Policiales

Montevideo al 1400

Viuda negra: así entraron al departamento céntrico donde fue asesinado comerciante de 60 años

El hecho ocurrió a principios de febrero. La víctima se había separado y alquiló la vivienda donde lo mataron. Para la Fiscalía llegó a su nuevo hogar con la pareja criminal y luego fue maniatado y golpeado para que entregara sus objetos de valor. La mujer acusada dijo que actuó bajo coacción


Una pareja fue imputada este viernes por el homicidio en ocasión de robo de Máximo José Benítez, un comerciante de 60 años que se había separado poco antes y se había mudado a un departamento céntrico. La noche del crimen era la primera que pasaba en su nuevo hogar. Al día siguiente su hijo lo encontró maniatado y asesinado. Faltaban varias de sus pertenencias. Por el hecho una pareja fue detenida el último miércoles. Según la teoría fiscal ambos llegaron con la víctima a su departamento donde, tras compartir un momento de placer, lo atacaron salvajemente.

Benítez había cerrado su negocio tras una jornada laboral el 7 de febrero. Llegó a su nuevo hogar ubicado en un departamento de Montevideo al 1400 y estacionó su Ford EcoSport en 9 de Julio y Corrientes. Lo acompañaba una pareja y tras bajarse de la camioneta caminaron por Corrientes hasta Montevideo e ingresaron al departamento.

Según el fiscal Adrián Spelta, una vez en el interior de la propiedad consumieron alcohol y mantuvieron relaciones sexuales tras lo cual los visitantes redujeron a la víctima y lo ataron con cables. Lo golpearon en reiteradas oportunidades, le cortaron los dedos mientras le pedían cosas de valor, contó el funcionario. Benítez se resistió y le pegaron con varios objetos, entre ellos una estufa de hierro y botellas, en la cabeza en reiteradas oportunidades.

La victima quedó agonizante y los atacantes se llevaron un TV de 32 pulgadas, un celular y otras pertenencias. Cerca de la 0.30 se fueron en un Fiat Uno negro, propiedad de Tania Natalí G., ahora imputada, que esperaba en la cuadra. Al volante iba una tercera persona que aún no fue identificada. Se fueron por calle Montevideo hacia el este.

Al día siguiente sus hijos se preocuparon cuando no tuvieron noticias de su padre: no había ido al trabajo y no atendía el teléfono. Uno de ellos fue hasta el departamento y entró con un vecino a quien le explicó lo que le pasaba. Llegaron hasta el noveno piso y la puerta del departamento estaba cerrada pero sin llave. La abrió y se encontró con un gran desorden. El cuerpo de la víctima estaba tirado en el piso de la habitación maniatado, ensangrentado y con numerosas lesiones.

La pesquisa

Tras el crimen el número de celular de la víctima impactó en una antena del Parque Regional Sur y otra antena en el barrio Puente Gallegos. También se levantaron rastros de la EcoSport. En el marco de la puerta trasera del lado del acompañante había una huella que resultó ser de Tania G.

Familiares de la víctima aportaron que en el historial de la computadora de escritorio que usaba la víctima había ingresos a aplicaciones para conocer personas y una cámara de seguridad de un edificio de calle Corrientes tomó a la víctima la noche del hecho caminando, a las 21.21, junto con una mujer idéntica a Tania G. y un hombre parecido a su pareja, el ahora imputado Sergio Omar V.

Otra cámara de seguridad de un comercio de Montevideo al 1400 filmó a la mujer pasar hacia al este a las 23.49 y volver a las 23.58 en dirección al edificio. Un minuto más tarde estacionó un Fiat Uno negro. Al rato un hombre, al que la Fiscalía señala como Sergio Omar V., guardó en el baúl del Uno un televisor y subió al auto al igual que la mujer.

La pesquisa determinó que la pareja contaba con domicilio en la zona sur de Rosario y también en Victoria. Algunas llamadas que tenía la víctima venían de la localidad entrerriana. Además sumaron una investigación sobre un hecho de robo, ocurrido en noviembre pasado, donde se utilizó la modalidad viuda negra: allí se sospecha de la participación de la pareja. Tras ese robo adquirieron en Victoria un Fiat Uno negro.

Este martes 19 de mayo, en un operativo cerrojo, sabuesos de la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC, ex PDI) detuvieron a la pareja circulando en un auto por calle Ovidio Lagos y Batlle y Ordóñez.

Entre las pertenencias que había en el auto los uniformaron encontraron clonazepan, por lo que se investiga si planeaban cometer otro delito vinculado con la modalidad de ataque que se le atribuye a la pareja.

Imputación

Este viernes el fiscal Spelta acusó a Sergio Omar V. de 31 años y Tania Natalí G. de 29 por homicidio en ocasión de robo, violación a las medidas para evitar la propagación de una pandemia y desobediencia.

La mujer que fue representada por el defensor oficial Darío Pangrazzi declaró y responsabilizó a su compañero de causa. Dijo que él la drogó y la obligó a cometer el hecho. Mientras que el hombre, cuya defensor oficial es Mariano Bufarini, optó por no declarar.

Tras escuchar a las partes y los intentos de la defensa por lograr una morigeración a la prisión preventiva, el juez Pablo Pinto tuvo por formalizada la imputación y dictó una medida cautelar de encierro para ambos por el plazo de ley, por lo que estarán detenidos al menos dos años mientras avanza la investigación.

 

Comentarios