Ciudad, Últimas

Pandemia

Ya se vacunaron 1.300.000 santafesinos, pero hay pocas camas y ponen en duda la vuelta a la escuela

Martorano evitó meterse en la polémica por el reclamo de vuelta a clases que vino de la mano del intendente Javkin, y un grupo de 130 padres que presentaron un amparo en la justicia federal, la ministra habló de números. Y explicó que las terapias siguen al 90 por ciento


La ministra de Salud Sonia Martorano se mostró optimista por el ritmo que adquirió la vacunación y adelantó que en la provincia se inocularon 1.300.000 personas, 1.100.00 con una dosis. Si bien evitó meterse en la polémica por el reclamo de vuelta a clases presenciales que vino de la mano del intendente de Rosario, Pablo Javkin, y un grupo de 130 padres que presentaron un amparo en la justicia federal, la ministra habló de números. Y explicó que las terapias siguen al 90 por ciento y el nivel de incidencia está en mil, por lo que los guarismos no permitirían la vuelta inmediata, al menos esta semana.

Martorano contó que en el predio de La Rural ya están funcionando las tres salas para la vacunación y se están vacunando en la provincia a 40 mil personas por día. “Esta semana dimos 180 mil turnos, para que las personas sepan con antelación que día les toca”. Contó que como muchos mayores están recibiendo las segundas dosis, la reciben en el interior del auto en el que llegan para evitar que se trasladen.

Sobre la posibilidad de llegar a un punto de inmunización, la ministra aclaró que lo importante es tener metas más cortas. Y recordó que cuando se reunieron con la cartera de Salud de Israel, ellos marcaron un punto de inflexión al llegar al 40 por ciento de la población y a partir de allí se podía hablar de aperturas y presencialidad. “Quizás lo logremos en un mes y medio, por eso aumentamos la capacidad en los vacunatorios porque si recibimos muchas las podemos aplicar”.

Con respecto a las restricciones evaluó que dieron buen resultado y que se logró bajar la positividad de los testeos.

Escuelas

“Para nosotros la presencialidad es lo primero que tiene que volver y lo último que se tiene que cerrar”, destacó. Pero explicó que hay dos índices, uno es el de la ocupación de camas y otro el de incidencia. La incidencia acumulada es un término epidemiológico que refleja la expansión de una enfermedad en una población y en un tiempo determinado. Hay varios tipos en función del periodo seleccionado y desde el inicio de la pandemia del Covid-19 ha sido uno de los marcadores que determinaba las decisiones políticas. Cuando este es mayor a 500, no es recomendable la presencialidad y en Rosario está arriba de mil. En cuanto a las camas ocupadas, Nación pide que no lleguen al 80 por ciento y en la actualidad el sistema privado está en el 88 por ciento y el público arriba de 90.

“Es verdad que adentro de las escuelas no es el problema. El problema es el afuera”. De todos modos dijo que todo será evaluado.

Con respecto a la compra de vacunas por parte de la provincia de Santa Fe, la ministra dijo que no tienen fecha de entrega de la vacuna y que la idea de Nación es que todas las vacunas se acumularían en un fondo común para beneficiar a todos los argentinos. Aunque aclaró que todavía falta para definir cómo van a trabajar en el caso de que las vacunas llegue,

Comentarios