Edición Impresa, Policiales

un muerto y tres heridos

Viejas disputas desataron lluvia de balas en Empalme Graneros

Un hombre de 49 años fue asesinado de dos disparos y dos hermanos de la víctima y un adolescente de 16 años fueron heridos. Los atacantes eran cuatro, se bajaron de un auto y abrieron fuego para luego huir en el vehículo.


Santos Martín Díaz tenía 49 años. Ayer a la madrugada se encontraba con sus hermanos de 28 y 29 años y un adolescente de 16 en la calle Campbell al 1173 de Empalme Graneros. Los cuatro se encontraban en la puerta de la casa que habitaba junto a su familia el mayor del cuarteto cuando desde un auto Chevrolet Corsa rojo bajaron cuatro personas, que abrieron fuego. Díaz recibió un disparo en el abdomen y otro en el tórax, y murió mientras era trasladado en una ambulancia. Los otros heridos, Ricardo L. y Edgardo D. terminaron en el Hospital Alberdi con heridas de consideración, al igual que el adolescente. Los investigadores señalan a un primo de la víctima, Omar apodado Birri, como una de las personas que participó en la balacera, con quien mantendrían una vieja disputa.

Díaz fue noticia en las crónicas policiales hace 15 años, también como víctima. En esa época vivía en un vagón de la estación Rosario Norte, donde estaba ubicado el crotario del padre Tomás Santidrían. En setiembre de 2002, algunos de los vecinos del crotario vieron subir a Ayelén, hija de Díaz y de tan sólo 3 años, a un taxi de la mano de un tal Chaqueño, un hombre de más de treinta años que desde hacía dos semanas pernoctaba en uno de los vagones. La noticia corrió con rapidez sobre los dormidos andenes. En medio de la más absoluta pobreza, padres y chicos esperaban que alguien volviera con Ayelén de la mano y apresara al Chaqueño, al que siempre le habían tenido desconfianza.

“El Birri, al que llaman también el Chaqueño tenía un problema de vieja data con Díaz”, detalló un investigador, aunque no tenía claro si ese viejo episodio con la pequeña fue lo que desencadenó el ataque a balazos. Y si se trata del mismo Chaqueño a quienes los habitantes del crotario miraban con suma desconfianza.

Lo cierto es que, ayer a la madrugada, una lluvia de balas fue disparada contra los cuatro hombres en la puerta de la casa de Díaz. Los investigadores encontraron 9 ojivas en la escena del crimen y el testimonio de los testigos que vieron bajar a los cuatro hombres del auto y abrir fuego. También los vieron huir a toda carrera a bordo del mismo auto en el que llegaron.

Díaz no logró llegar con vida al hospital. Murió en la ambulancia mientras era trasladado al hospital Alberdi. Los otros tres heridos se encuentran internados y ayer a la Policía esperaba que mejoraran para poder tomarles declaración.

El apodo de Birri y una vieja disputa entre los hombres también recorrió las calles de Empalme y es por eso que la Policía buscaba al sospechoso.

El caso es investigado por la Fiscalía de Homicidios y por la Policía de Investigaciones.

Comentarios