Conciertos, Espectáculos

El sábado en La Cúpula de Lavardén

Villamil se reconoce en sus canciones

Soledad Villamil llega para adelantar algunos de los temas de su próximo disco, un material que a diferencia de los anteriores estará compuesto por canciones propias en donde se expresa sin el velo de la ficción


“En Rosario nos presentamos en distintos lugares, incluso en la Plataforma Lavardén pero esta va a ser la primera vez que vamos a estar en ese espacio tan lindo, en esa terraza con la cúpula de fondo”, comenzó Soledad Villamil. “Me voy a sacar las ganas de hacer un show ahí”. Así, íntima, la actriz y cantante llegará a Rosario para darse el gusto de tocar en La Terraza de la Cúpula junto a los músicos Daniel Maza en bajo, Alan Platcha en guitarra y Cristhian Faiad en batería. La velada tendrá lugar este sábado, a las 21.30, en el espacio ubicado Sarmiento y Mendoza.

La luz de la luna, la cúpula, la cercanía; es el paisaje elegido por Villamil para, además de repasar sus discos anteriores, adelantar algunas de las composiciones del que se vendrá. El material está bastante avanzado, según confesó, el plan es grabarlo en el verano y que vea la luz el año que viene. “La posibilidad de ir adelantando canciones e ir teniendo el ida y vuelta que significa hacer las canciones en vivo es una buena oportunidad antes de grabar”, se confesó, al tiempo que adelantó la principal particularidad del disco que aún no tiene nombre: “Va a ser casi completamente de composiciones propias”.

Si bien en sus primeros años Villamil editó parte de las canciones que formaban sus espectáculos musicales (Recuerdos son recuerdos, Glorias porteñas) su debut discográfico como solista fue en 2007 de la mano de Canta y continuó con Morir de amor en 2009 y Canción de viaje, que salió en 2012. Esos discos contienen personales versiones de otros autores como Luis César Amadori, Alfredo Zitarrosa, Azucena Maizani, Homero Manzi, Francisco Canaro y Miguel Caló, entre otros. Disco a disco Villamil fue empezando a escribir. “Fue el resultado natural de haberme metido todos estos años con la canción, con este objeto que tiene música, letra, imágenes poéticas, melodías y esa posibilidad de transportarte a un tiempo, a un lugar o a un recuerdo. En este último tiempo fue muy intensa mi relación con ese objeto canción y casi naturalmente derivó en pensar cómo sería tomar ese objeto y tratar de apropiármelo. Una experiencia en la que no sólo pusiera la interpretación, sino además lo pudiera realizar desde cero. Me encontré con un trabajo súper apasionante, muy artesanal y muy difícil. Fue un desafío muy grande”.

En primera persona

“En las canciones estoy yo”, lanzó. Es que cuando comenzó a cantar Villamil ya era actriz, subía a los escenarios personificando a otro, diciendo cosas que pensó alguien más. “Subirme a un escenario a cantar fue para mí una exposición muy grande; no contar con el amparo de la ficción, del personaje, la escenografía, otros actores. Sentí un vértigo muy grande. Ahora se vuelve a repetir ese proceso en relación a cantar canciones propias. Es desnudarme un poco más”, confesó quien describió el nuevo disco como un material que no es ni de boleros, ni de tangos ni de folclore. “Es un disco mío”, simplificó. “Son canciones, es una música mucho más urbana, es la canción más contemporánea”, agregó.

Villamil es actriz y cantante, con larga trayectoria en ambas ramas del arte. Películas, series, discos, teatro. Ella se identifica con ambas facetas aunque aclara: “Cuando me tengo que anotar en un hotel pongo: actriz”.

Proyectos y desafíos

La protagonista de El Secreto de sus ojos está, además de abocada a la grabación de su próximo disco, a la realización de una nueva serie de televisión y a la espera del estreno de una película brasileña en cuyo rodaje participó. “Me fui a filmar a Brasil y estoy en el proyecto de una serie en la que no sólo participo como actriz sino que formo parte de la producción”, adelantó la actriz.

Comentarios