Región

Sangre derramada

Victoria: hubo 60 muertes desde la inauguración del puente

Desde las organizaciones para la concientización vial, advirtieron sobre las malas condiciones de la traza que unen las ciudades de Rosario y Victoria.


Foto: @Martín Leguizamon

Dos autos, uno proveniente de Rosario y el otro de la localidad entrerriana de Libertador San Martín, chocaron de frente en la mañana de este sábado sobre la ruta nacional 174, la del puente Rosario-Victoria, y como consecuencia del impacto fallecieron cuatro personas. El hecho volvió a poner en agenda las condiciones de seguridad de la arteria. Es que desde la inauguración de ese enlace vial (en el año 2003) ya fallecieron cerca de 60 personas en siniestros de tránsito.

El hecho de este sábado ocurrió a la altura del kilómetro 31 de la traza, en el cruce con el arroyo El Barrancoso, donde hay una de las bajadas del Puente Rosario-Victoria.

Uno de los vehículos involucrados es un Ford Focus gris en el que viajaban cuatro personas de Rosario. El otro fue una Honda Civic, en la que iban cinco vecinos de la localidad de Libertador San Martin, cuatro mujeres mayores y un menor.

Las víctimas

Mauro Agustín Ferreyra, de 21 años y domiciliado en Rosario, viajaba como acompañante del conductor del Ford Focus y falleció en el lugar del siniestro.

Las otras víctimas fatales iban en el Honda. Alcanzaron a ser trasladarlas al hospital Salaberry de Victoria, pero la gravedad de sus heridas impidió que los médicos pudieran salvarles la vida. Son Joselyn Astrid Bernhard, de 41 años, Glenda Karina Bernhardt, de 40, y Juan Sebastián Davila, de 13, todos oriundos de la localidad entrerriana de Villa Libertador San Martín.

Los otros ocupantes del Honda Civic quedaron internados en el hospital de Victoria con heridas graves: el conductor de 37 años, Roy Alfredo Bernhardt, y un chico de apenas 8 años: Ignacio Emanuel Heinze.

Varios automovilistas que circulaban por la ruta –más transitada en el inicio del feriado largo– fueron los que en un principio pararon para auxiliar a los atrapados entre las carrocerías abolladas de los autos. Tras ellos llegaron los efectivos de Gendarmería Nacional, los bomberos voluntarios de Victoria y la Policía de Entre Ríos.

En tanto, hasta ayer aún se investigaba la mecánica. Aunque testigos mencionaron que todo se precipitó cuando uno de los vehículos quiso sobrepasar a otro y así chocó de frente con el que venía en sentido contrario.

Más allá de cómo se dio el siniestro y las responsabilidades humanas (que se dan en el grueso de las colisiones), el hecho volvió a poner en agenda las condiciones de seguridad que brinda el puente a Victoria. Es que desde su inauguración, en el año 2003, ya fallecieron cerca de 60 personas en accidentes de tránsito.

La fundadora de la entidad Puente Estrella e integrante de la ONG Compromiso Vial, Mariana Sena, señaló que “el gran problema es que nunca se cumplió la promesa de la construcción de las dos trazas y el puente tiene muchas fallas en cuestión de seguridad. Son 60 kilómetros y una parte atraviesa el segundo río más caudaloso de Latinoamérica”.

“Son 12 puentes que no tienen banquinas que forman una ruta muy irregular con curvas y contra curvas, a lo que se suman cuestiones climáticas que lo hacen muy peligroso porque es una zona muy húmeda. Es muy riesgoso también porque conviven camiones de porte muy grande, que en muchas ocasiones transportan sustancias explosivas, ya que no pueden pasar por el túnel subfluvial, con autos comunes”, agregó la mujer.

Otra de las cuestiones que denuncian las ONG que trabajan en el tema es la ausencia de planificación de puestos sanitarios y hospitales de complejidad en las cabeceras de la conexión, carencia que se evidencia especialmente del lado entrerriano.

Aquel viejo pedido

El delicado escenario ya había puesto en alerta a autoridades políticas locales y entrerrianas. La intendenta Mónica Fein se reunió en octubre pasado con su par de Victoria, Domingo Maiocco, para pedir que Nación construya la doble traza en el puente.

Allí insistieron en que, de los 60 kilómetros que tiene la conexión, sólo el puente flotante sobre el brazo principal del Paraná tiene dos carriles por mano, mientras que el resto de la traza hasta Victoria es una ruta de mano y contramano.

“Desde Victoria se viene planteando hace mucho tiempo el tema y nosotros compartimos este desafío: por la conexión que hoy tienen Rosario y Victoria, y también desde el punto de vista económico”, dijo Fein. “Juntos vamos a peticionar a nuestras autoridades provinciales para que a nivel nacional se pueda incorporar la factibilidad de las tareas”, agregó.

Por su parte, el municipio de Victoria ya generó hace tiempo un número de expediente en el Área de Planificación del Ministerio de Transporte de la Nación. “Para nosotros es el puntapié inicial para seguir haciendo todo este tipo de gestiones”, afirmó Maiocco.

Según señalan distintas fuentes, en el momento que se inauguró el puente pasaban 1.700 vehículos de promedio diario. Actualmente están circulando unos 7.000. Si se proyecta a 2023, pasarán alrededor de 11 mil. “Por eso es que deberíamos ir pensando en que una doble conexión sería lo ideal”, había dicho Maiocco.

Si te gustó esta nota, compartila