Policiales

Entre Rosario y Carlos Pellegrini

Vuelco, chacarero asesinado y una madre y su hijo detenidos

Lucía Guadalupe y Facundo Ernesto viven en Rosario. Los rescataron tras un siniestro vial ocurrido al filo de la medianoche del domingo en el acceso a Cañada Rosquín, pero escaparon a la madrugada del Samco local. Al día siguiente encontraron muerto, con golpes y heridas cortantes, al dueño del auto


Imagen de Facebook. El asesinado Garnero en una reunión familiar.

Saga con crimen y detención de sospechosos: un llamado avisó al filo de la medianoche del domingo sobre el vuelco de un vehículo cerca del ingreso a la localidad de Cañada Rosquín. La Policía encontró a dos personas heridas –madre de 65 años e hijo de 29, con domicilio en Rosario– que tras el rescate de los Bomberos fueron trasladadas al Samco rosquinense. De allí se fueron sin el alta médica en la madrugada siguiente. La sorpresa llegó pocas horas después, cuando la Justicia pidió contactar a la persona cuyo nombre figuraba en la tarjeta verde del vehículo y tenía domicilio en Carlos Pellegrini: en la mañana del lunes encontraron a René Juan Alberto Garnero, de 78 años, muerto en el living de su casa con marcas de golpes y cortes. El hombre, al que llamaban “El Fanfa”, era dueño de un campo de cien hectáreas y una vivienda en la que solía organizar fiestas y encuentros de juego. Allí vivía, desde hacía poco, con la mujer accidentada a la que buscaron y, finalmente, detuvieron junto a su hijo.

“A raíz de un accidente de tránsito sobre la ruta 66, en jurisdicción de Cañada Rosquín, una persona hace el llamado a la comisaría, van y encuentran a dos personas heridas que fueron trasladadas al Samco. Verificamos en la documentación del auto que el titular era un hombre de Carlos Pellegrini. Se le da intervención a la seccional de esa localidad para que se contacte, y hoy a la mañana (por el lunes), cuando lo van a buscar, lo encuentran tirado en el living, con manchas de sangre, sin vida”, relató el fiscal de San Jorge Carlos Zoppegni, a cargo del caso.

En la tarde del lunes detuvieron a detuvieron a Lucía Guadalupe A., de 65 años, y a su hijo de 29, identificado como Facundo Ernesto.

 

Frente al pedido del funcionario judicial para contactar al dueño del auto, policías de la comisaría 5ª de Carlos Pellegrini encontraron la puerta de la vivienda de Garnero –en la zona rural– entornada. Dentro, el propietario estaba en el piso sin signos vitales y con manchas de sangre. La médica que revisó el cadáver constató una muerte violenta: el cuerpo presentaba hematomas de golpes, un corte en uno de los pómulos y numerosas heridas defensivas en manos y en brazos. Estimó, además, que lo que por esos datos se mostraba como un asesinato, había ocurrido poco antes del aviso sobre el siniestro vial.

La mujer y el joven que volcaron con el auto de Garnero –un Nissan Tiida– dejaron sus documentos dentro del vehículo. Las cámaras del centro de salud donde derivaron a los dos tras el siniestro detectaron que a las 2.45 del lunes abandonaron el lugar. En sus DNI figuraba un domicilio de calle Nazca al 8500, en Rosario. En la tarde del lunes, efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) de San Jorge y de la Unidad Regional XVIII del departamento San Martín llegaron hasta esa vivienda de Fisherton R. y detuvieron a Lucía Guadalupe A. y a su hijo, identificado como Facundo Ernesto A. Los dos quedaron demorados en el marco de la investigación del crimen.

El fiscal Zoppegni ordenó los peritajes de rigor en la casa de la víctima y la autopsia de su cuerpo en la morgue judicial de la ciudad de Santa Fe. Este viernes indagará a los detenidos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios