Edición Impresa, Policiales

Audiencia por prisión preventiva

Videoconferencia desde Rawson sin Guille Cantero

La defensa de Ariel Máximo Cantero, alias Guille, apeló una resolución que extendió por un año más la prisión preventiva de su cliente y solicitó la libertad.


La defensa de Ariel Máximo Cantero, alias Guille, apeló una resolución que extendió por un año más la prisión preventiva de su cliente y solicitó la libertad. La audiencia oral se realizó mediante una videoconferencia, aunque Cantero se negó a participar de la misma. Del otro lado de la pantalla, se vio a personal del Servicio Penitenciario de la cárcel de Rawson sostener que el interno se negó a presenciar el trámite. A pesar de ello, su defensa decidió continuar con el planteo al entender que era una cuestión netamente técnica donde su cliente sólo iba a escuchar lo que no tuvo oposición de la Fiscalía de Cámara y la audiencia siguió adelante. El cuestionamiento quedó en manos del vocal de Cámara Daniel Acosta que dispuso un cuarto intermedio para resolver.

Durante una audiencia oral, los defensores Fausto Yrure y Adrián Martínez plantearon el rechazo a la resolución que extiende la prórroga de prisión preventiva de Cantero hasta junio de 2017. El hombre se encuentra detenido desde el 19 de junio de 2013, cuando se presentó espontáneamente, por lo que lleva 3 años y 5 meses de preventiva. Los letrados afirmaron que la norma establece un plazo máximo de 2 años y en caso de que exista complejidad en la causa puede extenderse por un año más, lo que a su entender no se está respetando, ya que hace 5 meses que su cliente está detenido ilegítimamente, refirieron.

Hicieron referencia a normativa internacional y jurisprudencia, donde se habla de un plazo razonable. Citaron un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que habla de dos formas de fijar un plazo legal: la legislativa, que es la que adopta el país, y la judicial que se produce cuando la norma no lo especifica y éste no es el caso. Agregaron que la ley ya contempla la complejidad de la causa y establece un plazo extra de un año pero en este caso ya fue excedido y solicitaron que se ponga fin a la medida.

Por su parte, la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren rechazó el planteo y sostuvo que no es una causa promedio. Refirió que la ley no establece una libertad automática y que en la Justicia provincial Cantero tiene dos causas en trámite. La investigación por asociación ilícita tiene 93 cuerpos de expediente, y el crimen de Diego Demarre cuenta con 12 cuerpos. A ello sumó el contexto del caso donde refirió que en la primera causa hay más de 30 imputados, muchos de los cuales son policías, lo que indica el grado de corrupción estatal y la protección que tuvo el grupo, circunstancias que han perjudicado la investigación. Además tuvo en cuenta el cambio de trámite de escrito a oral a pedido de los defensores y sumó que el hombre cuenta con una condena condicional por tenencia de armas y una causa abierta en los tribunales provinciales por delitos cometidos a partir de junio de 2014 por lo que solicitó que continúe la medida, ya que en pocos meses la causa llegará a juicio. Por su parte Acosta dispuso un cuarto intermedio para resolver el planteo.

Comentarios