El Hincha

Zárate y Pergamino serán los rivales de Gimnasia en las semifinales: análisis de sus planteles

Los equipos que vienen de la zona de Buenos Aires se reforzaron con jugadores de la Liga A y son candidatos al ascenso


Zárate Basket y Pergamino Basket serán los rivales de Gimnasia de Rosario y Sportivo Suardi en el cuadrangular de semifinales del Torneo Federal, que en este caso será denominado O y que se llevará a cabo, de no mediar cambios, del 4 al 6 de agosto.

Zárate logró la clasificación al ganarle a Pergamino por 76 a 73 con 22 puntos de Sebastián Chaine en el juego que abrió la tercera jornada del cuadrangular de cuartos de final Mar del Plata y ambos clasificaron para disputar las semifinales. Unión de Mar del Plata y Estudiantes de La Plata, que jugaban después, vieron como el resultado los dejaba sin chances, sobre todo al dueño de casa que terminó muy enojado con el arbitraje, que creyeron tendencioso a favor de Zárate.

Lo cierto es que se trata de dos organizaciones que representan al básquet de sus ciudades, por lo que no llevan el nombre de ningún club. En ambos casos durante la temporada fueron mejorando su equipo con fichajes importantes para erigirse en candidatos de su grupo. En la postemporada tuvieron altos y bajos, pero su potencial es enorme.

En el caso de Zárate la presencia de un pivot dominante como Sebastián Chaine exime de muchos comentarios. El gigante oficia de referencia y le da variantes en la pintura al elenco de Manuel Anglese.

Pero Zárate no es sólo Chaine, sino que en el perímetro tiene a un goleador temible como Agustín Brocal, quien jugó en las diferentes categorías nacionales y es un arma fundamental para abrir a defensas cerradas.

En la conducción hay otra garantía de la categoría, Lucas Andujar, mientras que el pibe cordobés Nicolás Barrachina es clave desde el puesto de alero.

Juan Ignacio Baquero completa habitualmente la pareja de internos, aunque el boliviano Raúl Salvatierra es una opción muy valiosa con su potencia. Thiago Sartor es el base de recambio de un equipo que se alarga sólo cuando es muy necesario o en partidos abiertos.

Por su parte, Pergamino también fue mejorando su elenco al sumar a valores de la ciudad, al reunir a un grupo de talentosos amigos y quizás el gran desafío sea cómo organizar el juego, repartir minutos y determinaciones ante tanto potencial.

Julián Pagura está a cargo del equipo desde la salida de Juan Manuel Gattone para dedicarse de lleno a concentración y viajes del seleccionado nacional U19 y su tarea es aunar a un perímetro impresionante que dispone de  Mateo Bolívar, Leonardo Tortonesi, Tomás Zanzottera y Martín Gandoy, a punto tal que muchas veces al menos tres de ellos comparten cancha, con el joven rosarino Luciano González como variante. El interno de referencia es Pablo Moya, mientras que a la hora del recambio aparecen Benjamín Levato, Julián Gallardo y el ex interno de Atlético Fisherton Manuel Fontana.

Se trata de adversarios complicados, uno tal vez más potente cerca del aro y el otro con un perímetro temible. El desafío para Suardi y Gimnasia se hace cada vez más importante.

Comentarios