Espectáculos

Viaje por el arte de enseñar

El jueves a las 21, desembarcará en Canal Encuentro la coproducción Rosarino-porteña "Apuntes de jardín", que indaga en la primera educación a través de un vasto periplo por distintos rincones del país.

Por Miguel Passarini

Si algo ha caracterizado a la programación de Canal Encuentro desde su irrupción en el medio es, entre otras variantes, una incuestionable preocupación por valores vinculados con la educación en un sentido amplio y plural.

En ese recorrido, y en medio de una serie de anuncios de nuevos programas y reposiciones, esta noche a las 21 desembarcará en esa señal perteneciente al Ministerio de Educación de la Nación la coproducción Apuntes de jardín, un proyecto que llevan adelante en forma conjunta las productoras Nocaut (Rosario) y Tocayo (Buenos Aires) que fue realizado para Pakapaka. Se trata de un envío que consta de 13 capítulos de 26 minutos cada uno, que se verán todos los jueves, con repeticiones los viernes a las 15 y los domingos a las 17.30.

“Es un proyecto que surge a partir de la idea de pensar y reflexionar acerca de la educación en la primera infancia. Sentimos que el hecho de mostrar cómo se enseña, cuáles son las herramientas en esos primeros años, era una materia pendiente dentro de los formatos televisivos”, relató el realizador rosarino Sebastián Carasay, quien trabajó en forma conjunta con Nicolás Tolcachier, a cargo de la dirección general, y junto a un gran equipo que suma, entre otros, a los actores Jessica Dinzelbacher y Leonardo Azamor en la conducción, con guión de Julián Troksberg, producción general de Hernán Fernández, edición de Diego Varela y coordinación de posproducción de Gastón Soso.

“Es una serie dirigida a las personas involucradas con la formación de la primera infancia, más allá de que la puede ver todo el mundo. Del mismo modo, se vinculan a la temática pediatras, psicopedagogos, personas ligadas al trabajo social y, obviamente, maestros de jardín de infantes y sobre todo a los padres, dado que se trata de cuestiones muy complejas de abordar, son temáticas difíciles de abrazar en su totalidad, porque es una tarea a través de la cual se aprende a medida que se enseña”, agregó Carasay respecto del envío que muestra el periplo que encaran Manuel y Elisa, dos estudiantes y aprendices de maestros, que  invitan a formar parte de su viaje por el país sumergiéndose en un itinerario rico en paisajes y palabras que profundizan el arte de enseñar.

Respecto de cómo se concretó esta coproducción con un equipo de profesionales integrado por hacedores rosarinos y porteños, Carasay apuntó: “Surge de asociarnos con Nocaut a la productora porteña Tocayo; juntos nos presentamos a una licitación pública que hizo Canal Encuentro a través de la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura), y la ganamos. Así empezamos a trabajar bajo la dirección y el asesoramiento de Patricia Redondo, que es una referente a nivel nacional en relación con la educación en el marco de la primera infancia”.

De este modo, con el asesoramiento de Redondo, educadora, investigadora, magíster en educación y especialista en temas de infancia, educación y pobreza, el programa, la primera experiencia en su tipo en Latinoamérica, muestra a los dos viajeros aprendices, tal como lo refleja el parte de prensa, en un largo itinerario que toca un tema y un lugar por programa: del mismo modo que en un jardín de El Bolsón, los viajeros aprenden a mirar las estrellas y a escuchar a los más pequeños filosofar, una lancha por el Delta los acerca a una vida cotidiana que hasta ese momento les era desconocida, la de las islas, en donde los jardines “navegan”, rodeados de agua, por saberes nuevos enriquecidos por los niños y niñas que llegan con un salvavidas cada día.

“El envío se enmarca dentro de lo que se llama docu-ficción, que llevan adelante dos actores a modo de conductores; es un guiño, un gancho para entrar en el mundo de la primera infancia y poder narrarlo”, expresó Carasay, quien completó: “En el capítulo que se verá esta noche se toca, de algún modo, la parte histórica ligada con el tema, partiendo desde Sarmiento hasta llegar a la actualidad, pasando, por ejemplo, por la última dictadura militar. Se muestra cómo se fue pergeñando una manera de enseñar particular, que en ese primer contacto de los niños con la educación está relacionada con enseñar y brindar cariño al mismo tiempo, que es algo que está un poco por fuera de lo académico o la escolaridad, y que tiene más que ver con la ternura y con el hecho de transmitir conocimiento que con la idea de intentar escolarizarlo”.

Comentarios