Edición Impresa, Policiales

delitos sexuales

Viralizan video con abusos y tormentos

Ayer, por esa red social se viralizó un video donde se ve a un grupo de muchachos provocarle distintos tipos de vejámenes y torturas: lo desnudan, le pegan con un cinto y amenazan con violarlo.


Gonzalo tiene 21 años y un retraso madurativo. Sus hermanos lo describen como un chico sin maldad y muy sociable. Dicen que tiene siete cuentas en Facebook y que todos los días publica una novia nueva. Ayer, por esa red social se viralizó un video donde se ve a un grupo de muchachos provocarle distintos tipos de vejámenes y torturas: lo desnudan, le pegan con un cinto y amenazan con violarlo. Una persona que vio las imágenes hizo la denuncia que recayó en la Fiscalía de Delitos Sexuales. En pocas horas, la noticia tomó gran repercusión y uno de los presuntos agresores se entregó a la Policía. Un familiar de Gonzalo dijo que se enteró por las redes y explicó que la agresión fue en represalia a que se quiso salir de una banda que integraba con pibes de su edad.

“Gonzalo es discapacitado. Tiene problemas en la cadera, en la vista y un retraso madurativo. No puede hacer ninguna clase de deporte por su dificultad. Así que decidió unirse a la banda Barrio Unido para hacerse popular”, contó su hermano Fernando, de 26, a El Ciudadano. Según su explicación, Gonzalo se unió a ese grupo por una invitación de Facebook para pertenecer a esa comunidad que tendría más de 200 miembros. Agregó que los algunos fueron expulsados y armaron Las Pirañas, la competencia a la que Gonzalo había pertenecido antes.

Fernando dijo que no conoce a los integrantes de ninguno de los dos grupos pero que sabe que cometen actos de “vandalismo”, “se pelean y roban entre ellos” y le “faltan el respeto” a la sociedad. “Tienen entre 17 y 25 años y son rejuntes de distintos barrios de Rosario como Tablada, Santa Lucía, Las Flores”, agregó. “Gonzalo quiso salir de esa banda. Quería ir a la Iglesia, terminar sus estudios y trabajar. Pero pensaron que se iba a unir otra vez a Las Pirañas y por eso sus supuestos amigos lo reprimieron”, concluyó. “Nos enteramos por redes sociales porque se viralizaron dos videos”, confió Fernando, quien dijo que la agresión ocurrió el lunes a la tarde y él se enteró ayer martes. “Gonzalo no dijo nada, estaba encerrado y muy avergonzado. Pero nos enteramos por internet. Sabemos que no hubo acto sexual, pero lo torturaron”, siguió Fernando.

“En un video lo tienen con el jean bajo, contra la pared y le daban cintazos mientras le decían que se prepare para la requisa, como si estuviese en un pabellón. Y el segundo video es más fuerte, lo tienen ya con todo el cuerpo desnudo, le están pegando, fingen un abuso sexual y le apoyan los miembros (por genitales) en la boca”, resumió. “Creo que lo drogaron, le dieron gaseosa con algo, porque una persona a la que le hacen eso no se pude reír como Gonzalo”, continuó. “Gonzalo es una persona inocente, por su retraso habla como un chico de 12, 13 años. Somos 11 hermanos, de distintos padres. Él vive con mi mamá, que está entrando a los 7 meses de embarazo y tiene problemas de salud. Imaginate lo angustiada que está con esto”, dijo.

“No es un pibe que haga maldades, pero me dijeron que lo usaban para vandalismo y él se dejaba porque se sentía popular. Tiene como siete perfiles de Facebook, porque los que lo odian le hackeaban las cuentas. No se porqué lo odian. Es sociable y todos los días ponía novias distintas”, cerró.

Ayer se presentó en la seccional 32ª un joven de 18 años, que mañana será acusado por la fiscal Carla Cerliani, quien investiga si la agresión fue “en el marco de un código de barras”. Se informó que tras la denuncia se solicitó a peritos que capturen los videos y las páginas desde las que se subieron, para rastrear las direcciones de IP. Además, dijeron que ayer la víctima se presentó a declarar acompañada por sus familiares.

Si te gustó esta nota, compartila