Ciudad, Edición Impresa

El mayor dilema

A seguro se lo llevaron preso

Luego de la reunión que tuvo el gobernador Lifschitz para acelerar medidas contra el auge del delito y que el Concejo aprobara la declaración de emergencia, referentes de comercios y taxistas manifestaron sus posturas, y siguen críticas.


Luego de la reunión que mantuvo anteayer el gobernador Miguel Lifschitz en el marco de la Junta Provincial de Seguridad que integraron ministros, legisladores y fiscales para acelerar un paquete de leyes que tienen tratamiento parcial en la Legislatura contra la inseguridad y que el Concejo Municipal aprobara el jueves pasado la declaración de la emergencia de seguridad por 180 días con un conjunto de medidas de fiscalización y control, referentes de comercios y taxis manifestaron su postura respecto de la medidas que se vienen tomando por el tema de la seguridad en la ciudad.

Mario Cesca, presidente de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes, contó a El Ciudadano que hace unos meses atrás tuvieron una reunión con legisladores y ministros y pidieron articulación dentro del Estado para mejorar las cuestiones referentes a la seguridad.

“Es como el perro que se muerde la cola. La policía dice que la culpa la tienen los jueces, el Ejecutivo, el legislativo; y así sucesivamente. Nadie tiene la culpa de nada pero mientras tanto la delincuencia arrasa. Por lo menos logramos que a partir de esa reunión tengamos un fiscal que atiende el tema taxis”, subrayó Cesca.

El presidente de la Asociación de Titulares De Taxis sostuvo que bajaron los robos, tienen una pronta respuesta por parte de la policía pero hay más cantidad de hechos violentos.

“Primero nos pegan un tiro y después nos piden la plata. Espero que se sancionen algunas leyes y que traten de mejorar el Código Procesal más que el Penal. Las cámaras de video vigilancia que recaudan funcionan y las de seguridad no. Tiene que tener personal que controle todas las cámaras y cuando se produce un delito llamar al 911”, señaló Cesca.

Y agregó: “Los taxistas que padecen un hecho delictivo tienen que denunciarlo. Hay muchos que no lo hacen y de esa manera no hay forma que los delincuentes paguen. La delincuencia es un flagelo que ya se llevó la vida de muchos compañeros”.

Comerciantes coinciden

Por su parte, Sergio Nazzi de la Asociación Centro Comercial Ayacucho, destacó que mientras no haya una forma organizada de control ciudadano de políticas de seguridad, el narcotráfico va a seguir gozando de buena salud.

“Hay complicidades judiciales y políticas, los que gobiernan hoy, nos gobiernan desde hace mucho y cada vez estamos peor. Hay shows armados, mucha plata en publicidad y al final hay cada vez más armas en la calle, más motos con las que se cometen delitos. No veo voluntad política de este gobierno”, soltó Nazzi.

Casco en el centro

En tanto, Fabio Acosta, presidente de la Asociación Casco Histórico de Rosario, expresó que está de acuerdo con todos los anuncios por parte del gobierno provincial pero sostiene que la implementación de los mismos tiene que ser de forma inmediata.

“Hace años que Rosario vive una situación de emergencia por el tema de la seguridad.  Tienen que implementarse medidas urgentes para llevarles seguridad a la población. Vemos con buen ojo que le den más herramientas y recursos a la justicia pero que no se debilite la policía ya que por las noches no está en el centro como prometieron. Hay muchos robos de mecheras y punguistas”, concluyó Acosta.

“Estamos de acuerdo con todas las medidas que se tomen con respecto a la seguridad. No tengo el detalle fino de todos los puntos que se trataron en la reunión del viernes pasado con el gobernador Lifschitz. Espero que se tomen medidas más rígidas con para tratar la inseguridad. La mayor inversión que se haga en el tema, bienvenida sea”, expresó el presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER).

Y concluyó: “Un comercio inseguro no es un buen comercio. Nosotros estamos en ese reclamo”.

Comentarios