Edición Impresa, El Hincha

Vivas: “Nos afecta a todos”

Por Franco Trillini. El director técnico de Central Córdoba analizó la difícil situación que atraviesa el plantel, de paro por falta de pagos.

“Esta situación nos afecta a todos por igual. Pero tenemos que permanecer tranquilos y no desesperarnos. Ahora no nos queda otra opción más que acompañar al equipo en este complicado momento que esta atravesando y esperar a que todo se solucione lo más rápido posible”, afirmó con resignación el entrenador Marcelo Vivas, víctima indirecta de la medida de fuerza que desde el lunes realizan sus jugadores, quienes le reclaman al club los sueldos atrasados correspondientes a los meses de enero y febrero.

Ni siquiera el gran envión anímico de cosechar dos victorias consecutivas logró modificar la postura de los futbolistas, que incluso antes de salir a la cancha el pasado sábado para enfrentar a L. N. Alem (2-1), ya tenían tomada la decisión de ir a paro si al día siguiente no aparecía la plata. Y la plata prometida nunca apareció.

Ahora, tras cumplirse el cuarto día sin entrenamientos y a 24 horas del choque como visitante frente a Midland (a las 15.30 y con el arbitraje de Gastón Iglesias), el entrenador declara con franqueza los pormenores de haberle regalado al rival toda una semana de entrenamientos.

“Es realmente muy triste todo esto que está pasando. Todos estábamos muy satisfechos con el rendimiento que tuvo el equipo en estas últimas fechas y es imposible negar que esta situación no nos perjudica”, aseguró el técnico, quien de todas maneras agregó: “Pero igual entiendo los motivos de los jugadores. Están en todo su derecho de reclamar. Por eso cuando me comentaron la situación no me opuse en ningún momento y quise respetar siempre la postura que adoptaron”.

A pesar de que ayer se esperaba un nuevo conclave entre los principales referentes del plantel y la comisión directiva, finalmente no se realizó ninguna reunión en la sede social del club, de modo que la medida de fuerza se extenderá a la semana próxima.

“Es una pena todo esto porque la gente se había ilusionado mucho con las dos últimas victorias y lo que está pasado no le hace bien a nadie”, argumentó el director técnico, quien al menos hoy por la mañana se podrá sacar las ganas de dirigir un ensayo táctico junto al plantel (ver aparte).

“En todos mis años vinculado al fútbol nunca me tocó vivir una situación semejante, aunque tampoco es que me sorprenda mucho. Cuando decidí venir a Central Córdoba era totalmente conciente de todos los problemas económicos que existían en el club y de entrada estuve dispuesto a afrontar cualquier tipo de contratiempos de esa índole que pudieran surgir”, expresó el entrenador, quien se despidió diciendo: “Yo estoy tranquilo y confío en que a más tardar, toda esta situación se solucionará la próxima semana”.

Comentarios