Edición Impresa, El Hincha

La hora del bajón

Víctima de distintos males

Hasta la mitad del torneo, el Canalla fue líder. Pero después se pinchó, y ahora es uno de los que menos sumó.


Antes de visitar a Olimpo en Bahía Blanca, hace cuatro fechas atrás, Central disfrutaba desde la cima del grupo de un mini receso de 10 días del torneo de primera división. En principio, de cara a la segunda mitad del campeonato local, ese parate le iba a servir a los auriazules para recargar energías. Y también para recuperar jugadores que arrastraban problemas físicos.

Sin embargo, esto no sucedió. Es más, el Canalla fue uno de los equipos de su zona que menos puntos sumó en estos últimos 4 juegos. Así, de ser candidato a pelear por el primer lugar del grupo, Central quedó a 5 puntos de distancia de los actuales líderes, Godoy Cruz y San Lorenzo, cuando sólo restan disputarse 12 unidades.

¿Qué pasó? ¿Dónde quedó el Central de las primeras 8 fechas del torneo? Ese que había sumado 17 puntos sobre 24 posibles y asomaba como el gran candidato a quedarse con el boleto para jugar la final del campeonato. ¿No soportó el desgaste de la doble competencia? ¿Sufrió el mal de las ausencias de algunos lesionados? ¿No funcionó el recambio?

Da la sensación de que, entre otros que se puedan citar, se combinaron buena parte de estos factores. Y eso atentó contra el rendimiento de un equipo que hoy, al menos en el torneo de cabotaje, tiene sus acciones en baja.

Es verdad que, en la pelea por alcanzar el objetivo, las matemáticas todavía le otorgan le derecha a los auriazules. Esto es tan cierto como que, actualmente, no hay sustento futbolístico de peso que permita respaldar esa posibilidad numérica.

Las razones del bajón

Hace cuatro fechas Central lideraba la zona junto a Godoy Cruz de Mendoza con 17 puntos cada uno. Pero en los cuatro encuentros siguientes, de los que disputó tres en condición de visitante, el Canalla apenas rescató dos empates y sufrió dos derrotas.

Mientras que el Tomba, que tuvo tres partidos en Mendoza, sumó 7 unidades. Ni hablar de San Lorenzo, que venía rezagado, y se quedó con los 12 en juego.

Tanto Central como San Lorenzo afrontaron 5 encuentros en 16 días, 3 por el torneo y 2 por la Copa. Con un plantel más largo que el Auriazul, y con menos bajas por lesión, el Ciclón se metió en la pelea en el torneo local, pero resbaló en la Copa y no avanzó a los octavos de final.

Los de Coudet cumplieron la primera meta en la Libertadores. Pero en el campeonato de cabotaje no. Sin lograr recuperar desde lo físico a jugadores titulares como Cristian Villagra, José Fernández y Marcelo Larrondo, todos lesionados, el Canalla empató ante Olimpo.

Luego, con el regreso de Fernández, cayó en Arroyito ante Vélez (2-3). Allí, cuando ganaba 1 a 0, Javier Pinola se fue expulsado, en una acción bisagra tanto para el trámite de ese encuentro como para los partidos siguientes.

Por lesiones o suspensiones, de ahí en adelante, Coudet tampoco pudo armar el once ideal. Es más, siempre le faltaron no menos de tres piezas relevantes. Hasta se notó que los retornos de Fernández y Villagra fueron apresurados por las circunstancias. Ninguno de los dos se mostró en cancha, en estos últimos partidos, al ciento por ciento de sus posibilidades físicas.

¿Y el recambio? No funcionó. Los futbolistas que se sumaron como refuerzos en la pretemporada tampoco aportaron demasiado. Gastón Gil Romero y Rodrigo Battaglia, que padecieron lesiones de cierta relevancia en tobillo, jugaron poco y nada. Ni hablar de Esteban Burgos, quien estuvo en cancha sólo un tiempo ante Palmeiras en Brasil. O Mauro Cetto, que este domingo jugó su primer partido del torneo ante Newell’s. El arquero Sebastián Sosa, de rendimiento irregular, y Germán Herrera, de flojas producciones en los últimos encuentros, fueron los únicos considerados por Coudet como opciones de recambio.

Para colmo, al mal de las ausencias debe sumarse otro factor que a esta altura ya no pasa desapercibido: la merma de la condición física. Con la intensidad como bandera en el primer tramo del torneo, el Central del Chacho terminó demoliendo a varios rivales en los segundos tiempos. Esa presencia física, que en su momento fuera destacada como virtud, ya no se nota, no pesa. Y en los últimos dos partidos se vio inclusive una disminución de esa capacidad. Es más, el equipo terminó mostrando una condición física por debajo a la de su rival de turno.

¿Tiene que ir por la Copa?

A cuatro fechas del final del campeonato local, aquel favoritismo que se había ganado Central por todo lo hecho en la primera mitad, se diluyó. Y aunque nadie niega la complejidad que supone la competencia, en particular en instancias de eliminación directa, seguir avanzando la Copa Libertadores aparece como una meta más cercana. Al menos, se trata de un objetivo en el que Central depende de sí mismo, algo que, por incapacidad propia antes que por mérito ajeno, ya dejó de estar en sus manos en el torneo de AFA.

Venta de entradas

Continúa el expendio de entradas para el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Libertadores, a disputarse frente a Gremio, el 5 de mayo en Arroyito.

La venta, que inicialmente es solo para socios, tiene dos opciones: de manera online ingresando a entradas.rosariocentral.com (todos los días, inclusive fines de semana); o bien acercándose a la Sede Social, a la Tienda de zona sur (lunes a viernes, de 10 a 18), o al Cruce Alberdi (martes a viernes, de 10 a 18).

En esta primera semana habrá prioridad para quienes hayan adquirido el abono de la primera fase. Por lo cual las fechas de venta serán las siguientes: hasta el jueves 28 sólo podrán adquirir su entrada quienes compraron el abono de la fase de grupos; mientras que desde el viernes 29 al lunes 2 de mayo se habilitará la venta al resto de los asociados. Los valores de las localidades son los siguientes: Río baja, 280; Río alta, 320; Cordiviola, 400; Preferencial, 500; Populares, 160. En caso de haber remanente, se expenderán entradas para no socios, en días y horarios a comunicar.

Entrenan y vuelan rumbo a Porto Alegre

Tras el empate ante Newell’s, los auriazules entrenaron ayer por la mañana en Arroyo Seco. Así, el Canalla inició la preparación de cara al juego de ida por los octavos de Copa Libertadores, que se disputará mañana en Porto Alegre ante Gremio. Para ese encuentro, Coudet contará con la vuelta de Javier Pinola, quien no jugó el Clásico porque debía una fecha de suspensión. Además, el Chacho evaluará la recuperación de José Luis Fernández. El volante tampoco estuvo ante los rojinegros debido a una molestia muscular. Central practica en la mañana de hoy. Luego, se conocerá la nómina de concentrados para viajar a Porto Alegre. Eso será a la 19, en un vuelo chárter que partirá desde Fisherton.

Día y horario ante el Lobo

Desde AFA, se supo ayer el día y horario en que los auriazules diputarán el partido de la fecha 13 del torneo de primera división. Ese compromiso, que será ante Gimnasia y Esgrima de La Plata, se jugará el lunes 2 de mayo en el Gigante de Arroyito en el inusual horario de las 16.

Comentarios