Ciudad, Política, Región

Si el coronavirus quiere

Vuelta a clases en Santa Fe: en septiembre, de forma escalonada y con prioridad de escuelas rurales

Lo dijo la ministra Adriana Cantero, aunque aclaró que dependerá de la evolución del virus en la provincia. En agosto empezarían las capacitaciones a docentes y los grupos prioritarios como las zonas rurales que no tienen acceso a internet. Después se volverá por grados y con alternancia semanal


El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, anunció que las provincias que están en fase cinco con un nivel bajo de circulación de coronavirus serán las primeras en volver a clase a partir de agosto con un sistema que alternará presencia y virtualidad. Entre los distritos incluidos por el funcionario está Santa Fe. La ministra local del área, Adriana Cantero, dio precisiones sobre cómo será la vuelta a las aulas en el territorio provincial: aclaró que en agosto empezará la capacitación docente, no docente y la adecuación de las aulas, que recién después empezarán las clases pero de manera escalonada, con prioridad de escuelas rurales y con la intención de que en septiembre todo el sistema educativo esté en funcionamiento.

La “nueva normalidad”, aclaró la ministra santafesina, será con alternancia semanal, distancia social y sin actos escolares. De todos modos, la vuelta a clases dependerá también de un factor que no es sanitario sino salarial: desde todos los gremios docentes reclaman por la reapertura de paritarias por parte del gobierno provincial, suspendidas desde principios de marzo.

La vuelta a clases fue pensada a nivel nacional por el Consejo Federal Educación, que elaboró un protocolo con distintos puntos que cada provincia deberá adoptar. El proceso de reapertura de las escuelas deberá obedecer a este acuerdo hecho por todas las provincias que contempla infraestructura y procesos de limpieza e higiene, acceso al agua potable y ventilación adecuada.Es importante aclarar que cada distrito podrá hacer normativas propias que restrinjan más, pero nunca que den mayor apertura a la dispuesta.

El ministro Trotta aseguró que aún en las provincias que tengan las condiciones de poca circulación del virus, el regreso se hará en forma escalonada, primero en el sector rural y en las pequeñas localidades del interior y luego se irá extendiendo al resto de la provincia. “La decisión final la tomará cada gobernador”, dijo. Además, Trotta aseguró que el Ministerio dará un acompañamiento presupuestario, con obras de infraestructura y adquisición de insumos.

Para garantizar la continuidad pedagógica, el gobierno nacional lanzó la plataforma Seguimos Educando, que tiene navegabilidad gratuita. A partir de agosto, con la continuidad de la alternancia entre clases virtuales y presenciales, incluirá servicios de mensajería entre alumnos y docentes sin consumo de datos móviles.

La ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, dio precisiones a LT8 sobre cómo será la vuelta a clases. En primer lugar aclaró que la vuelta gradual dependerá de la evolución de la curva de contagios y del avance del virus: “Serán nuestras autoridades sanitarias las que dirán cuándo es el momento de poder empezar a desplegar el dispositivo de gradualidad”.

Mientras eso sucede, explicó que desde el Ministerio trabajan en la planificación del regreso a clases. A partir de agosto comenzaría el plan gradual que tiene varias etapas. La primera es la capacitación de docentes y no docentes para que aprendan la forma de estar en las escuelas con todos los requerimientos sanitarios.

Después empezarán las clases con alternancia de los grupos prioritarios. “Primero empezaremos en las zonas rurales, que son las que han estado más afectadas por la falta de conectividad. Después será el turno de quinto y sexto año de escuela secundaria y técnica, que son quienes están a punto de salir de la trayectoria escolar obligatoria. Luego empezarán los séptimo grado que concluirán la escuela primaria para pasar a la escuela secundaria. Finalmente, los primeros grados son los que necesitan mayores mediaciones para el proceso inicial de la alfabetización”.

Los grupos prioritarios tendrán un tiempo de intensificación pedagógica de unos 15 a 20 días. Después, todos los grupos tendrán clases con alternancia semanal. Sobre las normas sanitarias y la alternancia, Cantero dijo: “Los protocolos que tenemos que cumplir obligatoriamente tienen que ver con el distanciamiento social, los pupitres tienen que estar separados a más de un metro y medio de distancia uno de otro, por lo tanto, los grupos serán reducidos. Eso exige una planificación de grado por grado y escuela por escuela”.

Cantero habló también de la infraestructura que se deberá invertir para adecuar las escuelas. Recordó que fue lanzada la campaña nacional de los ministerios de Educación y Obras Públicas para dar respuesta a esta demanda. “Empezamos el relevamiento de todas las necesidades edilicias. El lunes salen los equipos de Rosario, la semana pasada ya empezaron los de la ciudad de Santa Fe y se haciendo lo mismo en todas las regionales”, dijo la ministra.

Además, se refirió a cómo se está trabajando hoy la educación a distancia. “Fue una situación inédita con una metodología nueva para la cual los sistemas educativos del mundo no estaban preparados porque no ha habido experiencia sobre la enseñanza masiva de este tipo. Sin embargo, todo el sistema educativo santafesino ha salido al ruedo. Hemos encontrado una provincia que no tenía toda la conectividad que pensábamos. Hay zonas realmente muy carentes y familias que no tienen acceso a los dispositivos digitales que se requieren para la enseñanza virtual, de manera que los maestros han hecho un gran esfuerzo para poder salir en esta emergencia y sostener el vínculo pedagógico.

De cara al futuro y a pensar en lo que se nombra como la “nueva normalidad”, Cantero dijo que cambará la forma de pensar los ciclos educativos: “Podríamos pensar que en septiembre esté la totalidad del sistema. Si todo está bien, podemos trabajar intensamente un trimestre gradual con aprendizajes prioritarios y pensando en cómo será la continuidad el año que viene. Vamos a tener que aprender frente a lo inédito y a lo sorpresivo a articular trayectorias escolares no tan anualizadas, sino tal vez en ciclos más ampliados para que los recorridos estén garantizados”.

Paritarias, tema clave para la vuelta a clases

Uno de los factores a tener en cuenta para la vuelta a clases no es sanitario, sino salarial. El gremio docente en su totalidad viene reclamando al gobierno de Omar Perotti la apertura de la discusión paritaria, suspendida en la primera semana de marzo ante la llegada de la pandemia de coronavirus a la provincia.

Desde los gremios docentes y privados insisten en que la situación de cierre del diálogo con el gobierno provincial es insostenible. Como medida de fuerza, esta semana hicieron un apagón educativo para visibilizar el conflicto. “Los trabajadores y las trabajadoras de la educación han dado muestras de solidaridad, compromiso y responsabilidad, sosteniendo el vínculo pedagógico con los alumnos y las alumnas, atendiendo los comedores escolares, brindando la copa de leche, sin recibir aumento salarial”, dijeron desde Amsafé en un comunicado. La misma medida se había hecho la semana pasada, el 1ro y 2 de julio.

Días atrás la ministra Cantero habló con Radio Universidad de Rosario y dijo que no depende de su cartera habilitar la discusión paritaria: “Esa no es una cuestión que dependa del ministerio que encabezo, la discusión salarial fue suspendida en toda la provincia de Santa Fe para todos los gremios, y llegado su momento el ministerio de Trabajo junto al de Economía con la aprobación del gobernado Omar Perotti diseñarán el modo para dar respuesta a los trabajadores del estado provincial”.

Puntos fundamentales del protocolo del Consejo Federal de Educación

Será fundamental la adecuación de las aulas y espacios comunes para lograr el distanciamiento físico necesario. Esta idea se conoce como aula “burbuja”, donde se sientan, en forma de cruz, ocho estudiantes, separados por una distancia mínima de 1,5 metros.

También se propone que las escuelas diseñen un esquema de grupos aúlicos integrado por niños de similares barrios y que, a su vez, se trabaje sobre el control y detección de vacunación y enfermedades de los alumnos.

Será obligatorio desde los primeros grados el uso de tapabocas casero que cubra boca, nariz y mentón. No así para jardines de infantes.

Otro de los grandes desafíos que plantea la vuelta a clases es el uso del transporte público. Cada distrito deberá desarrollar un plan de transporte que garantice una mayor frecuencia de colectivos para evitar las aglomeraciones en la hora pico.

Sin embargo, la nueva normalidad en la que ingresará el sistema educativo también plantea que aquellos docentes o alumnos que presenten patologías previas o de base puedan continuar con sus tareas de manera virtual. Mientras que en caso de registrarse un caso positivo de Covid-19 o ante la sospecha de uno, se suspenderán las clases por un día para realizar desinfección exhaustiva del establecimiento.

Tampoco se podrán realizar eventos o reuniones dentro de los colegios.

Las instituciones asumirán formatos distintos que se caracterizarán por articular lo presencial con lo no presencial, abriendo el camino para el desarrollo de una “bimodalidad” que pueda dar respuesta a los requerimientos de las trayectorias educativas.

Sadop, con protocolo propio

A fines de junio, Sadop Rosario, gremio que representa a los trabajadores de la educación en instituciones particulares, elaboró un protocolo de base escolar para el momento en que se retomen las clases presenciales. En el mismo se destaca la jerarquización de los comités de Seguridad e Higiene como garantes de las condiciones óptimas de edificios y actividades, e incluye la obligatoriedad, por parte del Estado y los establecimientos educativos, de proveer elementos de protección. El documento estipula un cuestionario diario de chequeo y condiciones para garantizar la convivencia segura de maestros, alumnos y no docentes tanto en las aulas como en los recreos y actividades deportivas.

Entre otras consideraciones, el Protocolo establece que las entidades propietarias de establecimientos de gestión privada están obligadas a la provisión de todos los elementos de higiene y seguridad pertinentes para ser entregados a su personal de acuerdo a los estándares exigidos por las autoridades sanitarias y sin costos para los trabajadores y trabajadoras. El documento enfatiza la obligación de que en todos los establecimientos educativos se cumpla con la constitución de los comités mixtos de Higiene y Seguridad en el Trabajo dispuestos en la ley provincial 12913 de Santa Fe. Estos organismos, recuerda, tendrán a su cargo la fiscalización primaria del cumplimiento de las medidas de seguridad y salubridad necesarias dispuestas para enfrentar el covid-19 en el ámbito de laboral.

Comentarios