Coronavirus, País

Flexibilización de la cuarentena

Vuelven los bares: “Un cortado, por favor”, ya se podrá escuchar en once provincias

Rosario, Tucumán, Neuquén, y algunos municipios bonaerenses dan vía libre a los comercios gastronómicos respetando una ocupación máxima del 50% del local manteniendo el distanciamiento social. Algunas provincias, que ya habían autorizados la actividad, comenzaron a ampliar los horarios de atención


Bares, confiterías y restaurantes volverán a abrir sus puertas este lunes en Rosario, Tucumán, Neuquén, y algunos municipios bonaerenses, mientras que en San Juan y Santiago del Estero retomaron la actividad la semana pasada y en otras cinco provincias, en las que ya estaban trabajando, ampliaron sus horarios de atención.

En Rosario se habilitará la apertura de locales gastronómicos de lunes a domingos y de 7 a 23: “A partir del lunes 8 de junio vamos a empezar a recuperar cosas que extrañábamos, como encontrarnos con las personas que queremos y hace tiempo no podemos ver”, dijo el intendente Pablo Javkin.

Fuentes municipales adelantaron que la modalidad de trabajo en los restaurantes será “con reserva previa y con un máximo del 50% del factor ocupacional para respetar el debido distanciamiento entre comensales”. A su vez, remarcaron que “se determina el uso obligatorio y de manera correcta por parte de los empleados de los elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón”.

En el municipio bonaerense de Coronel Suárez, a 545 kilómetros de Capital Federal, el intendente Ricardo Moccero anunció este sábado que desde este lunes se habilitarán “con condiciones” los bares, restaurantes y confiterías luego de los anuncios del presidente Alberto Fernández.

Otra provincia donde volverán este lunes a abrir las puertas los locales gastronómicos es en Neuquén, donde el gobernador Omar Gutiérrez anunció este sábado en conferencia de prensa que volverán a recibir gente los bares y restaurantes.

Finalmente, también el gobierno tucumano anunció que los bares y restaurantes podrán abrir a partir de este lunes con algunas restricciones, pero la medida no dejó satisfechos a los propietarios de esos negocios, que advirtieron que mantendrán sus locales cerrados si no se modifican esas condiciones porque “trabajar solo de 17 a 24 en un lugar al aire libre representa solo el 10% de nuestras ventas”, según advirtió el presidente de la Unión de Hoteles, Bares y Restaurantes de Tucumán, Ernesto Gettar.

En San Juan, los restaurantes y bares comenzaron a funcionar este viernes, con reservas previas, hasta las 20 de domingos a martes y de miércoles a sábado hasta las 24, al tiempo que se anunció que se lleva un registro de asistentes para fines epidemiológicos, y que las cartas tradicionales se reemplazaron por elementos descartables y hay letreros en las paredes con códigos QR para que los comensales los descarguen del celular y puedan abonar lo consumido.

En Santiago del Estero, las confiterías y restaurantes abriran nuevamente sus puertas este lunes, desde las 9 y hasta las 15: “Dos meses estuvimos remándola, es un alivio volver a trabajar”, dijo a Telám Roberto, mozo de una confitería ubicada al frente de la plaza Libertad.

En otras cinco provincias los locales gastronómicos ya estaban funcionando y en los últimos días ampliaron sus horarios o van a hacerlo esta semana. Es el caso de San Luis, que desde este lunes permitirá que bares y restaurantes, habilitados desde el 28 de mayo, puedan trabajar un poco más: “Vamos a tratar de habilitar restaurantes y bares para la cena, con sus respectivos protocolos, pero sin espectáculos con público”, indicó el gobernador, Alberto Rodriguez Saá, este sábado en el parte que emitió el comité de crisis provincial.

En Mendoza, los bares y restaurantes retomaron la actividad el jueves 28 de mayo y desde entonces la postal es de pocos clientes con barbijos, alcohol en gel en las mesas y los comensales firmando al entrar una declaración jurada de salud, como exige el protocolo. A su vez, los locales tienen que reducir la capacidad al 50% y garantizar un distanciamiento de 2 metros entre mesas.

Esta medida favoreció a más de 750 comercios, la mayoría ubicada en la ciudad de Mendoza. Por su parte, en la ciudad de San Rafael, el dueño de Tienda del Sol, un restaurante reconocido en la zona, manifestó que “lo que más se activó fueron los bares y cervecerías a la noche con los jóvenes”.

También en Corrientes, que se encuentra en la fase 5 de aislamiento, se habilitó el 26 de mayo la reapertura de restaurantes y bares que permiten la ocupación del 50% del espacio disponible, mantienen la distancia social de dos metros entre las mesas y solo reciben comensales con turno previo.

En Salta, desde el 15 de mayo funcionan los locales gastronómicos hasta las 20, respetando la distancia social, garantizando la organización de turnos, los modos de trabajo y el traslado del personal.

Por último, Jujuy fue pionera en la apertura de locales gastronómicos porque ya lleva un mes ofreciendo ese servicio, aunque con una ocupación del 50% de la capacidad de los lugares, distanciamiento entre mesas y el permiso de recibir hasta 6 comensales por grupo, que deben respetar las salidas de acuerdo a la terminación par o impar del DNI.

El ministro de Turismo de Jujuy, Federico Posadas, comentó este sábado a Télam que la reactivación del sector “avanza bien, se trabaja más los fines de semana, por la reactivación del turismo interno”.

Comentarios