Espectáculos

En Empleados de Comercio

Virginia Lago es “La panadera de los poetas”

La obra ganadora del Estrella de Mar 2018 a mejor drama, se conocerá en Rosario este viernes


El ejercicio metafórico que siempre habilita el buen teatro encontrará este fin de semana una excelente excusa en La panadera de los poetas, obra teatral ganadora del premio Estrella de Mar 2018 como mejor espectáculo dramático que tiene como gran protagonista a la talentosa actriz Virginia Lago.

De este modo, la protagonista de recordados trabajos como El Ángel o Mariana Pineda, ambos sobre textos de Lorca, vuelve a la ciudad después de algún tiempo con esta obra escrita por María de las Mercedes Hernando, dramaturga oriunda de Olavarría, donde interpreta a María Candelaria Seoane, una panadera en un pueblo blanco de España en los años 30.

“Como siempre digo, el teatro lo puede todo, y esta es una obra preciosa, escrita con gran sensibilidad; mi personaje es el de una panadera que en los años 30 vive en un pueblito de estos muy pequeños de España, esos pueblos blancos de la montaña a los que refiere Serrat, y es la única panadería que hay allí, por lo tanto ella hace sus dulces, sus confituras, sus panes, para la gente de ese pueblo, hasta que pasa algo especial”, expresó Lago que comparte el escenario con Jorge Seleme, quien da vida a Federico García Lorca, el poeta de Granada, y a Francisco González Gil, quien se pone en la piel de Miguel Hernández, el poeta de Orihuela, todos bajo la dirección de Mariana Giovine (su hija), con música original y arreglos de Marcelo Álvarez.

“De algún modo, la obra transcurre alrededor de mi personaje, María Candelaria, la de los panes con embrujos de amores y recetas milenarias; es una solterona muy gruñona y al mismo tiempo, muy simpática, que está rodeada de estos dos grandes poetas que aparecen; un poco es rememorar esa costumbre que tenía Lorca de recorrer su país con su barraca y sus obras. Y un día llega a esa panadería a comprar y algo y nunca más se va porque siempre está volviendo. Y lo mismo pasa con el gran Miguel Hernández, que se presenta como el poeta de las cabras de Orihuela. Es una gran metáfora de aquellos años, porque esta mujer está en contra de cualquier tipo de violencia y pensemos que la obra transcurre en los albores de la Guerra Civil Española, a mediados de los años 30”, evaluó la actriz, de vasto recorrido teatral pero también televisivo.

Mientras María Candelaria cocina sus manjares, la revolución se inicia como la siniestra antesala de la Guerra Civil Española. Unos años más tarde, en 1936, Lorca terminaría fusilado, pero ella no lo sabe. “Ella sólo sabe de recetas, de confituras, de panes con sabores mágicos, y de poetas”, sostiene la actriz.

“De algún modo, esta mujer reta a estos poetas como si fueran sus hijos, para que no sean tan vehementes; son muy jóvenes en ese momento, y claramente, no tienen pelos en la lengua. Los años y la situación política terminan con la vida de los dos: a Lorca lo mataron y Hernández mure en la cárcel enfermo de tuberculosis”, expresó finalmente la actriz acerca de esta propuesta que, claramente, es una bella excusa para repasar fragmentos de las obras de ambos escritores.

Para agendar

La panadera de los poetas se presenta viernes y sábado, a las 21, y el domingo a las 20, en la sala Empleados de Comercio, de Corrientes 450

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios