Política

Otra puesta en escena

Visitas de Macri: no era fábrica, era galpón de importadora

El 18 de septiembre, el presidente estuvo en una planta hablando con Fabián Colussi. El video lo muestra como un industrial del rubro electrodomésticos que piensa contratar más personal y que exporta. El sector lo desmintió: es un importador de productos chinos, cercano al PRO


Mauricio Macri visitó el mes pasado una empresa del barrio Nueva Pompeya, en la Ciudad de Buenos Aires, a la que el equipo publicitario de Cambiemos presentó como una “fabrica de electrodomésticos”. Habló con su titular y algunos empleados que agradecían tener trabajo en una industria, pero no lo era: como se le escapó a uno de los que aparecieron en el video, apenas se trataba de un galpón. Empresarios del sector y hasta el gobierno de Tierra del Fuego, donde están radicadas las plantas que ensamblan casi el total de los televisores y celulares que se venden en el mercado interno como “made in Argentina”, salieron al cruce de lo que definieron como otro “montaje” del márketing oficialista.

La controversia por la nueva visita, fechada el 18 de septiembre, se suma a la de la pizzería de dos empleados estatales, uno de los cuales es un asiduo operador de redes sociales en favor del gobierno y posteador de agresiones a opositores. El video más reciente que mereció réplicas duras por su montaje dudoso es el que muestra al presidente en la firma Noroghi. La información oficial afirma que “se dedica a fabricar electrodomésticos” y “este año realizó su primera venta al exterior y serán los primeros en vender productos de Industria Nacional a Estados Unidos”. Las imágenes muestran al fundador de la firma, Fabián Colussi, agregar que exporta productos electrónicos a México y que por su expansión aumentará su planta laboral de 132 a 200 empleados. Salieron a desmentirlo.


La Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), que representa a las principales plantas de electrónica del país, las que en conjunto producen el 97 por ciento de los celulares y el 90 por ciento de los televisores que se venden en el mercado local, aseguró que ninguno de sus integrantes conoce a Noroghi o a quien se presentó como su titular. Es más, el empresario Colussi, a quien visitan asiduamente funcionarios del PRO con cámaras de video, tiene problemas con el fisco. No fabrica nada, agregaron desde Afarte: importa productos terminados de China. Las imágenes difundidas por Cambiemos avalan sin quererlo esto último: lo que se ve no es una línea de montaje, no hay máquinas sino estanterías. Uno de los presuntos trabajadores del emprendedor lo pone en evidencia al recordar que antes de sumarse a la compañía conocía “el galpón” porque se desempeñaba antes allí en otro empleo.

El portal de noticias La Política on Line consultó a fuentes del gobierno de Tierra del Fuego sobre Noroghi. Les respondieron que la firma es una importadora de marcas chinas, que no tiene ninguna línea de producción de nada y que lo que visitó Macri es un galpón de almacenamiento. “Tienen un par de empleados registrados, un jefe de galpón que no sabemos lo que es. Hasta la pagina es trucha”, abundaron desde el gobierno de la provincia que concentra a la mayoría de los ensambladores de productos electrónicos. “Son intermediarios que importan desde China y venden servicios a los negocios locales. En el video de Macri se ve claramente que no es una fábrica, es un depósito”, insistieron.

La administración fueguina tiene para enojarse con el Ejecutivo nacional, y no sólo por el video. La gobernadora Rosana Bertone viene cuestionando la quita de aranceles para la importación de insumos y productos tecnológicos para las plantas de la isla, una medida que beneficia a los importadores del resto del país y está a tono con la política global del macrismo.

Colussi no figura en las listas de industriales, pero sí en otras. Es sponsor de corredores de autos y encabeza una corriente interna en el club de fútbol Racing. Es anfitrión regular, también, de funcionarios del PRO, tanto porteños como nacionales.

“Podrían venir a Tierra del Fuego donde tenemos 11.000 empleados reales en las fábricas y siguen aguantando los decretazos del goberno nacional contra la industria”, se quejaron desde las cercanías de la gobernadora Bertone al portal LPO. “Fue un montaje”, resumieron.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios