Sociedad

Pura creatividad

Y no era difícil: el argentino que dice que encontró la solución para que la Coca Cola no pierda gas

Con un verano caluroso a la vuelta de la esquina y una necesidad de ahorro muy presente, en Twitter se difundió una estrategia creativa para que las gaseosas duren más tiempo


La fórmula se hizo viral en Twitter

Con las altas temperaturas ya instaladas en noviembre y la promesa de un verano caluroso, las bebidas frías serán, como siempre, uno de los momentos de disfrute de estos meses. Una gaseosa con hielo es un refresco, una pausa y hasta, a veces, un oasis. El problema con las gaseosas es que pierden su magia —el gas, no por nada se le dice gaseosa y no refresco— si no se terminan en un día, y tenerla en la heladera mucho tiempo puede hacer que se vuelva una bebida dulce, pero de sabor extraño. Eso, claro está, hasta que llegó la inventiva nacional.

Aunque la gaseosa no es la bebida preferida por los argentinos (solo el 21% la prefiere antes que el agua, infusiones, tes y cafés, agua saborizada o leche, según una encuesta de 2022 realizada por la la Fundación Colsecor), sí tiene un lugar preferencial en la mesa de muchas familias. De hecho, Argentina es el primer consumidor mundial de bebidas azucaradas (léase: gaseosas) y su consumo alcanza aproximadamente los 130 litros por persona por año.

Uno de los fieles consumidores es Matías Calvo, emprendedor y web designer, que en Twitter publicó su solución al problema de la conservación del gas. “Le puse un tapón de soda a la botella de Coca Cola, así nunca se le va el gas entre que la abro y cierro cada vez que me sirvo. 10/10”, tuiteó junto a una foto de su invento.

Viral

La publicación se volvió viral en Twitter, con más de 50.000 me gusta y miles de usuarios celebrando el invento revolucionario. “Lo bueno del sifón es que el sistema que tiene deja salir líquido, pero no el gas”, explicó Calvo en una respuesta.

¿Cómo hizo el invento? El pico de sifón se lo sacó a una soda, ya que no se venden por separado. “Un poco de fuerza y desenrosca, tiene que ser las que son a rosca”, aclaró. Una vez puesto, el invento ya está listo para su uso. Y, según Calvo, la duración es mucho más larga: “Si se queda sin presión la batís un poco, dura lo normal”. La espuma de la foto no significa que el gas se fue, sino que “al servir hace espuma porque sale a presión, pero se baja sola”.

Las respuestas de muchos usuarios celebraron la inventiva de Calvo, bromeando con que estaba usando “el 100% del cerebro” y que “la NASA buscaba ingenieros”. Sin embargo, no podían faltar los usuarios acusados de ñoños, quienes aseguran que el sistema no funciona: “Lo probé recién y le falta presión a la botella parece”.

Ya existía

Sin embargo, el sistema ya existía. Algo similar habían inventado Iván y Luz, de Villa Ballester, el año pasado. Lo bautizaron “Sifón Coca System”, y destacaron en diálogo con Nota al Pie que, gracias a eso, la gaseosa les duró más de cuatro días en vez del “día y medio como mucho” que duraba normalmente.

En tiempos de inflación y crisis económica, todo invento que ayude a ahorrar y a que las cosas duren más, vale como oro. Con una soda terminada y una gaseosa para tomar, el verano podrá ser más refrescante y, por qué no, creativo.

Comentarios