Edición Impresa, El Hincha

Contrarreloj

A Musto le sobra optimismo

Se repone de una lesión en la rodilla y espera estar en condiciones de jugar ante Belgrano por la Copa Argentina.


En el ámbito futbolístico del ‘Mundo Central’, la atención y las miradas están puestas en Damián Musto. Es que el volante transita la quinta semana de recuperación de la lesión ligamentaria que sufrió en la rodilla izquierda durante un entrenamiento. Y mientras se define cuándo se juega la semifinal ante Belgrano por la Copa Argentina, si el próximo miércoles 23 o el 30, los hinchas hacen cuentas para saber si el volante casildense estará o no en condiciones de reaparecer.

¿Y Musto? “Estoy metiéndole con todo desde el primer día de la lesión, respetando los tiempos que requiere, pero intensificando un poco los entrenamientos”, contó el volante. Y admitió que “hace cuatro o cinco días que empecé a trotar y la rodilla se siente rara, aparecen muchos dolores lógicos, pero sigo siendo optimista en cuanto a la recuperación y a la posibilidad de poder estar en la semifinal de la Copa”.

Y respecto de cómo viene evolucionando, el mediocampista señaló: “Ahora que me voy sintiendo mejor sobre todo en la marcha y en el trote, se puede acelerar más; hay momentos en que hay que aguantar, saber que tenés que dejar pasar los días, pero ahora estamos en una etapa en la que siento que día a día voy avanzando un poco más hacia la vuelta”.

—¿Estás ansioso en el día a día, y pendiente de cuándo se juega la semifinal de Copa Argentina con Belgrano?

—Muy ansioso, porque cuando ves que empezás a avanzar en la recuperación por ahí te pasás de la raya. En eso me hicieron hincapié los kinesiólogos y el doctor: de trabajar hasta el límite, pero lo justo cada día. Uno se siente bien al correr, y tiene ganas de estar haciendo cosas todo el día, pero también hay que trabajar con los kinesiólogos. Se hace difícil tener paciencia, pero es necesaria. Ni bien me lesioné quería jugar ese partido de Copa contra Boca, pero después me di cuenta de que era imposible. Por suerte se logró dar ese paso ante Boca, que para mí era un partido bisagra donde el equipo mostró un temple y un carácter que lo tenía desde siempre. Pero necesitábamos darle un respaldo a la gente, al cuerpo técnico y a la dirigencia.

—¿A qué le atribuís la irregularidad del equipo en este segundo semestre?

—Hay un poco de todo. Lo dije en el comienzo de la temporada que, si bien se había mantenido una estructura, no era el mismo equipo por jugadores a los que les tocó irse. Todo jugador que llega, le lleva un tiempo adaptarse y más aún cuando venís de hacer muy buenos campeonatos. El tiempo de adaptación en clubes como Central son cortos: iban seis o siete fechas y se hablaba mucho de que Central no era el mismo del año anterior en un torneo de 30.

—¿Cómo toman ustedes esta situación?

—Nosotros, puertas adentro, estamos tranquilos porque tenemos material para mejorar. Y sabemos que tenemos que mejorar muchísimo. Entonces a partir de que tenemos el material y que tenemos creo yo una identidad y una forma de jugar que hay que sostenerla. Si nosotros sostenemos el rendimiento, los resultados después llegan. Somos conscientes de que hay muchas cosas por mejorar, pero hay otras que se están haciendo bien. Los chicos nuevos que llegaron se van acomodando y acoplando a la forma de jugar. Pero esto hay que sostenerlo fin de semana tras fin de semana.

—A Coudet le ha costado encontrar la dupla de marcadores centrales. Si el técnico te lo propone ¿te resultaría cómodo jugar ahí o preferís hacerlo en el medio?

—Creo que tenemos jugadores que lo pueden hacer bien en esa posición. Se le cayó mucho a la zaga central porque se venía de campeonatos donde los dos jugadores que tuvimos en esa posición fueron los dos mejores centrales del fútbol argentino. Entonces, con uno lesionado, y el otro que tuvo la posibilidad de seguir su carrera afuera, es lógico que cuesta reemplazarlos, en una zona sensible donde se necesita conocerse y confiar en el compañero. Los resultados por ahí no fueron los mejores, y se puso la lupa sobre eso. Yo creo que cuando no se rinde, es una cuestión general, hay que hacer un análisis más amplio y profundo. Lo más fácil es caerles a los centrales o a los defensores. En cuanto a lo posicional, creo que tenemos jugadores para cubrir la zaga. En mi carrera, cuando me han dicho de hacerlo en otra posición, no tuve problemas en intentarlo. Pero donde me siento cómodo cumpliendo el rol es de volante. Es donde creo que puedo serle más útil al equipo.

—Para el juego ante Belgrano se plantea a Central como favorito. ¿Eso puede ser contraproducente?

—El objetivo más concreto e inmediato lógicamente es la Copa Argentina. Es el objetivo directo más cercano. En cuanto al favoritismo, se está hablando de que Central es irregular, y lo ponen como favorito. No hay favoritos, son partidos que depende de cómo entrás, de cómo lo jugás y de cómo estás ese día. No hay retorno.

Referente y defensor de sus compañeros

No hay dudas de que Damián Musto es uno de los referentes en este plantel. Con más de dos años en el club de Arroyito, el ex Olimpo de Bahía Blanca adquirió derecho como para ser uno de los voceros del grupo. Tal vez desde ese lugar, el mediocampista de 29 años evaluó, y también defendió, las producciones futbolísticas en los últimos encuentros de dos de sus compañeros: de Mauricio Martínez y de Teófilo Gutiérrez.

Respecto del santafesino Martínez, que lo está sustituyendo mientras se repone de una lesión, Musto entiende que “estuvo a la altura de las circunstancias”. Mientras que, al referirse a Teo, el casildense advirtió que se trata de “un jugador de jerarquía” pero que a Central “no pudo llegar bien en lo físico, y eso acá te cuesta”.

En estos partidos que le tocó ser titular, “Martínez hizo las cosas de manera correcta, estuvo a la altura de las circunstancias”, apuntó Musto a la hora de calificar la tarea de su reemplazante.

“Martínez es joven y hay que entender que Central es un club muy grande y no es fácil jugar de la manera que lo hace este equipo, saliendo a buscar cada partido más allá del rival de turno”, explicó el volante central de 29 años. Y añadió sobre el tema: “Con el correr de los partidos vas ganando confianza y te vas soltando, y Martínez tiene condiciones para hacer eso”.

En relación a Teo Gutiérrez, Musto consideró: “Cuando llegan jugadores de tanta jerarquía todos esperan que sea el salvador y no es así, Teo vino a sumar; todos sabemos de sus condiciones, pero hay que contemplar que no pudo llegar a Central bien desde lo físico, y eso acá te cuesta”. Y de inmediato agregó: “Teo es un jugador de muchísima jerarquía, que estando bien nos puede ayudar mucho; el domingo pasado ante Independiente entró de la manera que lo necesitamos, él lo sabe y está trabajando para eso”.

Comentarios