Edición Impresa, Policiales

Femicidio

Violada y asesinada al salir de bailar

Tenía 21 años, era de Oliveros y había ido a un boliche en Maciel. Arrestaron a un joven que admitió la autoría en sede policial.


El cuerpo de una joven de 21 años fue hallado ayer por la mañana en el patio de una casa de fin de semana ubicada en Mitre al 500 de la localidad de Oliveros, distante 55 kilómetros al norte del Rosario. La pesquisa arrojó que el atacante, de 20 años y detenido ayer por la tarde, abusó de la víctima y luego le provocó la muerte por ahorcamiento.

Mañana se realizará la audiencia imputativa al apresado en los Tribunales provinciales de San Lorenzo. En tanto, los habitantes de la ciudad realizaron una marcha, la cual contó con gran cantidad de manifestantes que reclamaron delante de la dependencia policial y terminaron con un corte parcial y quema de cubiertas sobre la ruta nacional 11.

Según fuentes judiciales, el caso se conoció a las 6.30 de ayer cuando un habitante de la cuadra de Mitre al 500 estaba por guardar el auto en el garaje de la casa de fin de semana de su vecino, quien le había dado permiso. El hombre entró unos metros y por los vidrios de la galería advirtió que en el patio trasero había una joven tirada boca abajo. Cuando se acercó, se dio cuenta de que la muchacha estaba sin vida y que no tenía ropa de la cintura para abajo. El hombre se subió a su auto y llamó a la Policía de la Unidad Regional X, correspondiente al departamento Iriondo.

Al lugar arribó personal de la Policía de Investigaciones (PDI), criminalística y bajo la supervisión del fiscal de San Lorenzo Leandro Lucente se dispusieron a recabar todas las pruebas que había en el lugar. Los investigadores recuperaron una calza y ropa interior que había sido arrojada a la pileta de la vivienda. En tanto, el médico legista, en un examen preliminar, constató que la víctima fatal había sido sometida sexualmente y también que la causa de muerte había sido ahorcamiento, lo que iba a ser corroborado por la autopsia.

De acuerdo con la investigación, la víctima, identificada como Marlene María del Rosario Franco, de 21 años, era oriunda de la ciudad entrerriana de Hasenkamp y hacía al menos tres años que vivía en Oliveros con su madre. Al hacer poco tiempo que estaban viviendo en el lugar, los vecinos no la reconocieron como tampoco la Policía, describió el fiscal para agregar que a media mañana la mamá de Marlene se acercó a la comisaría 12ª para denunciar que su hija había ido a bailar a Maciel, a 14 kilómetros de esa localidad, y no había regresado.

Esta versión coincide con los tickets que le encontraron a la joven entre su ropa.

Con el correr de las horas y al tomar las declaraciones de algunos habitantes de la zona, el hermano de la víctima contó que vio salir a un joven de la casa donde luego se encontraría el cuerpo.

El muchacho dio la descripción física y los investigadores detuvieron a José Enrique O., de 20 años. Ya en sede policial, el sospechoso brindó su testimonio y dijo, en un principio, que estaba alcoholizado y no recordaba qué había hecho esa noche. Sin embargo, tras unos minutos reconoció la autoría del hecho frente a testigos, según fuentes del caso.

Además, los investigadores aclararon que en base a las pruebas que surgieron hasta el momento el atacante no tenía relación con la víctima y que tampoco la conocía de antes.

Luego del arresto, el fiscal pidió autorización al juez y encabezó un allanamiento en el domicilio del acusado, ubicado en Salta al 100. En esa casa, incautaron el celular y las ropas que tenía al momento de ser visto cerca del lugar del hecho, las cuales fueron remitidas a laboratorio para el peritaje. Fuentes judiciales agregaron que la audiencia imputativa será mañana en los Tribunales de la ciudad de San Lorenzo. El caso quedó a cargo del fiscal Leandro Lucente, de la Fiscalía de San Lorenzo, con quien colabora el personal de la comisaría 12ª de Oliveros.

Horror en el pueblo

Los habitantes de la tranquila localidad de Oliveros se mostraron consternados por la cruenta muerte a la que fue sometida la joven y realizaron una marcha denominada Ni una Menos. Los manifestantes se juntaron a las 17, pasaron por la comisaría, donde reclamaron justicia, y luego se ubicaron en Mitre y ruta 11. Cerca de las 19, un grupo de amigos y allegados a la víctima fatal prendieron fuego algunas cubiertas y cortaron en forma parcial la ruta. Al cierre de esta edición, el corte continuaba.

Comentarios