Política

El “cambio” en Pami se coló en la salud pública rosarina

  • image1
    Para el ex interventor del Pami Rosario Armando Perichón, la fundación representa “un Pami paralelo”. Archivo / Leonardo Vincenti

Los cambios que el gobierno nacional está realizando en el Pami siguen sumando controvertidos capítulos. A través de la resolución 0956, quedó constituida la Fundación Pami-INSSJP, lo cual genera incertidumbre en los empleados de los dos centros de salud que el instituto de servicios sociales para jubilados y pensionados tiene en Rosario.

Los trabajadores nucleados en el Sindicato Norte temen que en un futuro se contrate personal en los policlínicos rosarinos Pami 1 y Pami 2 con el convenio de Atsa (el gremio de la Sanidad), que implica un sueldo menor. Para el ex interventor del Pami Rosario Armando Perichón, la fundación representa “un Pami paralelo”.

Por otra parte, funcionarios municipales revelaron que los centros de salud municipales entregan medicamentos para enfermedades crónicas a unos 13.000 jubilados afiliados a Pami por mes.

Según la secretaria general del Sindicato Norte, Claudia Indiviglia, el estatuto de la Fundación tiene dos aristas que preocupan. Por un lado, habla de una colaboración del Pami con la prestación en sanatorios privados. Por el otro, se refiere a un convenio Atsa para los sanatorios que va a controlar la Fundación.

“Tememos que la colaboración con sanatorios privados es porque los jubilados se quedarían sin cobertura en los sanatorios de Pami”, dijo Indiviglia. Y alertó por el convenio de Atsa, que dejaría al Sindicato Norte sin representatividad: “Si tercerizan el servicio con la Fundación, en un futuro podrían contratar trabajadores para los policlínicos de Rosario con convenio Atsa, lo que bajaría el promedio del salario y nos quitaría representatividad”.

Un trabajador afiliado en el Sindicato Norte con cinco años de antigüedad cobra 35.000 pesos mensuales, mientras que uno de Atsa cobra unos 15.000. “El Sindicato Norte no acepta en Rosario trabajadores de Pami con convenio Atsa”, dejó en claro la líder gremial.

Por su parte, Perichón señaló que la Fundación representa “un Pami paralelo”. Si bien fue cauto porque “nadie sabe bien qué implica esto”, indicó que “algo están tramando, si no no hubiesen creado esto”.

“Hay tres cosas que llaman la atención: es el mismo directorio que tiene el Pami (el director es Sergio Cassinotti), tiene las misma atribuciones y la misma jurisdicción”, analizó el también ex precandidato a concejal en las últimas Paso.

La creación de esta Fundación se da en el marco de cambios en el Pami que vienen afectando a los afiliados a la obra social de los jubilados. El secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, informó que el sistema de salud público de Rosario otorga medicamentos para enfermedades crónicas a unos 13.000 afiliados a Pami por mes.

El funcionario señaló que este fenómeno se da porque Pami retiró la medicación a sus afiliados y destacó que los hospitales públicos de Rosario “no van a abandonar la atención de los jubilados, porque el sistema de salud público de la ciudad puede absorberlos”.

Sin embargo, solicitó que la dirección de Pami Rosario, a cargo de Diego Villalvilla, se haga cargo de esta medicación. “Ya tuvimos un encuentro con las autoridades de Pami, en el que estuvo la intendenta (Mónica) Fein. Allí les planteamos nuestra preocupación, pero todavía no recibimos ninguna respuesta”, dijo Caruana. Y reclamó: “Si tienen que hacer alguna transformación, que la hagan sin dejar a la gente afuera”.

Por su parte, el secretario general de la municipalidad y candidato a concejal Pablo Javkin comparó: “Mientras acá inauguramos la maternidad del Roque Sáenz Peña, en Santa Fe se abre un hospital público modelo como el de Venado Tuerto y nos hacemos cargo de los miles de adultos mayores que necesitan sus medicamentos, Pami se los niega”.

“Insistimos en no traer a la ciudad problemas que no tenemos. Que se hagan cargo de lo que les corresponde”, completó Javkin.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente