Ciudad, Edición Impresa

Elina, la joven detenida y golpeada en la 7ma

“Yo no me hice esto”

La joven de 27 años que entró detenida a la comisaría 7ª y salió en coma por un golpe en la cabeza aseguró que no se autolesionó. Desde el Concejo, la comisión de Seguridad cursó un pedido de información y esclarecimiento a la Fiscalía.


La comisión de Seguridad del Concejo Municipal cursó un pedido de información al Ministerio Público de la Acusación (MPA) por el caso de Elina Rivero, la joven de 27 años que la noche del pasado viernes 12 salió en coma de la comisaría 7ª. Elina se despertó nueve días después. Fue dada de alta y anteayer declaró en Fiscalía, según informaron voceros judiciales. En diálogo con El Ciudadano, la muchacha contó que esa noche tres policías, dos hombres y una mujer, la arrastraron desde un minimarket de Cafferata y Catamarca hasta la seccional, ubicada a media cuadra. “No recuerdo nada más. Ellos dicen que me golpeé sola la cabeza contra la pared, pero tengo una marca como si me hubiesen dado un palazo. Estoy segura que yo no me hice esto. Quiero que se investigue lo que pasó, porque los policías de esa comisaría están zarpados”, apuntó Elina. Ante el nuevo caso, la concejala Norma López y su ex compañero de bancada Roberto Sukerman pidieron que se cierre la seccional, que también es blanco de investigación por la muerte y desaparición de Franco Casco.

Según Elina Rivero, esa noche llegó a la zona del teatro Vorterix a hacer la previa de un recital. Estaba con un grupo de amigos y se quedaron tomando algo en el minimarket de Cafferata y Catamarca. Recuerda que tomó varias cervezas y se puso a discutir con otrachica. Fue en ese momento que llegaron los uniformados. “Una mujer gordita y rubia fue la primera que me pegó. Como yo me resistía, me arrastraron hasta la comisaría y me siguieron pegando. Una vez que entré no recuerdo nada más”, relató.

Según la versión policial, la muchacha fue llevada a una habitación donde se golpeó intencionalmente la cabeza contra la pared. Para Elina eso no puede ser verdad. “Tengo un golpe con filo, como si me hubiesen dado un palazo. Yo estoy segura que no me hice esto sola”, agregó. Lo cierto es que cerca de la medianoche la joven salió de la comisaría de Cafferata al 300 en una ambulancia del Sies. Estaba desnuda, cubierta de sangre e inconciente. Cuando llegó al Hospital de Emergencias los médicos diagnosticaron que tenía un golpe en la cabeza y que estaba en coma.

Reunión

La comisión de Seguridad del Concejo recibió a víctimas y a familiares de víctimas de distintos hechos de violencia. Entre ellos estaba Elina, quien fue dada de alta la semana pasada. Con el pelo corto y una enorme cicatriz en la cabeza, la muchacha contó a los ediles lo que le pasó. Los integrantes del cuerpo resolvieron cursar un pedido de esclarecimiento del hecho. También adelantaron que solicitarán una reunión con la fiscal de la Unidad de Corrupción y Violencia Institucional, Karina Bartocci, a cargo de la investigación. “El clamor de los vecinos por seguridad no puede justificar los excesos o abusos por parte de la Policía”, sostuvo el presidente de la comisión, Diego Giuliano.

Según voceros del MPA, Elina prestó declaración anteayer en laFiscalía. Días antes habían hecho lo mismo otras personas que estaban en el minimarket. “Hay algunas contradicciones que se investigan y que por ahora están en reserva. También se espera la historia clínica”, marcaron los voceros.

Cierre de la seccional

Los concejala López y el abogado Sukerman emitieron un comunicado con el pedido al Ministerio de Seguridad provincial la clausura de la comisaría 7ª. Ambos recordaron que la seccional es blanco de reiteradas denuncias e investigaciones. También reclamaron a la intendenta Mónica Fein que “se ponga al frente de los problemas de violencia institucional que padecen los rosarinos”.

Caso Paris: no detectan golpes

La autopsia sobre el cuerpo de María de los Ángeles Paris arrojó que la docente rosarina que falleció en la comisaría 10ª no murió por golpes, según informó el fiscal a cargo de la investigación, Luis Schiappa Pietra. Queda esperar el informe toxicológico, que llegará en las próximas semanas, para determinar la causa de muerte. El abogado Enrique Font, quien asesora al gremio Amsafé, sostuvo que la autopsia se hizo sin control de partes y que no se puede descartar la muerte violenta cuando hubo una detención “violenta, ilegal y arbitraria”.

Según Font, varios testimonios indican “un trato cruel, inhumano y degradante, una detención arbitraria e ilegal y una muerte en ese contexto”. Para el abogado, sobre las causas y el momento del fallecimiento queda mucho por investigar y no se puede descartar nada en base a la autopsia. Y agregó que el informe será analizado por un perito de parte.

Paris tenía 45 años y era maestra y bibliotecaria. El 3 de mayo entró a la comisaría 10ª, en el barrio Alberdi, para supuestamente hacer una denuncia pasadas las nueve de la noche. Salió muerta dos horas más tarde. Entre esas dos horas, la mujer salió de la comisaría y fue perseguida por uniformados que, tras esposarla, la volvieron a llevar a la dependencia. El informe policial reconoce que Paris estuvo en la comisaría pero asegura que tuvo un brote psicótico, que debieron contenerla para calmarla y que murió de un paro cardiorrespiratorio.

Comentarios