros.

Luego de meses de investigación, el personal de Asuntos Internos solicitó al fiscal de Venado Tuerto órdenes de allanamientos tanto para los domicilios de los tres sospechosos como también para sus comercios. Fue en ese marco, que este miércoles los uniformados llevaron adelante 9 procedimientos en la ciudades de Venado Tuerto, Villa Cañás y Santa Isabel.

Tras los operativos, la empleada infiel, identificada como Patricia P. quedó detenida al igual que su medio hermano, Alberto M. y su ex pareja, el comisario Daniel Bertrán, quien también fue separado de la fuerza, describieron voceros policiales.

Las fuentes anunciaron que el trío tendrá la audiencia imputativa este viernes donde el fiscal los acusará por administración fraudulenta.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios