Ciudad

Que no se corte

Verano Joven, una iniciativa de inclusión para los jóvenes

El programa del gobierno provincial busca vincular a los chicos y chicas que están incluidos en la iniciativa Vuelvo a Estudiar con aquellos que están en una situación social vulnerable y tienen que terminar la secundaria. Participan de paseos por espacios recreativos y culturales de la ciudad.


Bajo la sombra de los árboles un grupo de jóvenes que retomó la escuela secundaria a través del Plan Vuelvo a Estudiar del gobierno de Santa Fe disfruta de unas merecidas vacaciones en el marco del programa provincial Verano Joven. Un grupo juega al truco, otros escuchan música, pero la mayoría se pliega a la propuesta del día: preparar ensalada de fruta, y refrescarse en la pileta, además de compartir la tarde entre amigos en el polideportivo municipal Deliot de Rosario. En este predio emplazado en bulevar Seguí al 5400, en el corazón del distrito oeste, concurren cerca de 30 chicos de los barrios Bella Vista, Triángulo, Villa Pororó, Lagunita, Toba, y Villa Banana. La mayoría viene de la mano de los consejeros del Vuelvo a Estudiar o participan de los talleres del Punto Digital Oeste. Dos veces por semana el grupo se reúne en el Centro Municipal Distrito Oeste Felipe Moré y después van al polideportivo Deliot. El resto de la semana participan de paseos por espacios recreativos y culturales de la ciudad. Lo anterior es sólo un ejemplo de las políticas sociales de la provincia. En Rosario, además de este predio, el Verano Joven se desarrolla en los polideportivos municipales de Parque del Mercado (Cepeda y avenida Gutiérrez), Deliot (Seguí 5400), barrio Cristalería (Alberini Coriolano 3200), Balneario Saladillo (Avenida del Rosario 400 bis), Parque Oeste.

Claudia Villalba, es alumna del Vuelvo a Estudiar Virtual, y aunque no terminó el primer año, promete hacerlo en el ciclo lectivo 2018. Como muchos jóvenes se sumó a la propuesta de Verano Joven desde el Punto Digital Oeste, un espacio de referencia desde hace algunos años para jóvenes y adolescentes en el distrito Oeste. “Las actividades son variadas: dibujo, ajedrez y natación. Hay muchas. Nos encontramos con gente de diferentes barrios. Es algo increíble lo que sucede en la pileta Deliot. Conocer gente nueva y que otros te conozcan es algo bueno y lindo a la vez”, expresa la joven de 26 años que abandonó sus estudios porque fue madre de chica.

Ezequiel Jara es integrante del grupo de rap La Voz de La Calle y alumno del Vuelvo a Estudiar Virtual. “Venimos a pasear, hicimos una bandera grande de Verano Joven con pintura, y preparamos ensalada de frutas para los pibes. Estamos tranquilos. Hace calor y hay que aprovechar la pileta”, asegura el joven del barrio Bella Vista que cursará el quinto año de la secundaria y tiene la expectativa de ser técnico electricista como su padre.

Víctor Balmaceda cerró una etapa importante en su vida. “Este año terminé la secundaria, me dieron una beca y estoy contento en el Verano Joven. Hago natación y los profesores son muy buenos. Hay mucho diálogo y buena convivencia con los chicos”, cuenta con mucha alegría.

El programa incluye actividades acuáticas, talleres y espacios lúdicos-recreativos a través de los cuales se establecen lazos y se generan vínculos de confianza. También se promueve la convivencia y la apropiación del espacio público a través de la identificación de una tarea común a realizar desde lenguajes artísticos y deportivos.

Para Valentina García, consejera del Vuelvo a Estudiar en zona oeste, el programa Verano Joven es una instancia insuperable para retrabajar lo grupal, ya que durante el ciclo lectivo su tarea está centralizada en la estrategia de seguimiento y contención de cada alumno. “Junto a los equipos de cultura y deporte generamos actividades cooperativas para fomentar la igualdad en el grupo. Si bien intervenimos o tomamos la iniciativa la idea es que ellos se integren y se relacionen sin problemas”, sostiene.

Isaías Quinteros explica la importancia que tiene el programa. “Brindan nuevas oportunidades a los jóvenes que menos tienen y te ayudan a salir de la calle. Los profesores son re copados porque se prenden en las cosas que proponemos y está muy bueno”, dice Isaías que este año cursa en la escuela Zapata de calle Godoy. “Los coordinadores son los mejores”, asegura sonriendo.

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, valoró el programa y las actividades del verano ya que permiten contener a los jóvenes cuando no hay clases. “Vuelvo a Estudiar tiene el objetivo de darle un empujón a los que por algún motivo han dejado el colegio secundario y tienen la esperanza de volver a la escuela y les falta esa mano que todos en algún momento de la vida necesitamos cuando tenemos un obstáculo adelante”, sostuvo el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

La titular de la cartera de Educación, Claudia Balagué explicó que nuestra provincia es reconocida por el desarrollo de políticas integrales. “El Verano Joven con el Vuelvo a Estudiar es un ejemplo claro. Por un lado, en las propuestas recreativas del receso escolar, continúa el vínculo de los jóvenes que volvieron a la escuela con sus consejeros, de manera que no hay cortes, distancias, ni lazos que recuperar, porque se siguió fortaleciendo el vínculo con la institución educativa en el marco de una propuesta diferente”, argumentó y completó: “Por otra parte, el Verano Joven es un espacio puente hacia la escuela, donde podemos encontrarnos con jóvenes que creen que no pueden volver a las aulas, pero que en estos encuentros se entusiasman y toman la decisión de retomar sus estudios”.

Más de 5 mil participantes

Verano Joven es una propuesta de articulación gubernamental, a cargo de los ministerios de Desarrollo Social, de Educación y de Innovación y Cultura. Está orientada a jóvenes de 13 a 25 años que participan en programas provinciales de las carteras que integran el Gabinete Social o en iniciativas municipales. De todos modos, la oferta está abierta a quienes se acercan a los predios por interés propio.

De esta edición, están participando más de 5 mil jóvenes de los barrios del Plan Abre de las ciudades de Rosario, Santa Fe, Villa Gobernador Gálvez, Pérez, Rincón y Santo Tomé durante los meses de enero y febrero en predios con pileta.

Si te gustó esta nota, compartila