Ciudad, Edición Impresa

Competencia

Ventas online preocupan a la cámara de los ferreteros

Sostienen que la procedencia de muchos productos es dudosa a jugar por los tentadores a los precios.


Los comerciantes agrupados en la Cámara de Ferreteros y Afines de Santa Fe manifestaron públicamente su preocupación por “la creciente competencia desleal y la procedencia dudosa” de los productos que se venden a través del sistema de comercio electrónico. “Con estos sitios, todo el control se pierde. Una moladora en una página online se publicita a 300 pesos pero ferretero la tiene que vender a 900. El cliente piensa que lo estamos estafando, cuando en realidad no sabe si lo que está comprando es robado o libre de impuestos”, explicó el presidente del sector que agrupa a estos comercios, Sergio Angiulli. En lo que refiere a lo tributario, el titular de la Secretaría de Ingresos Públicos de la provincia, Sergio Beccari, aclaró que desde 2014 la provincia cobra Ingresos Brutos a las ventas online, que pagan un 4,5 por ciento de sus ganancias.

Doble preocupación

“Estamos notando que hay productos que se ubican en portales a muy bajo costo y eso nos preocupa por dos cosas. Primero, porque hay una competencia desleal. Muchos de esos vendedores son de Buenos Aires y no pagan impuestos en la provincia, a lo que se suman los gastos que tiene cualquier comercio. Segundo, porque por lo general se obtienen los datos del vendedor una vez hecha la compra, lo que puede conducir a estafas o a comprar productos robados”, explicó Angiulli.

Según el titular de la cámara que nuclea a 300 ferreteros de  Santa Fe, una solución sería que los vendedores online estén identificados y tengan su número de cuit disponible. “No estamos en contra del comercio electrónico, es una herramienta más de venta. Pero lo que queremos es que se regularice, para que la persona que ofrece un producto en un lugar sea una persona jurídica comercial. Para que la competencia sea más pareja”, dijo y agregó: “El cliente que ve publicado un precio online, después va a la ferretería y cree que lo están estafando”.  Para Angiulli, la principal preocupación radica en la procedencia de los productos: “Al ser dos o tres veces más baratos, creemos que hay muchos productos que vienen de  la ilegalidad y que hasta están manchados con sangre”. Y expresó que es necesario que la Justicia ponga atención a estos hechos

Carga tributaria

Según el secretario de Ingresos Públicos, Sergio Beccari, el gobierno provincial trabaja desde 2014 en la regulación de la actividad del comercio electrónico y de la venta online de productos. “Santa Fe tiene contralado el sistema de cobro de ingresos brutos de los comercios electrónicos”, afirmó.

Las cargas tributarias corren por dos canales. Por un lado, están los sitios como Mercado Libre u OLX, que pagan la alícuota general del 4,5 por ciento de ganancia. Esta vía es conocida como de percepción: los sitios tienen un ingreso de dinero anual a nivel nacional basado en lo que le cobran a sus clientes por cada transacción –y que incluye los ingresos brutos- y determinan un coeficiente de ingreso por provincia. “Las empresas de ventas electrónicas suelen tener un domicilio fiscal, que por lo general está en Buenos Aires, Por eso, se hace el cálculo en base a las ventas por provincia y de ese monto se paga el 4,5 por ciento de ingresos brutos a Santa Fe”, explicó Beccari.

En otro canal están las vías de retención que operan directamente sobre vendedores y compradores y que en su mayoría funcionan a través de Mercado de Pago o las tarjetas de crédito. “Casi todas las cuentas de ventas electrónicas pasan por esas formas de pago. Desde 2014, también los tenemos como agente de retención de Ingresos Brutos, con el cobro del 3,6 por ciento”, analizó Beccari.

Comentarios