Ciudad

La comuna Timbués clausuró obra donde murió obrero

  • image1
    Lo decidió el presidente comunal y la medida es por cinco días con el propósito de esclarecer el trágico suceso. infomas

El gobierno comunal de Timbúes tomó la decisión de clausurar la obra que realizaba la firma Renova por el término de cinco días con el propósito de esclarecer la muerte de un obrero y las heridas de otros cuatro que trabajaban para ampliar la empresa.

La comuna de Timbúes, a cargo de Amaro González, denunció que la empresa impidió el ingreso del personal de la Guardia Urbana al predio, que tenía como objetivo “observar cómo y por qué había sucedido este accidente laboral”.

Ahora la firma deberá abstenerse de continuar con las construcciones e informar a las autoridades comunales sobre las causas del siniestro, estado de la obra y de las personas que resultaron heridas y la nómina completa del personal afectado.

Siniestro fatal

El viernes a la mañana cinco obreros se vieron involucrados en la fatal caída de una viga desde 30 metros de altura en la cerealera Renova. Uno de ellos, Brian Matías Miguel Montero, de 27 años, murió aplastado.

Los cinco son mano de obra joven, desocupada y tercerizada por empresas constructoras para trabajos eventuales en los complejos portuarios agroindustriales del río Paraná. Los cinco habían entrado a la planta hace menos de un mes. Tenían sus cascos y arneses puestos cuando la viga de cemento se desplomó. Montero murió aplastado. Los otros cuatro quedaron internados en Rosario y Baigorria, dos de ellos en muy grave estado.

Los trabajadores accidentados ayer fueron contratados por la empresa Coma SA para un trabajo de ampliación de la planta Renova, ubicada en el complejo agroindustrial de Timbúes. El arranque de obras fue celebrado por el presidente Mauricio Macri durante la visita que hizo a la planta en marzo pasado. El viernes entraron a las siete, se pusieron los cascos y arneses y empezaron a colocar las celdas donde se guardan los cereales. Algunos estaban en una viga de hormigón a 30 metros de altura, lo que equivale a un edificio de unos diez pisos. Otros cumplían órdenes abajo cuando, a las 10.30, se desplomó la estructura que sostenía a sus compañeros.

Brian Matías Miguel Montero había entrado a Renova con un contrato eventual hace menos de un mes. No era la primera vez que trabajaba en la cerealera. En 2016 pasó unos meses en una obra similar y conoció a varios de los obreros que ayer trabajaban con él. Tenía 27 años, estaba arriba de la viga y murió aplastado.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente