Ciudad

Donde debe estar

Ya volvió a Rosario el cuadro de Murillo robado del museo Estévez

El cuadro de Murillo que había sido robado del museo Estévez regresó a la ciudad tras ser sustraído en 1983 y recuperado en octubre pasado en Uruguay


El cuadro “La asunción de Santa Catalina”, del pintor Esteban Bartolomé Murillo, regresó este jueves al Museo de Arte Decorativo Firma y Odilo Estévez. La obra había sido robada en 1983 y recientemente fue recuperada en Uruguay.

En ese marco, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, calificó este jueves como un “día histórico” la restitución a sus dueños de la pintura.

“Es un día histórico para nuestro país. Esta obra de Murillo estuvo 35 años bajo la delincuencia y fue recuperada gracias a un trabajo conjunto entre la Fiscalía de Rosario, la Policía Federal y la Policía Nacional de Uruguay”, afirmó la funcionaria nacional.

La obra, que data del siglo XVII y está titulada “Santa Catalina”, fue hallada en la localidad uruguaya de Canelones, en una investigación conjunta entre la Policía Federal Argentina (PFA) e Interpol.

La restitución de la pintura la realizó la propia ministra en el edificio del Ministerio de Seguridad de la Nación, ubicado en Pasaje Gelly y Obes 2289 de la ciudad de Buenos Aires, junto con el secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, y su par de la ciudad de Rosario, Guillermo Ríos.

“Esta obra está valuada en 1.500.000 dólares, que había sido robada por la banda de Aníbal Gordon, un mes antes del regreso de la democracia”, explicó Bullrich, que añadió: “Ahora tenemos el gran honor de devolverlo al museo de Rosario”.

La obra, robada en Rosario el 2 de noviembre de 1983 por tres delincuentes armados pudo ser ubicada luego de una investigación iniciada a raíz de una denuncia anónima hecha el 26 de octubre último ante el Departamento Protección del Patrimonio Cultural de la PFA, que afirmaba que la misma se encontraba en la República Oriental del Uruguay.

Por este motivo, los oficiales se comunicaron con sus pares de la Oficina Central Nacional de Interpol de Montevideo, quienes a través de la información obtenida pudieron ubicar la pintura, que se encontraba en poder de cinco ciudadanos uruguayos.

Los sospechosos finalmente fueron detenidos en el kilómetro 35,5 de la Ruta Interbalnearia, en la localidad de Canelones.

Además de la pintura en óleo sobre tela, con unas medidas de 113 x 88 centímetros, fueron secuestrados una pistola y un revólver calibres 22, municiones, un furgón marca Hyunday, un automóvil marca Nissan y seis teléfonos celulares.

“Las fuerzas policiales, con mucho esfuerzo técnico, logran los resultados que queremos. Lo hacen a fuerza de pura profesionalidad, de muchas horas de trabajo, simplemente, a partir de la obligación y a partir del compromiso”, destacó el secretario de Cultura Avelluto.

Murillo fue un pintor español barroco que nació en Sevilla a fines de 1617 y que tuvo gran influencia en sus discípulos y seguidores hasta mediados del siglo XVIII, con gran parte de sus trabajos de carácter religioso destinados a iglesias y conventos.

Intervienen en la causa el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal de Instrucción de la segunda Nominación de Santa Fe, a cargo de la Silvia Laura Castelli, y la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos de la ciudad de Montevideo.

Palabra local

“Estamos aquí de fiesta, es un regalo de navidad, de fin de año, pero sobre todo, un regalo de la democracia. Cumplimos 35 años de democracia igual que el tiempo que estuvo robado este cuadro de Murillo”, sostuvo la intendenta Mónica Fein al tomar la palabra en la rueda de prensa que se realizó en el anochecer de este jueves en el Museo Estévez.

“Quiero destacar el trabajo del equipo municipal de Cultura, y de este Museo porque a través de ellos articulamos con otros países a través de Interpol”, destacó la mandataria al referirse también a la ayuda del Ministerio de Seguridad de la Nación para la recuperación de la obra.

“Recuperar lo que nos pertenece es una alegría de toda la ciudadanía. Ahora lo tenemos que restaurar para ponerlo en valor. Recordemos que esta obra es parte de una donación. Y una donación de un patrimonio de este valor es algo que tenemos que agradecer, compartir y cuidar, porque nos construye como sociedad”, agregó Fein.

Asimismo, reiteró su agradecimiento “a todos los que forman parte de esta larga historia de la cultura pública, como demostraron recuperando nuestro Murillo. Todo lo que es nuestro y de todos los rosarinos debe ser buscado y recuperado en la medida que haya convicciones para hacerlo, no hay que bajar los brazos, y este es el mejor ejemplo”.

Por su parte, Ríos consideró de que la obra de arte “es muy relevante para la ciudad”. Y aseguró que el hecho de que vuelva al museo significa “un muy buen cierre” de año. “Esperamos que sea el corolario de un largo proceso. Pasaron más de tres décadas”.

El funcionario también hizo hincapié en la importancia de esta obra.

“Es parte de una colección muy importante que forma parte del patrimonio del museo Estévez, que también alberga obra «Doña María Teresa Ruiz Apodaca de Sesma», de Francisco José de Goya, que también fue recuperada en su momento”, señaló.

En ese sentido, agregó: “Además estamos celebrado los 400 años del pintor Murillo, que es un gran artista que pertenece al Siglo de Oro del arte español”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios