Ciudad

Coronavirus

Violencia de género: agresores rompen órdenes de restricción y cuarentena

Desde el Área de Género y DDHH de Rosario reforzaron las políticas de atención en momentos de cuarentena y notaron menos consultas al Teléfono Verde, que responde a la dificultad que muchas mujeres tienen para pedir ayuda en convivencia. Además, hubo hombres quede incumplieron con órdenes judiciales


La pandemia de coronavirus y las medidas de cuarentena llevaron a los distintos niveles del Estado a reforzar medidas de prevención de la violencia de género. Es que quedarse en casa para evitar la propagación del virus puede ser un infierno para las mujeres que son víctimas de violencia. A nivel nacional funciona la línea telefónica 144 y en las últimas semanas tuvo un incremento del 30 por ciento de las consultas. Desde el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad aclararon que no se trata de un aumento de la violencia, sino de consultas en relación al coronavirus y puede estar justificado en la difusión que tuvo la línea en los últimos días. En Rosario funciona el Teléfono Verde 0800-444-0420. Como la nacional, atiende las 24 horas del día los 365 días del año. Según informaron desde el la Secretaría de Género y Derechos Humanos, desde el inicio del aislamiento obligatorio la línea telefónica registró una tendencia distinta: en las últimas 48 horas bajó a la mitad el promedio de 20 llamadas diarias (por mes suelen registrar 600). Otra vez, detrás de los números no hay una disminución de las cifras de violencia y así lo explicaron: “Es evidente que muchas mujeres pueden tener dificultad para pedir ayuda en una convivencia de tiempo completo con el agresor en el hogar”.

Un dato que llamó la atención de la Secretaría es que durante la cuarentena obligatoria se registraron casos de hombres que violaron órdenes judiciales de prohibición de acercamiento a mujeres, lo que implica que también incumplieron con la cuarentena obligatoria. En estos casos, estarían cometiendo un doble delito. “Recordamos que en estos casos la mujer debe llamar al 911 automáticamente”, dijeron desde el municipio.

Otra tendencia que observaron en los llamados al Teléfono Verde es la mayoría de las mujeres llama desde la casa de familiares, amigas o amigos donde se refugia para cumplir con el aislamiento y no ser víctima de violencia en sus casas.

Desde la Secretaría de Género recordaron que ninguna mujer está obligada a estar con su agresor: “Es importante transmitir que, más allá del aislamiento obligatorio, ninguna mujer está obligada a convivir con un agresor, menos aún si su situación es de riesgo de vida. La mujer que se enfrente a estas situaciones extremas puede salir de su casa con sus hijes para pedir ayuda, ir a la comisaría más cercana a su domicilio y realizar allí la denuncia. También es fundamental que las mujeres no se desvinculen de sus familiares o redes de contención seguras, ya que son un recurso fundamental para protegerse de las violencias machistas”.

Además, informaron que el equipo de profesionales del Teléfono Verde aumentó el seguimiento de casos, lo que significa un incremento de las llamadas salientes. También se está dando prioridad al monitoreo de las mujeres que tienen botón de pánico, registradas en la Dirección de Prevención y Atención de las Violencias de Género.

Las psicólogas y abogadas del Teléfono Verde escuchan, dan contención y brindan asesoramiento legal. Acompañan a las mujeres a hacer las denuncias y hacen seguimiento de cada caso. También están en los centros de protección o refugios donde se alojan las mujeres que están en de riesgo de vida, muchas veces con sus hijos o hijas. La atención no incluye sólo a las mujeres que llaman. También recibe pedidos de instituciones, centros de salud y organismos judiciales que derivan a otras víctimas. Por la eficiencia y la calidad de la atención, la línea se convirtió en una de las herramientas fundamentales de la ciudad para atender la violencia de género.

En articulación

Una de las acciones que lleva adelante la Secretaría de Género es la articulación con el 911. A través de esa coordinación, en las últimas 72 horas se dio refugio a una mujer en uno de los centros de protección. “Nuestro equipo trabaja permanentemente con redes y organizaciones sociales. La labor de estas redes es muy importante en estos días para ayudarnos a detectar situaciones que podrían no llegar por la vía habitual. De hecho, el ingreso reciente al centro de protección responde a un caso que llegó por esta vía”, dijeron desde el área.

Los dispositivos de atención presencial diaria están suspendidos por la cuarentena, aunque hay guardia mínima para casos de extrema urgencia.

“Este contexto excepcional nos está llevando a evaluar día a día las respuestas de nuestros servicios para que sean ejecutivas, contundentes y articuladas con los organismos que funcionan desde la emergencia”, comunicaron y agregaron que están trabajando en la elaboración de materiales y campañas de concientización e información para difundir en redes sociales y otros circuitos. Y pidieron a la comunidad que denuncie hechos de violencia intrafamiliar de los que puedan ser testigos.

Refuerzo a nivel nacional

La Línea 144 es un dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante situaciones de violencia por motivos de género en todo el país. Es gratuita y funciona los 365 días del año, durante las 24 horas. Desde la 144 se abordan todos los tipos y modalidades de violencias tal como lo establece la Ley 26.485: violencia física, psicológica, obstétrica, económica, laboral, institucional, mediática, política, entre otras. El equipo de atención es interdisciplinario y trabaja en articulación con los tres niveles del Estado, municipios, provincias y organizaciones de la sociedad civil.

Ante la posibilidad de un incremento de casos de violencia por motivos de género que las situaciones de aislamiento forzoso pudieran traer aparejadas, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad nacional tomó una serie de medidas para garantizar una respuesta eficiente a la demanda.

En primer lugar, se reforzó el equipo de atención y se crearon nuevos canales de comunicación con la Línea 144, porque en aislamiento puede dificultarse la realización de un llamado telefónico. A partir de ahora, las personas en situación de violencia también pueden comunicarse vía WhatsApp y correo electrónico. En el primero de los casos, a través de los números 11-2771-6463, 11-2775-9047 y 11-2775-9048 y por mail, escribiendo a [email protected]

Además de estas vías de contacto, se encuentra disponible para descargar la aplicación gratuita para celulares, tanto para dispositivos android como iphone a través de la página web del ministerio: https://www.argentina.gob.ar/aplicaciones/linea-144-atencion-mujeres.

Por otra parte, y con la misma finalidad de expandir los canales de información, se puso a disposición en la página web del Ministerio la guía de los recursos geolocalizados y herramientas locales de asistencia integral con los que trabaja la Línea 144, que puede consultarse en: https://www.argentina.gob.ar/generos/mapamujeres.

Inclusión y ayuda en casos de violencia

Una de las políticas a nivel nacional fue la incorporación de 270 mujeres en situación de violencia al programa Hacemos Futuro del Ministerio de Desarrollo Social, que da ayuda económica mensual. Esta misma política se llevó adelante con 2.000 personas travestis y trans de todo el país, que accedieron al programa en una situación crítica para el colectivo.

Otra de las líneas de acción es con sindicatos que pusieron hoteles a disposición para casos extremos de violencia que se den en este contexto de emergencia sanitaria.

Comentarios