Ciudad, Edición Impresa

cumbre en rosario

Venezuela sacudió el gran foro por la paz

Pérez Esquivel defendió a Maduro y agitó encuentro de cinco Premios Nobel.


Hablando de paz, Venezuela metió la cola. Cuando este jueves Guillermo Whpei, presidente de la Fundación para la Democracia Internacional, que organiza el evento Voy por la Paz con la presencia de cinco Premios Nobel de la Paz, realizó las presentaciones de rigor de los disertantes, nada hacia suponer que una encendida defensa de Adolfo Pérez Esquivel sobre Venezuela produjera un debate tan profundo como áspero e irreconciliable.

En efecto, el argentino planteó sin vueltas que Venezuela es “víctima de la instrumentalización de un golpe blando” y puso como ejemplos a Honduras, Paraguay y Brasil.

En ese marco, la primera en responder fue la guatemalteca Rigoberta Menchú Tum, manifestó cierta equidistancia entre lo alcanzado por el chavismo en materia de distribución de la riqueza y una mirada crítica sobre las formas y los procederes. Y agregó un condimento por demás vapuleado: la corrupción.

El que tampoco anduvo sin vueltas fue el costarricense Oscar Arias Sánchez, quien disparó que Venezuela “dejó de ser una democracia” porque “las democracias no tienen presos políticos”.

Y por si fuera poco, la contundente afirmación fue sacudida por el grito de un periodista: “Entonces en Argentina tampoco hay democracia”.

La sorpresa, ahora, sacudió al disertante, que dijo no conocer la realidad argentina pero sí la venezolana, y redobló la apuesta: “En Venezuela hoy no hay elecciones porque el chavismo las perdería con facilidad”. Y agregó sin despeinarse: “Hoy es el país más corrupto, un verdadero Estado narco”.

En un clima tenso, donde los asistentes a la conferencia de prensa entrecruzaban miradas, Pérez Esquivel (era lógico) volvió a tomar la palabra.

“No comparto la opinión de mi amigo Arias. Venezuela, al igual que Cuba y Nicaragua, sufre la opresión de Estados Unidos. Todos los actos de violencia son operaciones militares encubiertas, la mayoría de paramilitares colombianos”, remarcó Pérez Esquivel y sacudió nuevamente la sala.

Además, denunció la instalación de una base militar inglesa en las Islas Malvinas y elogió el proceso democrático de Bolivia.

Como sea, así comenzó este jueves en Rosario el evento Voy por la Paz el cual, organizado por la Fundación para la Democracia Internacional, presenta a cinco Premios Nobel de la Paz en el marco de tres jornadas de debate sobre las distintas problemáticas que interfieren, como definen los organizadores, con “la construcción colectiva de la paz”.

En un Palacio Fuentes colmado por periodistas, los cinco Premios Nobel de la Paz, (Adolfo Pérez Ezquivel de Argentina, Lech Walesa de Polonia, Oscar Arias Sánchez de Costa Rica, Rigoberta Menchú Tum de Guatemala y Shirin Ebadi de Irán) respondieron en clima, hasta ese momento, por demás cordial a una veintena de preguntas.

Antes, Guillermo Whpei realizó una breve bienvenida como presidente de la Fundación para la Democracia Internacional y convocó a acompañar las tres jornadas del encuentro Voy por la Paz.

En tanto, la participación de Walesa, con reflexiones tan interesantes como polémicas, se vio disminuida por una traducción poco eficaz.

Por su parte, Ebadi planteó, al igual que Rigoberta, el rol de la mujer en la sociedad actual y la problemática de la violencia de género.

El capítulo uno de Voy por la Paz había finalizado. Este viernes será otra historia.

Los paneles para este viernes

9 hs. Panel: “Educación para la paz”. Rigoberta Menchú Tum, Ramsés Var-gas Lamadrid (Rector Universidad Autónoma del Caribe), Facundo Manes (neurólogo), y César Acuña.

11 hs. “Transparencia, democracia y paz”. Oscar Arias Sánchez, Marcelo Cavarozzi y Esteban Actis

14 hs. “Memoria, paz y perdón”. Adolfo Pérez Esquivel, Rafael Pérez Taylor, Rubén Chababo, Susana Trimarco y Carolina Píparo

16 hs. “El rol de la mujer en la construcción de paz”. Shirin Ebadi, Rigoberta Menchú Tum, Susana Trimarco, María Fernanda Rodríguez y Carolina Píparo

18 hs. “Trabajo, democracia y paz”. Lech Walesa, Oscar Arias Sánchez, Emilio Pérsico y Julio Bárbaro.

Comentarios