Edición Impresa, Le ponen la firma

Reflexiones

Visita brasileña con claroscuros

El nuevo canciller de Brasil, José Serra, pretende que su primer viaje al exterior sea a la Argentina, lo que en principio se concretaría la semana que viene y permitiría a nuestro país conocer de primera mano sus intenciones sobre una refundación del Mercosur.


El nuevo canciller de Brasil, José Serra, pretende que su primer viaje al exterior sea a la Argentina, lo que en principio se concretaría la semana que viene y permitiría a nuestro país conocer de primera mano sus intenciones sobre una refundación del Mercosur.

La fecha de su llegada depende de gestiones que se realizan en estas horas a fin de concertarla con la agenda de la ministra Susana Malcorra, dijeron a Ámbito Financiero en la Cancillería. “Será la semana que viene o, a más tardar, la próxima”, agregaron en la embajada de Brasil.

El Mercosur y la Unión Europea acaban de intercambiar sus ofertas para la negociación de un acuerdo de libre comercio, gesto que el gobierno de Mauricio Macri considera suficiente para probar su vocación por un bloque abierto al mundo, en contraposición a la visión de la era kirchnerista. El propio presidente y su canciller ya hablaron de una futura convergencia comercial con la Alianza del Pacífico y hasta con Estados Unidos.

En principio, eso debería ser suficiente para José Serra, quien sostuvo, durante sus años en la oposición, una enconada resistencia al proyecto del Mercosur como una unión aduanera, algo que, según decía, suponía un menoscabo de la soberanía de Brasil. En marzo del año pasado, calificó ese proyecto como un “delirio megalómano” y en noviembre se burló de la adhesión de Venezuela y de la que tramita Bolivia. “Esas potencias económicas”, ironizó.

Según averiguó este medio en Brasilia, Serra transmitirá a su colega argentina y, si se pacta un encuentro, también a Macri, que nuestro país sigue siendo una prioridad estratégica para Brasil y manifestará que hay mucho para ganar de una acción internacional conjunta.

Sin embargo, pese a la señal que implica que la Argentina sea su primer destino, a la confianza de nuestra Cancillería y a esos primeros mensajes, Serra también emitió, a través de un allegado, indicios que motivan preocupación.

Aloysio Nunes Ferreira, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, estrecho aliado del canciller y, como él, hombre del Partido de la Social Democracia Brasileña de San Pablo, estimó que el replanteo radical de la política exterior que está en marcha en su país implicará una reformulación del Mercosur para permitir, por ejemplo, que cada país miembro negocie unilateralmente acuerdos comerciales con otras naciones o bloques, informó anteayer el diario Folha de Sao Paulo. Ese extremo significaría una liquidación abrupta de la unión aduanera, que establece una política arancelaria común, y una reversión del bloque hacia un simple tratado de libre comercio.

¿Dejará Serra de lado esa idea, que él mismo defendió durante años, si obtiene del gobierno argentino un compromiso firme de avanzar en una apertura del Mercosur? Eso, que sería también acompañado por Uruguay y Paraguay, a mediano plazo significaría un posible apartamiento de la Venezuela de Nicolás Maduro, fuertemente adversa a ese tipo de tratativas.

Para Serra, será fundamental mostrar resultados rápidos y de calado si quiere que su tiempo en el cargo le sirva como trampolín para una candidatura presidencial.

Serra ya hizo saber que modificará radicalmente la orientación diplomática de Brasil. Una de las primeras muestras de eso será el cierre de numerosas embajadas, dando por tierra con la expansión, sobre todo en África, de los años de Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff, que elevaron a unas 200 las representaciones diplomáticas en el mundo.

Asimismo, se confirmó que el diplomático de carrera Fred Arruda será el asesor de la Presidencia en política internacional, poniendo fin al alto perfil y el doble comando que durante la era petista mantuvo en ese cargo Marco Aurélio Garcia, militante de un Mercosur fuerte y virtual canciller para Sudamérica.

Comentarios