Ciudad

Energías renovables

Vehículos alternativos: la revolución empieza por Santa Fe

La ley aprobada en la Legislatura plantea un Plan Provincial de Impulso a la Movilidad Eléctrica: promueve la industrialización de los vehículos eléctricos o alternativos y su uso. Da incentivos a las unidades productivas radicadas en la provincia y también a los usuarios de este tipo de automóviles


La Legislatura santafesina convirtió en ley por unanimidad en ambas cámaras el proyecto del diputado provincial Joaquín Blanco para fomentar la producción de vehículos propulsados por energías alternativas. “Con esta ley, Santa Fe se convierte en la primera provincia del país en promover políticas a largo plazo para el impulso de estas nuevas industrias”, remarcó.

La norma plantea la creación de un Plan Provincial de Impulso a la Movilidad Eléctrica, que promueva la industrialización de los vehículos eléctricos o alternativos y su utilización. Para eso, entre otras medidas, propone incentivos a las unidades productivas radicadas en la provincia y también a los usuarios de este tipo de automóviles.

“Los vehículos eléctricos y alternativos vienen imponiéndose en todo el mundo y de a poco van reemplazando a los autos a combustión. En ese marco, esta ley le permitirá al complejo autopartista de Santa Fe adaptar su tecnología para poder producir este tipo de automóviles con más contenido tecnológico y sustentable, lo que generará nuevos puestos de trabajo”, destacó Blanco.

La iniciativa también propone potenciar la creación de laboratorios de innovación tecnológicos e industriales que favorezcan la capacitación de recursos humanos, el fortalecimiento de centros de investigación especializados y la coordinación con las universidades para que haya carreras y cursos específicos.

Además de los vehículos eléctricos, el proyecto contempla los autos híbridos, que son aquellos alimentados tanto por combustibles fósiles como por energía eléctrica como asimismo los alternativos, aquellos que se alimentan de baterías que reconvierten energía, y utilizan como materia prima el bioetanol o el biogas. “Entendemos que el futuro de los vehículos está en la alimentación mediante energías sustentables, pero los cambios estructurales son paulatinos y la transición hacia un nuevo concepto de movilidad debe ponerse en marcha”, explicó Blanco.

“Sabemos que el Estado siempre tiene que dar el ejemplo y es por eso que uno de los primeros pasos será el incorporar progresivamente autos eléctricos y de energía alternativa a la flota de vehículos para uso oficial en reparticiones de la Provincia, y la inclusión de los mismos en el transporte público de pasajeros”, detalló el legislador.

Cabe destacar que la producción y uso de los vehículos eléctricos se viene impulsando y desarrollando en distintas partes del mundo. Actualmente, China es el principal productor mundial, seguido de Europa y los Estados Unidos. Canadá, España y Noruega, están entre los principales países que han propuesto el reemplazo progresivo del parque automotor a base de combustibles fósiles por el de vehículos impulsados por energías renovables. Según la Agencia Internacional de la Energía, para el 2050 el 60% de los vehículos producidos en el mundo serán eléctricos. En este marco según la organización alemana ZSW (Center for Solar Energy and Hydrogen Research Baden-Württemberg) ya circulan por todo el mundo más de tres millones de coches electrificados.

Industria local

La movilidad eléctrica permite con una muy baja inversión desarrollar productos propios. Este fenómeno no es ajeno a nuestra Provincia y en Rosario, por ejemplo, funciona Green Go, una PyME que desarrolló el primer triciclo eléctrico y se pondrá en las calles a mediados de octubre. El vehículo puede transportar hasta 350 kilos y ya fue vendido a importantes empresas de delivery a nivel nacional.

Asimismo Rosario es, como municipio, uno de los principales impulsores de los vehículos eléctricos y alternativos, a la tradicional línea K de Trolebuses, el año pasado sumó la línea Q que cuenta con una batería que le permite autonomía para desplazarse por lugares donde no hay tendido eléctrico. Y de a poco, comienzan a sumarse los colectivos que funcionan al 25 y 100 por ciento.

También, hace varios meses, importantes empresas del sector analizan la posibilidad de invertir en la provincia para desarrollar este tipo de vehículos.

Cuidando a los ciudadanos

La contaminación sonora y ambiental generada por la emisión de ruido y gases del tránsito de las ciudades es uno de los grandes problemas que se intenta solucionar (o disminuir) a partir de los vehículos alternativos.

En este sentido, en el año 2012 se publica el informe “Air Pollution and Cancer” de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde se concluye que las partículas que surgen de la combustión del diésel pueden producir cáncer de pulmón y tumores en la vejiga, especialmente en trabajadores muy expuestos a las partículas microscópicas y a los óxidos de nitrógeno que se producen en la combustión. El presidente del grupo de trabajo de la IARC, Christopher Portier, expone en el informe que la decisión de los expertos fue “unánime” y que “las emisiones de los tubos de escape de los diésel causan cáncer de pulmón en los humanos”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios