Camioneros

Walter Cabrera: “Estamos cumpliendo con todas nuestras obligaciones a pesar de que creemos que el sistema, así como está, es inviable”

El secretario de la obra social hace referencia a las dificultades que trae aparejadas la crisis del sistema de salud en el país y destaca la responsabilidad con la que se está actuando para sobrellevarlas, toda vez que el objetivo principal es la atención integral de la familia camionera


El sistema de salud en la Argentina está atravesando un momento muy delicado en la actualidad. Los altos costos de un mercado fuertemente dolarizado, la inflación que golpea directamente en la actividad como también la especulación de jugadores poderosos de la industria médica y farmacéutica, que operan para mantener y acrecentar sus cuantiosos márgenes, dificultan seriamente la operatoria.

En este contexto, nuestra obra social ha tenido que adecuarse de la mejor manera para poder seguir brindando cobertura y cumplir con todas las obligaciones. Entrevistamos al secretario  de obra social, Walter Cabrera, para que nos brinde un panorama más completo de lo que han sido estos últimos meses para nuestra obra social.

—Hoy por hoy, sabemos que el sistema de salud está en crisis. Uno lo ve en entidades públicas, privadas y en las obras sociales sindicales. ¿Cuáles son las principales dificultades?

—Sí, es así como lo expresaste. El sistema de salud hace un tiempo que entró en crisis producto de los costos por la suba del dólar y la inflación que hace que nos tengamos que reacomodar permanentemente. Y no solamente nos pasa a nosotros, sino que lo vemos también en la salud privada que tienen ingresos muchísimos más altos que los nuestros y, sin embargo, también tienen complicaciones y han tenido que achicar sus gastos y por lo tanto sus prestaciones. Imaginate lo que es para una entidad como la nuestra, que se mantiene solamente en base al descuento que se le hace a los trabajadores. Las dificultades principales pasan por llegar a cubrir los costos.

—En este sentido ¿cómo están actuando?

—Estamos actuando con responsabilidad porque entendemos que tenemos que preservar esto que es patrimonio de todos los trabajadores camioneros. Cuando llegamos tuvimos que reordenar muchas cuestiones en nuestros procedimientos para que el funcionamiento sea preciso y práctico para los afiliados. Y con ese esquema continuamos hoy, cuidando cada aspecto que pueda comprometer la continuidad de nuestra entidad.

—¿Se tuvieron que dejar de cumplir con algunas obligaciones en relación a esta situación?

—De ninguna manera. Estamos cumpliendo con el Programa Médico Obligatorio tal como establece la ley y con todas nuestras obligaciones a pesar de que creemos que el sistema, así como está, es inviable. Para que tengas una idea, el grupo familiar para mantener una prepaga vale más de 100 mil pesos por mes, entre ocho y diez veces más caro de lo que implica estar en una obra social. Así y todo, han tenido que tomar medidas para que no se vean afectados sus ingresos. En nuestro caso hemos mantenido nuestro compromiso con todos los prestadores de salud, farmacias, etc. Buscamos que esto sea sostenible pero no queremos que por ello repercuta negativamente en la atención de nuestros afiliados, porque esta siempre va a ser la prioridad.

—¿Se ha visto afectada la cantidad de afiliados?

—No, estamos manejando una cantidad de afiliados constantes. Más allá de algunas quejas, algunas situaciones puntuales, creemos que los afiliados nos entienden y, en su mayoría, nos acompañan y valoran la gestión. Y esto también se ratifica porque son muchos los trabajadores de distintas actividades que quieren venir a atenderse con nosotros. Lamentablemente también hay que decir que han continuado los engaños a muchos compañeros camioneros a quienes les piden la clave fiscal y los cambian a otras prestadoras que tienen mucha menos cobertura que la nuestra, sin su consentimiento. Vemos que luego esos compañeros quieren volver porque se dan cuenta de que les conviene tener esta obra social.

—¿Cómo se proyectan los próximos meses?

—Hay una realidad también que es que hay un cambio de gobierno y no sabemos qué repercusión tendrá en nuestro día a día, tanto en lo que tiene que ver con la economía como con que las obras sociales dependen en buena medida de la superintendencia de salud. Pero nuestra actitud va a ser la misma. Estamos muy conformes con poder brindar servicio en las 19 delegaciones de nuestra provincia, que sabemos que los compañeros referentes de cada una de ellas están haciendo una gran gestión, lo mismo con todo el personal que está trabajando en las seccionales atendiendo a los afiliados. Tenemos convenios con prestadores de gran prestigio en diferentes localidades. Y una cosa que es muy importante recalcar es la cobertura nacional que tiene esta obra social. El chofer y su familia se tienen que quedar tranquilos por cualquier cosa que pase en cualquier lugar del país.

—Por último, se vienen las fiestas de fin de año, ¿hay algo que le quieras decir a los afiliados?

—Sí, le quiero enviar un saludo grande a toda la familia camionera. Agradecerles por el acompañamiento de estos años y decirles que se queden tranquilos, que estamos peleándola con el objetivo de poder cumplir con lo que nos propusimos cuando arrancamos la gestión de la mano de Juan Chulich, que es cuidar la salud de los trabajadores camioneros como única prioridad. Así que felicidades, gracias por acompañarnos y que tengan unas lindas fiestas y un próspero 2024

Comentarios