Mundo

Venezuela: elevan el salario mínimo un 5.900%

El presidente Maduro elevó la remuneración mínima a 180 millones de bolívares fuertes, que equivalen a 45 dólares. La moneda local, que pasará a llamarse “bolívar soberano” tendrá una quita de cinco ceros a partir de mañana. El país sufre una hiperinflación que podría alcanzar el millón por ciento


Foto: Agencia Reuters

El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció este viernes durante su reunión con el gabinete económico que el nuevo salario mínimo pasará de 3.000.000 de bolívares a 180.000.000 de bolívares, lo que significa un aumento de 5.900%.

Al mismo tiempo, el líder bolivariano decretó que a partir de mañana se quiten cinco ceros a la moneda y pase a denominarse “bolívares soberanos”. De esta manera, la remuneración mínima será de 1.800 bolívares soberanos.

El mandatario venezolano señaló que la nueva unidad contable, el petro (criptomoneda creada por el gobierno bolivariano), tendrá un valor de 3.600 bolívares soberanos, o 360.000.000 bolívares fuertes, lo que equivale a 89,7 dólares.

 

Petrolizar los salarios

“Ustedes dolarizan los precios, yo petrolizó los salarios. He decidido implementar un nuevo salario mínimo basado y anclado en el petro, por eso he fijado el salario mínimo para todas las tablas salariales en 1.800 bolívares soberanos, o sea 45 dólares o 0,50 petro, base para la actualización salarial, petrolizando el salario” indicó Maduro.

El jefe de Estado añadió que “las pensiones, que reciben las personas de tercera edad, también se ubicarán en esa cifra”.

Además, señaló que por mañana se depositará una bonificación de 600 bolívares soberanos (15 dólares) a 10 millones de inscriptos en el gubernamental “carné de la patria”, un censo en el que el gobierno asegura se registró a la mitad de la población y que la oposición cuestiona por ser un arma de “control social y político”.

Este bono, explicó Maduro, servirá para la “adaptación” a la reconversión, pero solo beneficiará a un tercio de la población.

El jefe de Estado informó de que el Ejecutivo venezolano asumirá “por los próximos 90 días el diferencial de la nómina salarial de toda la pequeña y mediana industria del país para que no haya impacto sobre la inflación”.

Maduro remarcó que esto abarcará a empresas públicas y privadas para que no tengan “excusas” de querer aumentar los precios.

“Tiene que haber gobierno, tenemos que retomar el papel del Estado como gran regulador, la autoridad del Estado y del gobierno para hacer valer las reglas económicas”, agregó.

Estas medidas se enmarcan en el programa de “recuperación y expansión económica” que impondrá el Ejecutivo desde mañana y con el que espera salir de la crisis económica que afecta al país.

 

Inflación descontrolada

Con estas nuevas medidas el gobierno venezolano intentará poner “paños fríos” a una inflación descontrolada, que según el FMI podría cerrar el año con una variación récord de un millón por ciento, una crisis similar a la que vivió Zimbabue en 2000.

El país petrolero, que vive por primera vez una hiperinflación, dejó de reportar cifras oficiales sobre la variación de precios desde hace tres años. Tampoco divulga los resultados sobre su desempeño económico

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios