El Hincha

Mundial

Vóley: Argentina perdió ante Japón, pero avanzó de ronda

El seleccionado albiceleste cayó 3-2 con parciales 26-24, 20-25, 30-32, 25-20 y 15-13. Aún tendrá que esperar resultados de otros partidos para saber qué rival tendrá en la siguiente ronda


La Selección argentina de voleibol masculino se clasificó este martes a la siguiente ronda del Mundial de Italia y Bulgaria 2018, pese a perder con Japón 3 a 2, en el último partido del Grupo A.

El cotejo, disputado en la ciudad italiana de Florencia, terminó con parciales de 26-24, 20-25, 30-32, 25-20 y 15-13 en favor del conjunto nipón.

Ahora Argentina tendrá que esperar los resultados de los otros partidos para saber que rivales tendrá en la siguiente etapa del certamen.

Ahora Argentina tendrá que esperar los resultados de los otros partidos para saber que rivales tendrá en la siguiente etapa del certamen.

El equipo dirigido por Julio Velasco ahora se mudará a Bulgaria, más precisamente a la ciudad de Varna, para encarar la segunda parte del campeonato.

El inicio fue favorable para Argentina, pero Japón también peleaba por entrar en la siguiente ronda, pero para eso no debía dejar a los albiceleste dejarle ganar dos set.

Sin embargo, el opuesto Yuji Nishida fue imparable para el bloqueo argentino y logró un total de 30 puntos, y fue vital en la reacción japonesa.

En el final del parcial Japón estuvo más sólido para cerrar los puntos y Argentina cometió muchos errores y dejó escapar el set por 26-24.

Para el segundo set Argentina arrancó con todo y se puso adelante en el marcador, pero Japón otra vez lo alcanzó, pero ahí emergió la figura de Facundo Conte (33 puntos) para sostener a los albicelestes que se llevaron el segundo set 25 a 20.

El tercer parcial fue el más reñido, en parte porque Masahiro Yanagida (21) sostuvo junto a Nishida la ilusión asiática, y por el lado argentino el más sólido siguió siendo Conte, acompañado por Sebastián Solé (14).

La definición llegó en el sexto “set ball” en favor de los de Velasco, pese a que Japón tuvo dos chances de cerrarlo.

Con dos set en su haber y la clasificación a la siguiente fase asegurada, el equipo argentino se mostró relajado, por lo que no logró mantener la efectividad de los parciales anteriores, más allá de que Conte siguió con la “mano caliente”.

La potencia de los saques japoneses y las malas recepciones en algunos momentos, privaron a Argentina de tener un juego homogéneo y en parte por eso perdió 25-20.

El tie break del final fue reñido y muy cerrado y disputado palmo a palmo, pero en los detalles de bloqueo y de ataque que mostró Argentina radicaron las razones para que termine perdiendo el partido.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios