Policiales

Detuvieron a la banda por rastreo de celular

Aceptó 6 años de cárcel por el robo a un frigorífico

Un atraco limpio y rápido. Eran cinco que amenazaron con armas de fuego a los empleados. Se llevaron un grueso botín pero no se contentaron con la plata y arrasaron con los celulares. Los localizaron por la aplicación de uno de los aparatos y los detuvieron


El robo al frigorífico Soychú de aves, ubicado en Suipacha al 1100, fue en octubre de 2016. Cinco hombres armados entraron y bajo amenazas se llevaron 400 mil pesos. Todos fueron detenidos. Carlos Miguel Cáceres fue el tercer acusado en aceptar un acuerdo abreviado, el último día de actividad previo a la feria judicial. Fue condenado a 6 años y 8 meses de cárcel. Lo mismo recibió otro acusado que aceptó un acuerdo sin llegar a juicio. El primero en acceder a un abreviado se hizo responsable de un crimen anterior y las partes acordaron una pena de 14 años de cárcel. Quedan dos integrantes de la banda a la espera de un arreglo del mismo tipo o, si no lo aceptan, elevación a juicio.

El 1º de octubre de 2016, cinco hombres armados ingresaron a la planta en Rosario del frigorífico entrerriano Soychú. Mostraron sus armas, encerraron a las víctimas en la cámara de frío, se alzaron con 400 mil pesos, media docena de celulares y huyeron en un Ford Fiesta Max. El atraco fue rápido y limpio, pero no contaron con que uno de los teléfonos móviles tenía instalada una aplicación que permitió ubicarlos por el sistema de posicionamiento satelital (GPS).

El propietario del aparato alertó a la Policía tras el robo y rastreo por internet del celular. La señal apuntó a una cochera de Ecuador al 1200. Los efectivos fueron hasta esa dirección, la allanaron y detuvieron a todo el grupo. Se recuperaron 150 mil pesos y la media docena de celulares que habían robado. Uno de los detenidos, Elvio Alberto Ledesma, fue el primero en aceptar un procedimiento abreviado: lo condenaron a 6 años y 8 meses por el robo. El segundo en acordar con Fiscalía fue Carlos Oviedo. Este hombre, de 38 años, además fue acusado por el crimen del dueño de una concesionaria. La víctima se llamaba Héctor Villarroel, tenía 70 años y fue asesinado en su casa la mañana del 19 de agosto de 2017 cuando resistió un robo en el barrio Bella Vista. Los ladrones eran dos y él intentó cortarles el paso. En medio del forcejeo, los ladrones le dispararon dos tiros en el tórax. Carlos Oviedo cayó un mes y medio después por el atraco al frigorífico.  En septiembre, aceptó un procedimiento abreviado por ambos hechos delictivos y lo condenaron a 14 años de cárcel.

Ahora fue el turno de Carlos Miguel Cáceres. El viernes, a través de la defensora oficial  María Eugenia Carbone, aceptó una condena a 6 años y 8 meses por los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego, por ser cometido en poblado y en banda, por privación ilegítima de la libertad y portación. La fiscal Juliana González hizo la presentación y el juez Hernán Postma homologó el acuerdo con la condena. resta fijar pena a dos integrantes de la banda: Luis P. y Edgardo T., cuya situación procesal se encuentra en trámite. La fiscal solicitó 10 años de cárcel para ambos. Si no aceptan esta medida alternativa, llegarán a juicio oral y público.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios