Edición Impresa, Mundo

Elecciones en EE.UU.

Tras apoyo a Clinton, Macri debe “reinventar el vínculo” con Trump

Analistas políticos y diplomáticos cuestionaron al gobierno argentino por haberse jugado por la candidata demócrata.


Analistas políticos consideraron ayer que el gobierno argentino tendrá que “reinventar el vínculo” con Estados Unidos, luego de haber apoyado a la candidata demócrata, Hillary Clinton, y no al presidente electo de ese país, Donald Trump.

“Creo que habrá que reinventar el vinculo con el país, porque la Argentina se había manifestado a favor de Hillary”, señaló el licenciado en Ciencias Políticas Sergio Berensztein.

En declaraciones radiales, el analista subrayó que el triunfo del magnate “es una situación de shock”, ya que indicó que “los modelos predictivos sugerían una victoria de Hillary”.

“Anoche (martes) ganó el malestar de la clase media tradicional frente a los desafíos de la globalización y frente a una situación económica y política que ignoró sus reclamos y preocupaciones”, explicó.

Y agregó: “La gente votó al Trump de la campaña, no al de anoche. Me parece que tendrá grandes dificultades para gobernar porque puede traicionar las bases de su partido y la legitimidad popular. Los ciudadanos lo votaron con un programa y seguramente implementará otro, esto generará un conflicto significativo”.

Por su parte, el también analista político Jorge Giacobbe definió al mandatario electo de Estados Unidos como “el síntoma de un electorado que quiere poner un dedo en la oreja al establishment, es el símbolo de la queja”.

“Trump no es ni el demócrata, ni el republicano, sino un hombre al cual repudió el sistema. Se comió crudo a todos los republicanos que salieron a cruzarlo”, destacó.

Tanto Berensztein como Giaccobe coincidieron en que el triunfo del postulante republicano “es algo inesperado contra todos los modelos predictivos que habían planteado los encuestadores y gran parte del electorado”.

Finalmente, el analista norteamericano de origen cubano Nelson Rubio aseveró que “el pueblo de Estados Unidos está cansado del establishment político y financiero”.

“El partido demócrata sufrió una derrota tremenda porque tanto Obama como la primera dama (Michelle Obama) salieron a hacer campaña a favor de Clinton y no se logró el objetivo”, concluyó.

“Imprudente e innecesario”

En tanto, el ex embajador argentino ante las Naciones Unidas Emilio Cárdenas consideró ayer que el gobierno de Macri cometió “un desacierto, imprudente e innecesario” al involucrarse en la campaña de Estados Unidos en favor de Clinton aunque descartó que haya “represalias” por parte de Trump.

“No creo que tengamos represalias por la preferencia del Gobierno para Hillary Clinton, pero no fue un acierto involucrarse en una campaña electoral de un país como Estados Unidos”, sostuvo el ex diplomático.

En declaraciones radiales, el abogado afirmó que “fue un desacierto, imprudente e innecesario” la decisión de Macri y Malcorra de pronunciarse abiertamente por la postulación de la ex primera dama.

“Desde el punto de vista ideológico la coincidencia (del gobierno) con Donald Trump y los republicanos es clarísima. Pero cuando llega el momento de conversar por ejemplo lo comercial, Trump a diferencia de Hillary es un argentinista, proteccionista, va a edificar barreras”, precisó.

“Encauzar la nueva relación”

Aún sorprendido por el triunfo electoral de Donald Trump en Estados Unidos, el presidente Mauricio Macri ordenó ayer a su equipo de trabajo que aceite en lo inmediato los contactos con los colaboradores del mandatario electo en procura de “encauzar la nueva relación” y “agilizar la transición” en la agenda bilateral.

Tras cancelar una actividad en Luján, Macri encabezó una reunión de coordinación de gobierno en la Quinta de Olivos, donde junto a sus principales colaboradores analizó los alcances de la victoria de Trump, quien no era el favorito del gobierno para llegar a la Casa Blanca.

“Se habló de los resultados, de los contactos que se habían tenido previo a las elecciones con la gente de Trump, más los contactos que el presidente ya tiene ahí y de cómo encauzar la nueva relación”, contaron fuentes oficiales.

Participaron la canciller Susana Malcorra; el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay; y de Interior, Rogelio Frigerio; además del jefe de Gabinete, Marcos Peña; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; de Coordinación Interministerial, Mario Quintana; y el dirigente radical Ernesto Sanz.

También se analizó la posibilidad de “empezar a hacer contactos informales con algunos otros” dirigentes allegados al magnate republicano, “con los que no se habían tenido o bien seguir con los que ya se habían contactado”.

Para economistas, el triunfo del republicano es un factor de “preocupación”

Economistas de distintas vertientes coincidieron ayer en que el triunfo del republicano Donald Trump constituye un factor de “preocupación” para la Argentina por la posibilidad de que Estados Unidos impulse un fuerte proteccionismo y una suba de tasas que encarezca el crédito para nuestro país.

Especialistas en materia económica señalaron que la victoria del líder republicano generó incertidumbre en el proceso económico argentino y hasta plantearon la necesidad de que el gobierno de Mauricio Macri intensifique el comercio con otras regiones y países, como China.

A continuación, la opinión de distintos especialistas:

Guillermo Nielsen (ex secretario de Finanzas): “La Argentina la puede pasar mal con Trump. Es un cambio de paradigma y un retroceso en la globalización muy fuertes, es el equivalente al «que se vayan todos» porque marca el hastío de la gente a la clase política”.

Orlando Ferreres (Centro de Estudios Económicos): “Esperamos que suba un poco la tasa de interés y eso hará caer a los bonos. A medida que sube la tasa cae el precio de los commodities. Para la Argentina es un riesgo. Ahora se establece una lucha por el liderazgo mundial. Podemos salir beneficiados, según cómo juguemos. Si estamos más a favor de China vamos a estar mejor”.

Martín Redrado (ex presidente del Banco Central): “Un mundo con Trump presidente de Estados Unidos nos marca más proteccionismo. Se cerrarán puertas en lo financiero y en lo comercial. Todos los países emergentes tendrían un golpe duro”.

Miguel Kiguel (ex secretario de Finanzas): “Me preocupa la visión proteccionista que puede venir con Trump. Con Estados Unidos tenemos hoy muy buen diálogo, y hay que ver ahora si con Trump esto se puede mantener”.

Luis Palma Cané (economista de consultora Fimades): “Va a haber muchísimas menos inversiones en la Argentina que si hubiera ganado Hillary (Clinton). “(Trump) es un personaje populista, xenófobo, demagogo y proteccionista. Para la Argentina, en particular, si se da todo este escenario negativo también va a ser muy perjudicial”.

Alejandro Robba (economista de la Gran Makro): “Si ya era difícil vender limones y carne a los Estados Unidos, ahora va a ser más difícil. La Argentina y Estados Unidos caminarían sendas alejadas porque mientras el gobierno de Macri busca tratados de libre comercio, la gestión Trump avanzaría con el proteccionismo”.

Arnaldo Bocco (economista y ex director del Banco Central): “Trump va a inducir un aumento de la tasa de interés en los próximos 12 meses y los flujos de capital van a ir en otro sentido. Estados Unidos se lanzará a recuperar la industria que perdió y eso implica cambios muy importantes. Con el proteccionismo estadounidense muchas empresas que tenían pensado invertir en la Argentina irán a Estados Unidos”.

Cautela en el “patio trasero”

Los presidentes y líderes de América latina felicitaron ayer al republicano Donald Trump por su sorpresiva victoria en las presidenciales de Estados Unidos, aunque cautos ante el magnate que en la campaña prometió duras políticas antiinmigración y llamó “violadores” a los mexicanos.

Las siguientes fueron las expresiones de salutación de los mandatarios de la región:

México

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, estuvo entre los primeros líderes de Latinoamérica en enviar sus felicitaciones a Trump, muy criticado en México por su discurso en contra de los inmigrantes ilegales y por llamar a los mexicanos “violadores”.

“Felicito a Estados Unidos por su proceso electoral y le reitero a @realDonaldTrump la disposición de trabajar juntos en favor de la relación bilateral”, escribió Peña Nieto en su cuenta Twitter.

“México y Estados Unidos son amigos, socios y aliados que deben seguir colaborando por la competitividad y el desarrollo de América del Norte”, agregó el mandatario.

Brasil

Michel Temer, presidente de Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, fue el primero en la región en reaccionar a la sorpresiva elección, pero lo hizo con cierta cautela diplomática.

“No cambia nada en la relación de Brasil con Estados Unidos”, dijo Temer en una entrevista con una radio brasileña. Además se mostró confiado en que el presidente electo “tendrá que tener en cuenta las aspiraciones de todo el pueblo estadounidense”.

Venezuela

El gobierno venezolano de Nicolás Maduro guardó silencio sobre el triunfo de Trump.

En cambio, el líder opositor y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, expresó su respeto a la “decisión del pueblo norteamericano” y abogó por sus emigrados compatriotas: “No queremos que vayan a expulsar a nuestros hermanos venezolanos que están allá trabajando”.

En tanto, Lilian Tintori, esposa del político opositor preso Leopoldo López, dijo esperar que tras estas elecciones el gobierno estadounidense siga apoyando “al pueblo entero venezolano” en la defensa de los derechos humanos.

Argentina

“Felicito a @realDonaldTrump en su triunfo y espero que podamos trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos”, escribió el presidente Mauricio Macri, en su cuenta de Twitter.

Uruguay

“Cualquiera hubiera sido el resultado hay un impacto para todo el mundo”, dijo el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, en una entrevista televisada. “El pueblo norteamericano resolvió y, como corresponde, hay que respetar la decisión soberana del pueblo”, añadió.

Pero su predecesor y correligionario del Frente Amplio, José “Pepe” Mujica, fue mucho más expresivo: “Sólo te voy a decir una palabra que lo dice todo, así que grabala bien: ¡Socorro!”.

“Es suficiente. Es explícita (…) Chau”, dijo en declaraciones a una radio montevideana.

Colombia

Aunque respaldó la candidatura de la demócrata Hillary Clinton porque ofrecía “más garantías” para la paz de su país, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó ayer su deseo de continuar con las privilegiadas relaciones de ambos países.

“Celebramos espíritu democrático de EE.UU. en #ElectionNight. Con @realDonaldTrump seguiremos profundizando relación bilateral”, escribió en su cuenta Twitter.

Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, un áspero crítico del “imperialismo estadounidense”, dijo poco o nada en estas elecciones sobre Trump, pero ayer escribió en Twitter: “Saludar triunfo de @realDonaldTrump Esperamos trabajar contra el racismo, machismo, la antiinmigración, por la soberanía de nuestros pueblos”.

Cuba

Cuba, que logró una histórica reconciliación diplomática en 2015 con Estados Unidos bajo el gobierno de Barack Hussein Obama, no se pronunció sobre la victoria de Trump. Sin embargo, el gobierno de Raúl Castro anunció ayer que realizará maniobras militares entre el 16 y 18 de noviembre.

El “Ejercicio Estratégico Bastión 2016”, que moviliza a las tropas cubanas frente a una hipotética invasión desde Estados Unidos, se realizan cada cierto tiempo desde 1980.

Nicaragua

El reelecto presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, saludó el triunfo de Donald Trump y manifestó la disposición a trabajar en una agenda que privilegie el diálogo y la paz en el mundo.

“Saludamos su triunfo de ayer” y “nos sumamos a quienes creemos que es posible trabajar con Estados Unidos, para contribuir a un mundo que privilegie diálogo y entendimiento”, expresó Ortega en una escueta misiva dirijida a Trump.

El líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fue reelecto por amplio margen el domingo pasado para un tercer período en el gobierno nicaragüense, esta vez secundado en la vicepresidencia por su actual mujer, Rosario Murillo.

El mundo osciló entre la preocupación, la satisfacción y la prudencia

Los dirigentes de todo el mundo felicitaron ayer a Donald Trump, cuya elección a la presidencia de Estados Unidos preocupa a Alemania y Francia y alegra a Rusia, Israel y a la extrema derecha europea.

El triunfo de Trump “abre un período de incertidumbre”, declaró el presidente francés François Hollande, que envió un mensaje de felicitación “como es natural entre dos jefes de Estado democráticos”. Hollande llamó además a una “Europa unida” para defender sus valores.

“Nada va a ser más simple, muchas cosas van a ser más difíciles”, dijo por su parte el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank Walter Steinmeier. En los grandes temas internacionales es posible que Estados Unidos “decida solo más a menudo”, agregó Steinmeier.

La canciller alemana, Angela Merkel, propuso un poco más tarde a Trump una “cooperación estrecha” basada en valores comunes.

A su turno, el presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó rápidamente a Donald Trump con un telegrama en el que aboga por un “trabajo mutuo para sacar a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos de su situación crítica”. Putin dijo “estar seguro de que se entablará un diálogo constructivo entre Moscú y Washington”, anunció un comunicado del Kremlin.

Los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del ejecutivo comunitario, Jean Claude Juncker, felicitaron a Trump y lo invitaron a viajar a Europa. Poco antes, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, había dicho que la Unión Europea iba a seguir “trabajando conjuntamente” con Estados Unidos.

El jefe de gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, tuitió: “Mi enhorabuena a Donald Trump por su victoria. Seguiremos trabajando para reforzar la relación que nos une a EEUU, socio indispensable. MR”.

La Otán por su parte reaccionó reafirmando que el liderazgo de Estados Unidos es “más importante que nunca”.

La primera ministra británica, Theresa May, celebró, como es tradicional, la “relación especial” entre ambos países.

Uno de los más entusiastas con el triunfo de Trump fue el primer ministro húngaro de extrema derecha, Viktor Orban. “¡Qué excelente noticia! La democracia sigue viva”, declaró Orban.

En sintonía con Orban, Marine Le Pen, candidata de la extrema derecha a la elección presidencial francesa de 2017 –e hija del fundador del Frente Nacional, Jean Marie Le Pen–, felicitó a Trump.

El primer ministro indio, Narendra Modi, felicitó a Trump y alabó su “amistad” con India. Y en un mensaje de “sinceras felicitaciones” a Trump, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, recordó el vínculo estrecho que une a sus países.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al Sissi, fue uno de los primeros dirigentes árabes en saludar a Trump.

Por su parte, la Autoridad Palestina exhortó a Trump a trabajar para la creación de un estado palestino.

Sin embargo, el ministro de Educación israelí, líder del lobby de los colonos judíos, consideró que la idea de un Estado palestino está superada tras la victoria de Trump en Estados Unidos. E Irán, por su parte, exhortó a Donald Trump a “respetar los acuerdos” internacionales firmados por Estados Unidos.

Comentarios