Política

Movimientos sociales en alerta

“Van a desmantelar las cooperativas de los barrios”

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, alertó por la modificación de los programas sociales. El gobierno nacional exige cursar estudios secundarios a beneficiarios del nuevo programa Haciendo Futuro


El gobierno “pone énfasis en la necesidad de terminar los estudios, pero en realidad está haciendo un ajuste”, dijo Menéndez.

El rediseño de los programas sociales realizado por el gobierno nacional alertó a los movimientos sociales. Los programas Ellas Hacen, Argentina Trabaja y Desde el Barrio se fusionaron en Haciendo Futuro, que obliga a los beneficiarios de la ayuda del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a terminar sus estudios secundarios. En diálogo con El Ciudadano, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, consideró que el gobierno “está haciendo un ajuste” para “desmantelar las cooperativas” que se conformaron en los barrios.

Menéndez explicó que “la gente que está en Argentina Trabaja cobraba 4.430 pesos por mes y lleva adelante contraprestaciones en unidades productivas”. Estas unidades prestan servicios –como la limpieza y el mantenimiento de los barrios– o producen alimentos y bienes en cooperativas.

Con el nuevo programa, deberán cursar sus estudios hasta terminar el secundario. Al presentar Haciendo Futuro, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, indicó que “más del 60%” de los beneficiarios de planes sociales no termina sus estudios secundarios.

El coordinador nacional de Barrios de Pie dijo que el gobierno “pone énfasis en la necesidad de terminar los estudios, pero en realidad está haciendo un ajuste”. Según el dirigente social, “el pasaje a lo educativo va a desmantelar las cooperativas, que son las unidades productivas de los barrios”.

“Es una falacia que un hombre de 45 años que está fuera del mercado laboral es porque no está capacitado. Hay gente muy capacitada en oficios, pero el gobierno tiene que echar a andar la rueda de la producción a través del mercado interno y las inversiones”, indicó Menéndez.

Además, el militante barrial consideró que el nivel de organización que vienen teniendo los movimientos sociales contra las políticas del gobierno nacional, incomodan a Cambiemos. A su entender, la modificación en los planes sociales también tiene como objetivo quitarle protagonismo a movimientos como Barrios de Pie. “Buscan bajar la capacidad de incidencia que tenemos. Por eso intentan desarticular la organización comunitaria que generan estas unidades productivas. Así establecen un esquema de confrontación permanente”, dijo Menéndez. Y agregó: “Vamos hacia una unificación en un mismo espacio y vinculándonos con el movimiento obrero. Ejecutamos una idea que tiene el papa Francisco, que insta a los pobres a organizarse”.

“Un discurso marketinero”

Pese a los datos difundidos la semana pasada por el Indec, que marcan una reducción del desempleo al 7,2% en el último trimestre de 2017, Menéndez consideró que “la realidad en los barrios no se ha modificado”.

Según analizó, “el ataque a la clase media genera reducción del empleo en barrios, porque quienes tienen un salario en blanco recortan gastos”.

“Este gobierno tiene un doble discurso desde una política muy marketinera, con eslóganes como el de Pobreza Cero. Si bien buscan representación en los sectores más humildes, donde mucha gente los votó, la política económica va a empeorando la situación y aumenta el grado de conflictividad”.

Aborto: “Un problema de salud pública”

Pese a su admiración por el papa Francisco y su catolicismo, Menéndez se mostró a favor de la despenalización del aborto por ser “un problema de salud pública”.

“En muchas mujeres de los barrios más humildes, el los abortos clandestinos tienen un peso distinto que en otras capas sociales. Es un problema cultural que en estos sectores está muy arraigado”, analizó.

El referente de Barrios de Pie señaló que el debate que comenzó la semana pasada en las comisiones de la Cámara de Diputados “tiene enormes dificultades para darse de manera franca”. Sin embargo, consideró que “la discusión de este proyecto pone a la Argentina en una plano de progreso en término de derechos”.

Si te gustó esta nota, compartila