El Hincha Mundial

Francia 1998

Zidane, amo y campeón


La Copa del Mundo de Francia 98 fue la mayor de la historia: en ella participaron 32 equipos que disputaron 64 encuentros por primera vez. Los ocho grupos, de cuatro selecciones cada uno, fueron repartidos por toda Francia, entre los diez estadios. El partido inaugural y la final se disputaron en el espléndido “Stade de France”, de reciente construcción, situado en Saint-Denis, al norte de París.

Como suele ocurrir en los Mundiales, la primera ronda deparó sorpresas. Algunos de los favoritos tuvieron que dejar paso a conjuntos por cuya clasificación nadie habría apostado en un principio. España quedó afuera tras una sorpresiva derrota inaugural ante Nigeria por 3-2.

Colombia también se quedó en la primera fase, en un grupo encabezado por una Rumania que dio la sorpresa al imponerse a Inglaterra por 2-1. Marruecos también se marchó del torneo con cierta amargura, ya que un penal en el último minuto le permitió a Noruega derrotar a la “todopoderosa” Brasil y arrebatarle la segunda plaza del grupo a los marroquíes.

El encuentro más memorable de octavos de final fue el disputado en Saint-Etienne entre Inglaterra y Argentina, que tras igualar 2-2 definieron por penales el pase a cuartos y la alegría fue argentina por la gran actuación del arquero Carlos Roa, quien tapó dos disparos en la definición. Después el seleccionado que dirigía Daniel Passarella quedaría eliminado en cuartos por Holanda.

Francia, la nación anfitriona, avanzó con paso lento pero seguro hacia su cita con el destino. Tras hacer pleno en la fase inicial, encontró una encarnizada resistencia ante Paraguay y necesitó para clasificarse el primer gol de oro de la historia de los Mundiales. Luego eliminó a Italia por penales y sufriendo a la revelación Croacia. En la gran final ante Brasil, un inspirado Zinedine Zidane le dio a Francia primer y única Copa del Mundo, tras el contundente 3-0.

El entrenador campeón: Aimé Jacquet


Después de haber sido criticado, satirizado e incluso insultado, antes de ser aplaudido y finalmente idolatrado, Jacquet guió un plantel fenomenal hasta la gloria máxima en su propia casa.

La figura: Zinedine Zidane (Francia)


“Zizou” fue de menor a mayor: tras su expulsión en la segunda fecha ante Arabia Saudita, donde recibió dos fechas de sanción, el “10” elevó su nivel hasta llegar a la final donde anotó dos goles para la consagración francesa.

El goleador: Davor Soker (Croacia)


El ex Real Madrid se coronó como goleador con 6 tantos en siete cotejos. Le convirtió uno a Jamaica en el debut, otro a Japón, a Rumania en octavos, a Alemania en cuartos, a Francia en semis y a Holanda en el triunfo por el tercer puesto.

La perla negra: Ronaldo (Brasil)


El atacante venía transitando un camino consagratorio hasta la final con actuaciones destacadas y marcando goles. En el duelo decisivo no apareció y siempre se habló de algo extra futbolístico como el causante principal.

La curiosidad

En el partido de octavos de final entre Francia y Paraguay, por primera vez se define un encuentro mundial por “Gol de Oro”. Lo anotó el galo Laurent Blanc en el minuto 113.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.