Política, Sociedad

Reclamo vigente

Cuestión Malvinas: firme como hace 185 años

A través de esta instancia académica la Universidad Nacional de Rosario (UNR) propone contribuir con el debate crítico y reflexivo sobre la Cuestión Malvinas a fin de lograr una interpretación abarcativa y comprensible de la realidad histórica y geopolítica.


Por C. da Silva / E. Covelli / M. Barreto / C. Morasso

Tras un manto de neblinas están, ¿y cómo las hemos de olvidar? Las Malvinas son argentinas y eso ya no solo lo clama el viento, sino que el mundo entero observa con atención lo que ocurre en aquellas latitudes.

Y de aquellos horizontes nuestra enseña es imposible de arrancar, pues su tierra está bañada con la sangre de nuestros héroes, hermanos e hijos, compatriotas.

La vigencia de la causa Malvinas está firme hoy en día como hace ciento ochenta y cinco años. Con tan sólo ojear algunas noticias de los últimos tres meses, podemos darnos cuenta perfectamente que es un tema que impacta en la vida de los argentinos y que, de hecho, impactará en un futuro no tan distante.

Pensemos, por ejemplo, en las familias de los 90 caídos en la guerra de 1982 identificados el año pasado por el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Pensemos en las noticias sobre actividades de descubrimiento y exploración petrolera que leemos a diario.

Recientemente, la Rockhopper Exploration, que opera en la Cuenca Norte de las islas, firmó una “carta de intención” con la empresa de perforación Diamond Offshore, para avanzar en la extracción de petróleo de nuestro mar. Lo cual es una situación compleja en términos geopolíticos y delicada diplomáticamente: estas acciones se están produciendo en lo que la Argentina reclama como Plataforma Continental propia e infringen los convenios binacionales donde, tanto la Argentina como el Reino Unido se comprometieron a no llevar a cabo acciones de manera unilateral.

Pero, el interés no es sólo petrolero, también está la cuestión de la riqueza ictícola.

Los rumores de un posible acuerdo de colaboración en materia pesquera con las Islas a celebrarse entre nuestro país y el Reino Unido, adquieren una realidad cada vez mayor.

La estrategia es reflotar el acuerdo de cooperación científica que estuvo vigente durante el gobierno de Carlos Menem y avanzar en un proyecto conjunto para combatir la denominada “Pesca Ilegal No Declara y No Reglamentada”.

También pensemos en el comunicado de la Cancillería argentina emitido en conmemoración del aniversario del arrebato británico de las islas, donde se reafirma el soberano reclamo inscripto en la Cláusula Transitoria Primera de nuestra Constitución Nacional.

Este reclamo está, además, apoyado por numerosas resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas –como es la famosa Res. 2065¬– y numerosas declaraciones de otros organismos internacionales, como el Mercosur, Unasur, Celac, OEA, G-77, Aspa y ASA.

Pero no sólo organismos y foros gubernamentales han reconocido la disputa sobre la pertenencia de las islas del Atlántico Sur, sino que otros actores privados lo han hecho.

Ese es el caso, por ejemplo, de National Geographic  y Google Inc., que han corregido la rotulación de las islas en sus publicaciones.

Por añadidura, la situación tampoco se limita a una disputa por la mera titularidad sobre un territorio.

El ejercicio efectivo de la soberanía se evidencia en las acciones que se lleven a cabo en el terreno.

El hecho de que el Reino Unido –de facto– mantenga una intransigente militarización de la región es otra demostración de la vigencia de la circunstancia conflictiva.

Más aún, en un contexto de ajuste presupuestario en las fuerzas armadas británicas, que mantengan y acrecienten su presencia en el Atlántico Sur llama la atención.

Sin embargo, estas acciones logran ser entendidas si pensamos en diversos factores geopolíticos: el control de paso bioceánico, la observancia de recursos naturales y la proyección hacia el continente antártico. Estos no son temas nuevos, pero se actualizan día a día y se proyectan fuertemente en el siglo XXI.

La Cuestión Malvinas mantiene plena vigencia y es central para nuestro futuro como país.

Por ello desde la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales convocamos a la comunidad académica a participar del Seminario “Malvinas: Historia y Geopolítica” que comienza el próximo 9 de abril.

A través de esta instancia académica nos proponemos contribuir con el debate crítico y reflexivo sobre la Cuestión Malvinas a fin de lograr una interpretación abarcativa y comprensible de nuestra realidad histórica y geopolítica.

Cuerpo Docente del Seminario “Malvinas: Historia y Geopolítica”. Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, UNR. Contacto: [email protected]

Si te gustó esta nota, compartila