Ciudad, Edición Impresa

Vuela el fantasma del paro en los surtidores

Empleados de las estaciones de servicio se reúnen hoy en una asamblea.

En sintonía con la Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios (Foesgra) que reclama un aumento salarial para el sector con la amenaza ya lanzada de un paro en la actividad de los surtidores durante la próxima Semana Santa si no se llega a un acuerdo, la sección local del Sindicato de los Empleados de Estaciones de Servicio realizará hoy una asamblea donde hay probabilidades muy altas de que decidan medidas de fuerza frente a la falta de respuestas por parte de las cámaras que nuclean a los empresarios, titulares de los centros de expendio de combustible. De concretarse la huelga, esto afectaría de manera definitiva al turismo durante el fin de semana largo en todo el país así como también a la normal circulación del parque automotor en la ciudad.

El titular del sindicato que nuclea a los trabajadores de las estaciones de servicio, Ismael Marcón, comentó que el sector ya comenzó desde hace un tiempo –y de manera independiente– una discusión salarial en la provincia de Santa Fe. “Somos un gremio que no está federado pero sí estamos unificando el reclamo juntamente con la Foesgra, que es la federación nacional. Estamos convocando a una asamblea para el día de mañana (hoy) en la cual seguramente van a salir medidas de fuerza atento a que hemos hecho una serie de sondeos previos y charlas en forma particular con las cámaras del sector y nos manifiestan la posibilidad en concreto de darnos un aumento que sin dudas lo estamos necesitando atento a lo bajo que están nuestros salarios”, comentó.

El gremialista puso números a las necesidades que tienen los empleados de los surtidores al señalar que se está pidiendo un salario básico mínimo de 4 mil pesos para el sector. “Hoy un trabajador común está cobrando 2.500 pesos. Si nosotros hablamos de un porcentaje sobre un salario tan deprimido, en los números será muy lindo pero a la hora de los bifes es muy poco”, aclaró.

Marcón reconoció que las estaciones de servicio están pasando por una etapa difícil y con serios problemas en la rentabilidad pero se encargó de pedirles a los empresarios un mayor compromiso para defender su negocio. “Sin duda que hay una gran cuota de verdad cuando las cámaras manifiestan dificultades económicas y una falta de rentabilidad pero yo hace 20 años que vengo escuchando la misma historia. Siempre esto aparece cuando uno reclama una recomposición salarial. Yo entiendo que las petroleras son las que se quedan con la porción más importante del mercado y reparten poco, pero tampoco los muchachos se preocupan de pelear su porción de rentabilidad para poder derramar en los trabajadores”, señaló.

“El otro día veíamos, un poco hasta dolidos ya que somos trabajadores del petróleo, que los trabajadores del Sindicato del Petróleo y Gas Privado cerraron una suma fija de 25 mil pesos que se suma en los próximos sueldos. Nosotros también somos parte del mismo eslabón. ¿Cómo puede ser que un trabajador que está dentro del sector del petróleo gane salarios que están en los 14 o 15 mil pesos? Es un salario de subsistencia el que estamos pidiendo porque si uno analiza cuando agarra el changuito antes con 200 pesos más o menos lo acomodaba y ahora necesita 800”, continuó.

Sobre qué clase de medidas podrían decidirse en el cónclave que se realizará hoy, el sindicalista dejó abierto el abanico para varias opciones. “Nosotros estamos definiendo nuestra posición. Estamos evaluando todo tipo de medidas, desde asambleas informativas, cortes parciales o paro coordinando la acción con Buenos Aires. Porque también allá se está haciendo un congreso el día lunes donde vamos a ir con idéntico pedido. Somos un sector que viene muy castigado porque venimos perdiendo fuentes de trabajo de manera permanente. Las petroleras están invadiendo gran parte del negocio y es cierto lo que dicen de alguna manera los empresarios, pero tampoco vemos en ellos una determinación concreta para pelear por la rentabilidad”, concluyó.

Comentarios